¡Patria!

El concepto de Patria es más que un eufemismo. Es más que un falso positivo o un hecho prefabricado. Patria es el hogar, por tanto es un templo sagrado que solo las patriotas y patriotas debemos preservar y proteger. ¿Acaso no es un hecho falso de toda falsedad qué los apátridas utilicen el color del tricolor que en fecha 3 de agosto de 1806, el precursor de la independencia Francisco de Miranda, en la Vela de Coro, estado Falcón, izó como el pabellón nacional, tres franjas: una de color amarillo, otra azul y una última de color rojo? No podría catalogarse un ultraje que factores (disociados psicóticos) utilicen uno de nuestros símbolos patrios más glorioso y sea manipulado por traidores, desvergonzados para ufanarse de la Patria de Bolívar, cuando es un hecho comunicacional, público y notorio que la bandera para estas sanguijuelas es la de EEUU.

Por qué tanta hipocresía, hasta para honrar su estirpe son cobardes. Esta situación tiene antecedentes reseñada en la historia Patria.

La Sociedad Patriota fue una agrupación revolucionaria fundada por Juan Germán Roscio en julio de 1810 a raíz de los sucesos del 19 de abril de 1810. En diciembre de 1810 se integra Francisco de Miranda que comienza a liderarla. En esa época comienza sentirse en todo su fervor el apátrida o de quienes se oponían a la independencia de la naciente República de Venezuela. El temor de los traidores crecía cada día y cada día veían con peores ojos a la nueva República. Los reaccionarios de la época advertían que la Sociedad estaba integrada por "los más inmorales y los más libertinos", con mucha amargura alegaban entre otras criminalidades que la Sociedad se proponía el espantoso quebrantamiento de "…disipar la ignorancia de los pueblos, elevar la idea de los ciudadanos a la más alta dignidad de un hombre libre…", que es incluso oponerse "y hacer palpable la falsedad de los derechos que la preocupación podía atribuir aún a Fernando de Borbón". A lo que el joven Bolívar respondió: "…esas dudas son triste efecto de las antiguas cadenas…". Debe oírse a la Sociedad, "…centro de luces y de todos los intereses revolucionarios. Pongamos sin temor la piedra fundamental de la libertad sudamericana. Vacilar es perdernos…".

Esta síntesis responde al concepto de Patria que el apátrida pretende mancillar en su fariseísmo.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 909 veces.



Alberto Vargas

Abogado y periodista, egresado de la UCV, con posgrado en Derecho Tributario y Derecho Penal. Profesor universitario en la cátedra de Derechos Humanos

 albertovargas30@hotmail.com

Visite el perfil de Alberto Vargas para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: