Otro error, hasta cuando los de infantería popular resistiremos las limitaciones en los alimentos

1.- Como soldado civil de a pie, por mis andanzas entre el pueblo llano al cual en muchos casos pretendo interpretar, me hago eco de la expresión de una mujer del pueblo de ésas que, insospechadamente están al tanto de lo que ocurre en el país, y con su mentalidad sencilla, con la inteligencia cultivada que le otorga la lucha diaria para sobrevivir y con su análisis simplista de la situación, observa que los expendios de alimentos sean simples bodegas o de chinos o quizá abastos de las grandes cadenas de distribución de alimentos, por alguna razón están mejor abastecidos que meses atrás a pesar de que, se dice que el Gobierno Gringo según su propia expresión, ha aplicado más medidas para que no se consiga comida y que se forme una "baraunda" tal, que los desórdenes callejeros obliguen a la policía a restaurar el orden mediante la aplicación de "rolazos parejos"

Continúa diciendo que no sabe si será verdad, pero que pareciera que es cierto, algo que se comenta y es que el aumento de suministro de alimentos a los abastos y pulperías locales, se debe al cierre de la frontera con Colombia, porque había una inmensa cantidad de nuestros alimentos que provee el gobierno de "Nicolás" que, en lugar de ser distribuidos a nuestro pueblo en Venezuela, se iban por la frontera de Cúcuta, ciudad que no conozco, pero que por lo que me dicen, parece que se abastece de todo lo que se llevan de Venezuela, especialmente gasolina.

Este cierre ha resultado bueno para nosotros, porque ahora volvemos a ver en los estantes de los abastos y pulperías, abundantes mercancías que a veces no podemos comprar por los precios, pero cuando tenemos un desahogo con alguna platica adicional los podemos adquirir porque ahí están y esto tenemos que agradéceselo a nuestro Presidente Obrero Nicolás Maduro, que como presidente dispone de todo lo que necesita, pero a pesar de eso, nunca se ha olvidado de nosotros los pobres y seguramente no abrirá la frontera en Cúcuta.

2.- Este relato, donde traté de ajustarme lo posible a las observaciones y hablar sencillo de la señora, Brígida, me hace recapacitar sobre algo que he escrito antes y era mi aprobación al cierre de la frontera con la República de Colombia, ante los inmensos perjuicios que nos causan las irregularidades transfronterizas adelantadas por los habitantes del Departamento Norte de Santander y connacionales aprovechadores de la circunstancias difíciles que afrontamos y de las facilidades, que otorga el libre paso por la frontera hacia Colombia, por los puentes que nos unen: Simón Bolívar y Francisco. de Paula Santander. Tienditas no está en uso.

Es posible que estas mejoras en el abastecimiento de alimentos por aumento en la oferta interna al evitarse su criminal extracción en desmedro de nuestro propio pueblo, de las que sólo tienen conocimiento las amas de casa y padres de familia que visitan los abastos y supermercados, hasta este momento era notable y auspicioso, pero el Alto Gobierno de manera inesperada, sin tomar en cueta la realidad que mencionaba "Brígida" y no es que ella lo haya dicho y que pueda considerarse un Oráculo, es que es de conocimiento público y notorio, comentario generalizado que "ojalá no se reabra la frontera" para que podamos abastecernos de lo que necesitamos y podamos conseguirlo en Venezuela y no que aunque les parezca imposible, tengamos que ir a adquirir nuestros insumos NACIONALES en el país fronterizo, pagando sobreprecio a los inescrupulosos comerciantes cucuteños que sacaron las mercaderías de Venezuela y las depositaron en Cúcuta para su reventa con utilidades adicionales, al mismo pueblo venezolano, especialmente Tachirense.

Ante un comentario similar hecho frente a mi grupo de contertulios alguien me rebatió al decir: Como debes de comprender por razones obvias, ni Cilia ni Marlene hacen mercado nunca y por consiguiente desconocen las carencias que puedan existir en el suministro a los negocios expendedores de alimentos y medicinas y por tal razón no pueden informar fehacientemente a sus respectivos cónyuges las carencias en los anaqueles, que se reflejas indefectiblemente en los precios al público.

3.- El Gobierno pudiera aducir para mí sin razón de peso, para insensatamente abrir la frontera, que nuestros pueblos fronterizos se abastecen de los departamentos del Norte de Santander y Santander, pero esto no es más que una falacia, una información errada, porque el gobierno a través de sus personal debe conocer la realidad que no es otra que para esos departamentos colombianos se contrabandean cosas tan simples como raíces y tubérculos nacionales yuca, ñame, ocumo etc.,que tanto allá como aquí son "conuqueadas" pasan por "camionadas" para Colombia, que la distribución de aceites comestibles y harinas pre cocidas especialmente la que produce alimentos Polar, que también se fabrica en Colombia, posiblemente con nuestros maíces subsidiados tanto nacionales como importados, luego de contrabandearlos, por la ABIERTA frontera, no obstante la que venden en Cúcuta el la amarillita producida y envasada en Venezuela que va de contrabando y regresa.

4.- Pareciera que nuestro gobierno no ha tomado conciencia del gravísimo perjuicio que nos causa el contrabando de extracción de combustibles hacia Colombia, haciendo énfasis en el diésel, el kerosene y especialmente la gasolina, combustibles que adquieren a 0 (cero) bolívares el litro, el camión o la gandola, más el agio del comerciante y que luego venden en el mercado nacional e internacional como producidos por Ecopetrol, el sobrante de la gasolina no utilizada como solvente del alcaloide de la hoja de coca, la conocida cocaína.

La gravísima escasez de gasolina en Cúcuta y departamentos aledaños, consecuencia de la escasez en Venezuela, demuestra al inmenso contrabando que debe afrontar con la totalidad de sus costos PDVSA, regalando ingentes cantidades de divisas por NADA y el Gobierno de una manera absolutamente incomprensible expresa casi que con orgullo la reapertura de la frontera con Colombia; pronto volverán a escasear los ya limitados alimentos para la población, mientras unos comerciantes inescrupulosos, tanto del lado venezolano como de Colombia, se llenan los bolsillos a costa del sufrimiento por carencias de alimentos para nuestro pueblo, por una medida inaudita, fuera del tiesto, antipopular, antivenezolana, a favor de un país en el cual su presidente Iván Duque, lacayo del Sr. Trump, su titiritero, constantemente nos amenaza con aquel nuevo eslogan "hasta que termine la usurpación" y se elimine la dictadura reinante en Venezuela encabezada por su dictador Nicolás Maduro y que de paso siempre asoma como una posibilidad muy remarcada por los halcones de la Casa Blanca en Washington y que la solución militar para poner fin a la dictadura de Maduro estaría encabezada por el ejército de Colombia.

5.- Respetuosamente: Presidente Maduro afronte la realidad, no puedo saber si la apertura de la frontera colombiana es un acuerdo con el titiritero mayor, el dorado Presidente de los Estados Unidos, para que luego de bajar la presión al francamente enemigo de Venezuela, Iván Duque presidente de Colombia, los Estados Unidos eliminen o cuando menos disminuyan las agresiones económicas, especialmente financieras contra la República; de otra manera no se puede entender que habiendo sido agredido de palabra en numerosas oportunidades, ofendido en su condición de Presidente de Venezuela, por ende a toda la nación venezolana y por tal sospecha estimo que si bien pudiera ser aceptable no haber procesado por múltiples delitos a Juan Guaidó, acusación del TSJ, por la amenaza descarada de Donald Trump si se tomaban acciones aunque fueran legales contra el autoproclamado y prudentemente se evitara una confrontación con los halcones imperiales, por temor a la represalia anunciada, no sé si de hecho existe una amenaza similar contra el País, por tomar la medida de cierre fronterizo contra su protegido y punta de lanza contra Venezuela, pero el hecho es que, ante todos los pro y los poquísimos contra, no tiene la más mínima justificación la apertura de la frontera para regresar a todos los inconvenientes que afrontamos por años y que se agudizaron últimamente hasta el intento de invasión supuestamente humanitaria; el temor a la amenaza no puede llevarse más allá de lo que indica la prudencia, igual que seguir alimentando a los cuervos porque nos puede costar los ojos.

6.- Perdónenme que me tome la libertad de pensar que lo único que puede justificar la apertura de la frontera sería una real amenaza externa, que tendría que ser de el Imperio Norteamericano, que no puede ser de Colombia, porque si un país similar a Venezuela nos mete las cabras en el corral, con amenazas belicistas por acciones autónomas dentro de nuestro territorio, creo que no podremos detener agresiones futuras simplemente que "metiéndonos miedo con la cacha", porque presumirán que si cedimos una vez lo haremos siempre y tal conducta se convertirá en una espada de Damocles siempre presente con su avasalladora amenaza, porque además no podemos perder de vista que sus aspiraciones sobre parte de nuestro territorio no han cesado, que siguen aspirando a los territorios incluidos en los estados: Zulia por su petróleo, Falcón por sus reservas de gas en el Golfo de Venezuela y sus refinerías del complejo refinador de Amuay, más los estados Táchira y Mérida. Como eso ha estado en la agenda de los gobiernos colombianos hay que pensar mal para acertar al respecto y hay que tener presente que la pusilanimidad nos puede acarrear graves consecuencias,

7.- Lamento llegar tarde con mi reláfica, y que lo hecho, hecho esta, pero no es tarde para remendar el petate y corregir el entuerto, hay que estudiar muy bien la situación, sacar en claro como gran parte de los venezolanos pensamos, que el cierre de la frontera es beneficioso para Venezuela y debe mantenerse al menos durante un tiempo prudencial preferiblemente prolongado; no hay que olvidar que desde la República de Colombia se han gestado: a) El intento de magnicidio contra el Presidente, frustrado casi que por milagro, pretendiendo la eliminación de todo el tren que conforma el Estado Venezolano para pescar en río revuelto y posteriormente según el propio Maduro, el principal promotor Julio Borges, ante la solicitud de extradición, Ivan Duque le concedió asilo político, a un implicado en intento magnicida, aparte de solicitado por homicidio de un niño al cual abandonó luego de atropellarlo; b) la guerra económica con el contrabando de extracción de alimentos, medicinas, especialmente gasolina y para terminar, el ataque a nuestra moneda el bolívar en Cúcuta y sus alrededores, que junto a dolartoday lo han llevado a un valor infinitesimal, c)El intento de magnicidio contra el Presidente Hugo Chávez con la colocación de más de un centenar de paramilitares entrenados para atacar Miraflores, camuflados para alcanzar el Palacio con uniformes de nuestra Fuerza Armada d) Sin entrar en más detalles hace sólo algunas semanas abiertamente apoyados por el Gobierno de Duque, el intento de invasión forzada con paramilitares colombianos y desertores de la Fuerza Armada Bolivariana, so pretexto de ayuda humanitaria casi arrasa con su sostenida política de paz.. Puede nuevamente ocurrir.

Con todas esas perlas provenientes de la santanderiana Colombia, resulta cuando menos indecoroso que se soslayen las afrentas y agresiones pasadas, más los peligros futuros que pudieran ya estas urdiéndose y se resuelve unilateralmente en contra de nuestros intereses, la apertura de la frontera por parte de Gobierno Venezolano, sin convenios previos ni compromisos por la parte colombiana, ni tan siquiera una solicitud en tal sentido del gobierno de Duque.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 706 veces.



Edgar Valero Díaz

Ingeniero Agrónomo.

 edgarvalerodiaz@gmail.com

Visite el perfil de Edgar Valero Díaz para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a279438.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO