Diablo y diálogo

Hay más de 8 millones de casos límite contradictorios, Diablo y diálogo, es apenas uno de ellos, de la forma exceso y defecto, con tercio incluso aristotélico profundo (1/2). Hasta ahora, en Venezuela, ha privado el diablo, el diablo ha limitado y roto las posibilidades del diálogo, ha desconocido el diálogo político profundo homeostasis equilibrado dialéctico, tal verdad profunda cortazariana, cual verdad andarina golondrina ramossucreiana. Mire, que uno piérdese en las cuentas, que no se sabe cuántas las veces que el presidente Maduro, Presidente Constitucional de la República Bolivariana de Venezuela, ha convocado, ha llamado al diálogo, a esta oposición mefistofélica terrorista. El día de la multitudinaria marcha victoriosa por la defensa de la libertad y la paz y contra el imperialismo gringo go home, en Caracas, el día de los siete dolores de la Santísima Virgen y de la Celestina, el 06 de abril de 2019, Almanaque Rojas Hermanos, a las cinco en punto de la tarde, el Presidente Maduro, aladid maniobra suntzuiana y convite cívico milite, por la calle de en medio, ha vuelto a convocar al diálogo, y en la retoma del mismo, insistió e instó al Mecanismo de Montevideo: Grupo de México, Uruguay, y los Países del Caribe, del CARICOM, en el diálogo político profundo hacia niveles superiores de conceptualización política civilizada justa pacífica soberana.

Diablo y diálogo, casos límite contradictorios de la forma exceso y defecto, con diálogo político profundo (1/2), tercio incluso aristotélico profundo (1/2), que es revelación epifánica iluminada, llevado, diablo y diálogo, por el ceder y el recibir, por el dar y aceptar, por lo dialéctico contradictorio borroso homeostasis equilibrado entre lo consciente y lo inconsciente, torbellino de ideas villaverdeiana. El diálogo político profundo (1/2), es expresión borrosa, es exteriorización contradictoria, llevado, el diálogo político profundo, por los casos límite contradictorios, ceder y recibir, dar y aceptar, de la forma exceso y defecto, tal como, diablo y diálogo, enseña y señala al tercio incluso aristotélico profundo (1/2). Lo que trae consigo, que entre el ceder y el recibir, el diablo y el diálogo, el diálogo político profundo (1/2), ha de aparecer e identificarse con la homeostasis equilibrio dialógico diplomático dialéctico (1/2), continente que contiene a los contenidos: Consensos, acuerdos, pactos, arreglos, compromisos, equilibrios, homeostasis, entendimientos, alianzas, consentimientos, necesidades, afirmaciones, entre el Derecho Usual Ordinario Dialógico y el Derecho Inusual Extraordinario Diabólico, manifiesto, este, después de las voladuras de Las Torres Gemelas Neoyorquinas, 11/09/2001, conspicuos representantes, de lo Diabólico, el presidentes George Bush, con su inefable expresión diantre: "O estás conmigo o estás con mi enemigo." Finiquito reinado lógico del tercio excluso aristotélico, en que aparece el tercio incluso estagirita. Casos límite contradictorios, de la forma exceso y defecto, y entre, el tercio incluso aristotélico profundo (1/2). Lo secunda, Barak Obama, con el Derecho Inusual Extraordinario, orden ejecutiva, según la cual: "Venezuela representa una amenaza inusual y extraordinaria para la seguridad de EEUU." En tanto que, Donald Trump, se deja de ruidos, y ensambla las dos posiciones. Este el más perverso de todos, por lo que el diálogo político profundo, ha de ser revelación epifánica eucarística iluminada contra todo atrocidad maldiciente maledicente satánica sotánica trumpiana. Donald Trump, inefable sotanoiano perro guerrero, missile tomahawk corporation, propietario.

Diablo y diálogo, casos límite contradictorios de la forma exceso y defecto, y entre, diablo y diálogo, el diálogo político profundo (1/2), revelación epifánica iluminada. Admítese el diálogo político profundo, como llevado por los casos límite contradictorios, ceder y recibir, dar y aceptar, diablo y diálogo, de la forma exceso y defecto, con tercio incluso aristotélico profundo (1/2), ha de ser la homeostasis equilibrio dialéctico diplomático dialógico justo pacífico (1/2), al que tiende y del que trasciende los aspectos límbicos antagónicos, diablo y diálogo, con punto crucial decisivo (1/2), desde donde se ha de dar el golpe feroz cesarvallejoiano, hacia niveles superiores de nuevas conceptualidades avanzadas negociadas, producidas de los consensos, acuerdos, pactos, arreglos, compromisos, equilibrios, homeostasis, entendimientos, alianzas, consentimientos, necesidades, afirmaciones, contenidos que contiene el continente diálogo político profundo entre Derecho Usual Ordinario Dialógico y Derecho Inusual Extraordinario Diabólico.

Diablo y diálogo, casos limite contradictorios, con diálogo político profundo (1/2), homeostasis equilibrio dialéctico diplomático dialógico justo pacífico (1/2), revelación epifánica iluminada entre Derecho Usual Ordinario Dialógico y Derecho Inusual Extraordinario Diabólico. El Derecho Inusual Extraordinario Diabólico es continente que contiene a los contenidos doctrinarios épicos teóricos criminales estadounidenses, a saber: La guerra petrolera, la guerra de la gasolina, la guerra del gas, la guerra de los bloqueos, la guerra de los cercos, la guerra bancaria, la guerra de puntos de venta, la guerra económica, la guerra comercial, la guerra financiera, la guerra puputov, la guerra excremental, la guerra biológica, la guerra química, la guerra bacteriológica, la guerra del calentamiento climático, la guerra del Niño y la Niña, la guerra monetaria, la guerra del robo de los activos de los venezolanos, la guerra de las órdenes ejecutivas gringas, guerra de la Alta Comisionada de la ONU para los Derechos Humanos, Bachelet bache pichacosa bachaquera, la guerra diplomática, la guerra geopolítica, la guerra fronteriza, la guerra de la violación del ordenamiento jurídico constitucional y la autoproclamación presidencial, la guerra de los bachaqueros, la guerra del contrabando de alimentos y medicamentos, la guerra informática, la guerra comunicacional, la guerra de la enajenación, la guerra de la ayuda humanitaria, la guerra con drones cabrones, la guerra contra la liquidación de los líderes, la guerra de la liquidación del presidente Maduro, la guerra de la bala en la frente, la guerra de la quema de gente, la guerra de la quema del Guarairarrepano, la guerra del odio, la guerra del desprecio, la guerra del fascismo, la guerra de las guayas, la guerra de los migueltos, la guerra fake new, la guerra de armas de destrucción masiva, la guerra de los falsos positivos colombianos uribista, la guerra de falsas banderas, la guerra psicológica, la guerra estomacal, la guerra de las tripas, la guerra de los remedios, la guerra de los medicamentos, la guerra hidrológica, guerra y sabotaje terrorista al sistema eléctrico en Venezuela, la guerra cibernética, la guerra electromagnética, la guerra francopelética, la de los terroristas francotiradores apostados en las adyacencias con rifles y disparar al cerebro del sistema eléctrico venezolano en el Guri y la de los peletes topos terroristas endógenos eléctricos, contenidos doctrinarios épicos teóricos criminales estadounidenses, que tienden al diálogo político profundo (1/2), homeostasis equilibrio dialéctico diplomático dialógico justo pacífico (1/2), desde donde se ha de dar el golpe feroz cesarvallejoiano, hacia niveles superiores de nuevas conceptualidades avanzadas, lo trascendental del diálogo del épico pueblo venezolano, afincado en la movilización y marchas suntzuianas conscientes defensivas con fuego ideológico chavista bolivariano con que ha derrotado todas las doctrinas y teorías de guerra, todos los artificios épicos, que hicieron redoma terrorista criminal sobre la humanidad pacífica del pueblo venezolano.

Si diablo y diálogo, casos limite contradictorios, con diálogo político profundo (1/2), homeostasis equilibrio dialéctico diplomático dialógico distintivo justo pacífico (1/2), revelación epifánica iluminada entre Derecho Usual Ordinario Dialógico y Derecho Inusual Extraordinario Diabólico, es verdad histórica innegable, entonces sea dicho que del diálogo político profundo (1/2), entre diablo y diálogo, trascenderá el mejor resultado optimalizado ¡LA PATRIA! producto de los consensos, acuerdos, pactos, arreglos, compromisos, equilibrios, homeostasis, entendimientos, alianzas, consentimientos, necesidades, afirmaciones, contenidos que contiene el continente diálogo político profundo entre Derecho Usual Ordinario Dialógico y Derecho Inusual Extraordinario Diabólico.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 328 veces.



Miguel Homero Balza Lima


Visite el perfil de Miguel Homero Balza Lima para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Miguel Homero Balza Lima

Miguel Homero Balza Lima

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a277725.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO