¡Justicia popular contra los ladrones disfrazados de comerciantes!

A estas alturas millones de venezolanos ya han entrado en franca desesperación debido al altísimo costo de la vida y el consecuente aumento de la pobreza y de la miseria, y es que el sector empresarial-comercial en su mayor parte, prácticamente hace lo que le viene en gana respecto al establecimiento de los costos de diversos rubros y servicios. Es tal la impunidad reinante en Venezuela en lo relativo al castigo de los delitos económicos, que los desgraciados ladrones disfrazados de comerciantes tienen vía libre para desangrar día a día al pueblo hambriento e incapaz de satisfacer distintas necesidades básicas. Escorias que cuentan con el apoyo directo o solapado del Gobierno "revolucionario" y de la oposición derechista; lacras que aún sabiendo la difícil situación de Venezuela debido a las sanciones y bloqueos internacionales y a otros factores extremadamente negativos, no tienen la menor compasión para con los millones de pobres.

Es sumamente complicado el panorama socioeconómico en la Venezuela actual, y sus consecuencias para la mayoría son realmente nefastas. Y lo peor es que la Justicia no tiene la menor intención de castigar a los delincuentes que sin escrúpulos hunden a los venezolanos en una mayor pobreza. No queda de otra, entonces, que tomar justicia por manos propias ante la impunidad prevaleciente. ¡Justicia popular contra los ladrones disfrazados de comerciantes¡, como respuesta contundente a todos esos desgraciados hijos de p..a que se salen con las suyas día tras día. Podría ser necesario incluso que estalle una especie de movimiento violento parecido a El Caracazo, y es que en verdad el perjuicio ocasionado por el sector empresarial-comercial a la calidad de vida de los venezolanos ya no puede ni ser cuantificado. Saquear a esos delincuentes, por ejemplo, no podría considerarse un robo, sino un merecido castigo sin la intervención protectora-cómplice del sistema judicial parcializado y corrupto.

Mucho tiempo ha aguantado el pueblo venezolano, pero en algún momento tendrá que haber una respuesta masiva a tanto abuso empresarial-comercial e impunidad. En este contexto, ¿cómo es que los Gobiernos de cualquier tendencia político-ideológica a nivel nacional, estadal, municipal y parroquial, siguen pidiendo calma, cordura y paciencia a los hambrientos y necesitados? Evidentemente a las élites política, económica y militar de Venezuela y el exterior, importa un carajo el sufrimiento de millones de venezolanos que a duras penas subsisten en medio de una espantosa liberación legal e ilegal de precios y el estado de indefensión que ésta ha generado.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 516 veces.



Rubén Alexis Hernández


Visite el perfil de Rubén Alexis Hernández para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a280046.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO