En verdad: ¿la Argentina venció a Venezuela por ser el país más pobre del mundo?

¿Y a quién le ganó la Argentina? A nadie, pues: somos el país más pobre del mundo -según, el mismo canal de televisión argentino-, es decir, ellos no nos ven y, ¿para qué mirá a esos bichos que fueron a jugar la copa América 2019, porque Trump quiso, que lo más posible es que, en lo adelante: ni eso será posible y, para qué, si somos pobres, muy pobres, infelizmente pobres, estamos empeñados con el FMI y, ¿por cuántos años? De por vida. Entonces sí es verdad. Ellos inmensamente ricos y nosotros inmensamente pobres. Por lo que los venezolanos no debieran jugar al fútbol, porque siempre van a perder, y lo peor es que son unos pelotudos, que detrás de una pelota, la mayoría de los nuestros son millonarios a excepción de ellos como jugadores venezolanos que son pobres, una vergüenza para el mundo futbolístico. ¿Y a quién se le ocurre que siendo pobres como lo somos los venezolanos que, la mayoría no han robado, que los ladrones están en Miami, se les desprecie por pobres, verdad que es feo, muy feo, horriblemente feo? Nada triste que eso pase.

Bien, ¿y qué tené que ver una cosa con otra?, si el mundo está lleno de pobres, y no ven cómo se ahogan, por querer llegar a ser ricos al país más rico del mundo y, pobremente mueren ahogados, padres e hijos, ¿y? Se quedaron con las ganas de ser ricos en el país más desigual del mundo que le impone a otros países del mundo: cómo deben comportarse y, ¿qué hacer y, qué no hacer?, sin encaramarle un gol a nadie por ser el país más rico del mundo y, sería posible que ese mismo canal, digan algún día después que la Argentina le gane a los Estados Unidos, algo como: le hemos ganado al país más rico del mundo que no son nadie, si los centroamericanos se ahogan tratando de llegar a ese país y después que llegan a su territorio, los enjaulan o, los asfixian, o se los tiran a los perros como perros pobres que son queriendo llegar al país que se los tragará en vida como esclavos que van a ser en el país más rico del mundo que, actualmente tiene a Trump como presidente, a quien, según él le da vergüenza -no sé si rabia- que la gente se ahogue por tratar de llegar a su país, no a jugar fútbol ni a hacerse rico, sino a esclavizarse por un dólar con todo su dolor y su sudor del alma dejando atrás a los suyos, muertos en vida y, de hambre por pobreza por los mismos Estados Unidos. ¿No es verdad? Acaso, miento.

Los venezolanos no mueren así, aunque son inmensamente pobres se quedan y se van los ricos o, los que quieren ser ricos y, se van a vivir como reyes a los Estados Unidos que viven preocupados por la situación de los venezolanos y, sobre todo Trump que tiene a su Juan Guaidó que no juega fútbol, no sabe patear, pero peor, juega a la política yanqui de arrimar golpes de estados y de tener un banco en Cúcuta con dólares que los gringos le mandan, para que los venezolanos vivan bien en Colombia que también los colombianos juegan al fútbol y no con la Argentina pues, si perdieran con ellos, a lo mejor los locutores del canal Argentinos dirían y, a quién le ganamos, si ellos los colombianos: lo que saben es producir drogas y drogados de emoción quisieron vencer a una Argentina inmensamente rica, afiliada al FMI, por tener muchos dólares que los argentinos disfrutan a su gusto y cada día viven mejor que en Venezuela que, no tienen dólares, ni nada, para aparentar ser un país rico.

Ahora México es el guachimán de Trump, que los desplazados de países pobres, no ricos como los argentinos con un sistema de vida envidiado por el mundo con una inflación por el suelo con sus habitantes felices y contentos, nada parecido a Venezuela que hay mucha miseria y pobres por demás, que no saben jugar al fútbol, ni nunca le han ganado a los argentinos y ahora que son ricos menos, sueños, malditos sueños, que además viven de los dólares que se han ganado a través de sus interéses de los plazos fijos que poseen dentro del FMI, tienen todo el derecho de ser felices, llenos de vida y de riquezas, es decir, toda una vida para correr tras de un balón, para someter a los pobres, a los que no son nadie y, lo peor, querer ganarle a la Argentina, que pensá esos venezolanos, sino son nadie.

¿Y a quién le ganó la Argentina? A nadie. ¿Cómo se llama eso? Fobia. No. Eso se llama: patriotismo y, horror por los pobres y, más por los venezolanos, que están en todas partes, porqué, por pobres. Así que jódanse, para que sean ricos como los argentinos.

Y, entre pobres y ricos... ¿Usted con quién se queda? No me responda. Ya sé.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1805 veces.



Esteban Rojas


Visite el perfil de Esteban Rojas para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a280024.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO