Asteroide Midas y asteroide Sadim

¡El rey Midas, tiene orejas de burro! ¡Tiene orejas de burro!, cantaba el viento verde todas las tarde, cuando peinaba el pajonal, por culpa del barbero rapista rapero al derecho, que cortóle las orejas, que abultábanle el casco sorbete sombreado sombrero, y el fígaro rapista rapero al derecho, era el único que lo sabía, hasta que el cirujano barbero discreto derecho, cortólas y las envío al monte, bueno, helo ahí la musicalidad, clara de todas las tardes con viento verde fresco, el secreto fue de polichinela y a voces: ¡El rey Midas, tiene orejas de burro Alegre! ¡Tiene orejas de burro Alegre! En tanto que el rey Sadim, tenía orejas de burro, pero invertidas, tal el hombre de 66 años que acudió a un hospital en Estados Unidos debido a una tos y dolor en el pecho, pero luego de ser examinado se enteró que sus órganos internos estaban invertidos: su corazón estaba a la derecha, el hígado a la izquierda y así sucesivamente, hasta las orejas, https://www.laiguana.tv/articulos/506316-tos-organos-invertidos-sorpresa/.

Así era el rey Sadim, lo contrario del rey Midas, claro los dos eran reyes, pero uno, todo lo que tocaba lo convertía en oro, y el otro, en cambio, todo lo que tocaba, perdía brillo. El Sadim, sus orejas cortadas por un fígaro rapista rapero al revés, echólas al monte, y el monte secóse, y el canto de terrible tristeza helo ahí la musicalidad, clara de todas las tardes veraniegas con viento caluroso veraniego: ¡El rey Sadim, tiene orejas de burro Almagro! ¡Tiene orejas de burro Almagro! Estoile hablando de lo que escuchábale a Rosa María en aquellas conversas de las tardes sancarleñas, de invierno y de verano, década del cincuenta en la calle Alegría. En que la nueva orientación einsteiniana, ha de hablarse de calentamiento climático y no calentamiento climático, desarrollo sustentable y no desarrollo sustentable, Derecho Usual Ordinario y Derecho Inusual Extraordinario, asteroide Midas y asteroide Sadim.

El asteroide Midas y el asteroide Sadim, casos límite contradictorios, uno de los más de ocho millones de aspectos límbico antagónicos borrosos, que existen en la ciudad desnuda espacial borrosa, de la forma ser y no ser. El asteroides Midas: https://us3.proxysite.com/process.php?d=tJD2C7PRbgs1ZDaBBCbCG3tFTprEvDbrSIZE92yyzt4C%2BVyVHR7A40UgUrV2HPEl&b=1 Algo así, como la cara visible de la Luna, conquístala los EEUU, cosechando nuca, helo ahí, el grito gringo go home: ¡Traidores nuca! Su contrapeso, el asteroide Sadim: https://actualidad.rt.com/actualidad/319230-asteroide-convertir-multimillonarios-todos-habitantes-tierra. Algo así, como la cara oculta de la Luna, conquístala la China, cosechando yuca, helo ahí, el grito chino pekinés: ¡Traidores nunca! ¡El rey Midas, tiene orejas diestras de burro Alegre! ¡El rey Sadim, tiene orejas siniestras de burro Almagro! Para el rey Midas, todo lo que brilla es oro. Para el rey Sadim, todo lo que brilla no es oro. El rey Midas, está en el universo en expansión. El rey Sadim, está en el universo en contracción. El asteroide Midas y el asteroide Sadim, tal agujeros negros y vacío, en que la ley cósmica universal, no distingue sino el trecho estrecho arrecho entre el dicho y el hecho.

El asteroide Midas y el asteroide Sadim, casos límite contradictorios, uno de los más de ocho millones de aspectos límbico antagónicos borrosos, que existen en la ciudad desnuda espacial borrosa, de la forma ser y no ser. Algo así como la Venezuela con petróleo y la Colombia sin petróleo. Algo así como Nicolás Maduro, presidente heroico venezolano e Iván Duque, presidente cagueta colombiano. Petróleo venezolano sin fracking y petróleo americano con fracking. Esto es, que los casos límite contradictorios borrosos, dan para las explicaciones de todas los atributos límbico adversos absurdos difusos, en difuminación continua espectral espacial, tal trecho estrecho arrecho entre onda y partícula, cosmos y microcosmos, universo expansivo y universo contractivo, mas sin embargo, en ese trecho estrecho arrecho, partido en dos partes iguales por la partícula partitiva viva (1/2), es siempre de equilibrio dinámico dialéctico, distinguido por la ley cósmica universal y con la poesía eterna noria notoria, ahora la beckeriana: "¡Podrá no haber poetas, pero siempre habrá poesía! ¡Podrá no haber políticos, pero siempre habrá política! ¡Podrá no haber físicos, pero siempre habrá física! ¡Podrá no haber un cero, pero siempre habrá un medio! ¡Podrá no haber Aristóteles, pero siempre habrá Sócrates!". Luego, si siempre habrá Sócrates, siempre habrá borrosidad, puesto que Sócrates, es el abanderado de la reducción al absurdo, que trájose de Heráclito, Demócrito, Budas, Pitágoras y Euclides, optimalidad ortogonal pitagórica euclídea, distinguida de la ley cósmica universal, abanderados de las contradicciones y de los casos límite contradictorios, que abrevaron en la literatura védica upanishad sánscrita, lo que indica la modernidad ilustrada originaria de lo difuso y borroso en el ser y noser, y de ahí, por la calle de en medio la penumbra sombría whitmaniana espacial, distinguida de la ley cósmica universal. El asteroide Midas y el asteroide Sadim, en la nueva orientación einsteiniana, de la conceptualidad primitiva, han de tener su equilibrio, su unidad de contrarios, que habrá de experimentar cambios, reciprocidades, transformaciones, movimientos espiralinos sinusoidales ludovicosilvaianos, con equilibrio dinámico dialéctico constante, circular eterna noria notoria, en que ha de inscribirse el asteroide Midas y el asteroide Sadim.

El asteroide Midas y el asteroide Sadim, casos límite contradictorios, uno de los más de ocho millones de aspectos límbico antagónicos borrosos, que existen en la ciudad desnuda espacial borrosa, de la forma ser y no ser. La reciprocidad de los casos límite contradictorios distinguida de la ley cósmica universal, de donde Venezuela, pareciera ser un asteroide Midas por las riquezas en minerales y en energía, y, EEUU, pareciera ser un asteroide Sadim por la caza de riquezas minerales y energía, y por la calle de en medio el pueblo de Bolívar y de Chávez, aguerrido de pie y con coraje, a guisa de la penumbra sombría whitmaniana espacial, distinguida de la ley cósmica universal, imperio del poder popular consciente, defendiendo su derecho de asteroide Midas, frente al imperio marrano gringo go home de asteroide Sadim, que busca romper el equilibrio dinámico dialectico diplomático justo pacífico, con todos los golpes de Estado del mayordomo corporativo imperial pato Donald, y, Maduro que no déjase, que revuélvele templado guarapo indignado al imperio norteamericano, en lucha jabonada, Nicolás Maduro, dando saltos de delfín, que el pato confundía con pasos de ganso mílite, y el venezolano hacíase el idiota ganso, sosteniendo más de seiscientas veces, equilibrio dinámico dialéctico justo pacífico, aun y aún, ante el diabólico pato Donald Trump de derrota en derrota, la última el 24 de junio de 2019, en plena guerra de independencia de la Batalla de Carabobo, entre asteroide Midas y asteroide Sadim, Nicolás, cual Antoñito el Camborio garcíalorcaiano, el día de la natividad de San Juan Bautista, dando saltos de delfín mañanero, y acordóse de la Virgen, ¡Porque la Patria no ha de morir, Negro Primero!

Si el asteroide Midas y el asteroide Sadim, casos límite contradictorios, uno de los más de ocho millones de aspectos límbico antagónicos borrosos, que existen en la ciudad desnuda espacial borrosa, de la forma ser y no ser, es en el espacio muestral sombrío whitmaniano, entre lo consciente y lo inconsciente, la lid entre el imperio gringo go home y el pueblo aguerrido de Bolívar y Chávez. Entonces se dicho que hase de hacer reminiscencia, en el punto crucial decisivo trascendental, del equilibrio dinámico dialéctico justo pacífico centenario, del golpe feroz cesarvallejoiano definitorio, hacia la victoria siempre, con las batallas sobresalientes libradas por el Libertador Simón Bolívar: Cúcuta, Taguanes, Araure, La Puerta, Pantano de Vargas, Boyacá, Carabobo, Bomboná, Pichincha, Junín y Ayacucho, corona glorificada histórica Bicentenaria 2021 de pueblo libre libertario trascendente del trecho estrecho arrecho consciente ante lo inconsciente, entre el asteroide Midas y el asteroide Sadim, y, pato donald norteamericano y maduro delfín venezolano.

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 439 veces.



Miguel Homero Balza Lima


Visite el perfil de Miguel Homero Balza Lima para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Miguel Homero Balza Lima

Miguel Homero Balza Lima

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a279971.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO