Maldito el pájaro que se caga en su propio nido

A quienes conocemos muy bien a Eduardo Semtei, sus mañas y andanzas, no nos extraña en lo absoluto sus opiniones y posturas, emitidas en un conocido programa de opinión de la televisión venezolana. En esta oportunidad, el mencionado entrevistado abundó en adjetivos hacia los comunistas tildándonos de brutos, ignorantes y demás descalificativos, que hablan más de quien los emite, que de aquellos a quienes van dirigidos. Por conocer bastante a Semtei; es que suponemos que al opinar así, se basa en experiencias propias; porque realmente, no a todos los comunistas nos pasa por la mente embriagarnos para montar espectáculos, orinando delante del público y asumirlo como un gracioso show. No Semtei, no todos los comunistas nos comportamos de esa manera. Tampoco todos los comunistas se empeñan tercamente, sin un serio y responsable estudio de factibilidad, en llevar a cabo, y anunciarlo públicamente como un hecho, procesos de gran trascendencia para la vida política del país; teniendo después que salir con un lloriqueo al estilo de Sara García, a pedir perdón; justificando lo injustificable. Pero sí conocemos comunistas que en sus experiencias como dirigentes universitarios, tuvieron una conducta acorde con esa condición, cumpliendo la misión como lo exigía tamaña responsabilidad para el momento; muchas veces a costa de persecución y hasta de sus propias vidas, como Jorge Rodríguez (padre), Julio Escalona, Noel Rodríguez, Livia Gouvernier y muchos otros líderes, quienes jamás aprovecharon la circunstancial condición de dirigentes, para intereses particulares como la dolce vita, el ventajismo y oportunismo; que los comunistas "inteligentes y audaces" que luego vinieron, no dejaron pasar. A Semtei como a muchos otros, que se fueron renegando del comunismo que una vez defendieron a capa y espada, les pasa que andan muy incómodos, porque ahora no caben ni donde estuvieron, ni donde anhelan estar. Recordamos al Semtei marxista leninista, aquel que en la discusión interna del MIR, se batía a brazo partido por Lenin y sus tesis, en su postura de los puros, los no contaminados por el reformismo, el Moleirismo, o el Moleirato; era la posición de los legítimos revolucionarios; los otros éramos los quebrados, los no claros, los atrasados y revisionistas, que necesitamos leer y estudiar mucho para poder entender el socialismo revolucionario y el "papel de la vanguardia". ¿Qué pasó Semtei con todo eso, cuáles libros te leíste tú, que te hicieron mandar a Lenin pal carajo y a Rosa Luxemburgo a comer de aquello. Qué cosa estudiaste que a todos esos ídolos tuyos de entonces, los desconoces tan miserablemente?. A Semtei le pasa lo que al perro pobre; que su manada se cruzó con una de lobos fuertes y poderosos, y este perro queriendo ser como ellos, se fue con la manada de lobos; los que finalmente lo rechazaron porque aparte de no ser fuerte y poderoso, olía a perro. El perro pobre buscó nuevamente su manada de perros pobres, pero no lo aceptaron porque además de ser traidor, ya olía a lobo; por lo que al perro pobre no le quedó otra alternativa que integrarse a una manada de traidores, ubicándose al fin donde debía estar. Allí se sintió en su elemento, realizado y como hace todo el que quiere destacarse y no tiene capacidad para ello, lo intentaba tratando de de ser más traidor que sus iguales, desprestigiando a sus antiguos compañeros de manada; descalificando, etiquetando y despreciándolos. Eso según él, lo hacía diferente ante los jefes traidores. Esa fue la forma que consiguió para intentar ganar un puesto de líder en la manada de traidores. El cuento no aclara si el perro que fue pobre y buscó ser fuerte y poderoso traicionando a su manada, alcanzó el objetivo; pero en el caso de Semtei , creemos que lo seguirá intentando; para lo cual le sugerimos que lea otros libros, distintos a los que ha leído hasta ahora, porque si continúa leyendo los mismos, puede terminar por decir cualquier día de estos, que Simón Bolívar no murió de tuberculosis, sino de una sobredosis en Cáliz, o que Sucre murió intentando asaltar una diligencia en Berruecos, o quizás, planteando que saquemos la figura de Bolívar de nuestra moneda y en su lugar; coloquemos a cualquier loco autoproclamado, desconocido, desubicado, desinformado, que aparezca en cualquier tarima, en cualquier marcha…uno nunca sabe. ¡cuidado Semtei!

Ramón Blasco (Guameño).

13-03-2019



Esta nota ha sido leída aproximadamente 660 veces.



Ramón Blasco


Visite el perfil de Ramón Blasco para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Ramón Blasco

Ramón Blasco

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a277053.htmlCd0NV CAC = Y co = US