El peligro que representa Guaidó

1.- Si tú permites que un extraño entre en tu casa y se establezca en una de tus habitaciones y tal situación se prolonga en el tiempo, verás como sin tu permiso y poco a poco se va adueñando de otras áreas de tu vivienda y pronto llegará el momento en que el invasor te reclame como suyas las zonas ocupadas. Ejemplos en la historia de invasiones lentas como la de lo que hoy en Estados Unidos contituyen el Estado de Texas, el cual fue invadido por población anglo sajona de manera lenta pero efectiva hasta que al final apareció un personaje que ni siquiera era originario de Texas, Samuel Houston, que comandó una pequeña banda de texanos de origen anglo y mexicanos, en una batalla sin importancia conocida como la batalla de Gonzáles, luego de la cual organizó un gobierno paralelo al mexicano y ya reconocido por el gobierno de Estados Unidos, organizó su ejercito y dio la batalla definitiva de San Jacinto, luego de la derrota del ejército texano en el Alamo. Posterior a esta efímera independencia la República de Texas se convirtió en estado de la Unión. Pudieran observarse peligrosos paralelismo entre nuestra situación actual y el caso texano; reconozco que existe un abismo de personalidad y capacidad entre le autojuramentado Guaidó y Sam Houston; pese a esto es necesario recordar que Mr. Houston no tenia apoyo fuera de sus propias capacidades en Texas, mientras el autoproclamado presidente paralelo, cuenta con apoyo extraterritorial y es nada menos que el descomunal apoyo que puede dar el Gobierno Estadounidense.

2.- Mientras más se vive más se asimila aquella imponderable expresión del Quijote: Cosas veredes Sancho que farán fablar las piedras o frase similar de Alfonso VI al Cid en el cantar del Mio Cid, porque ante el comportamiento de supuestamente preclaros ciudadanos de nuestro quehacer político, ponen a prueba nuestra capacidad de sorpresa y aunque tratamos de comprender las ambiciones políticas de estos ciudadanos, no podemos encontrar explicación lógica a tal debilidad de ideas y conceptos, como para cambiar de criterio y pensamiento sin dar muestras de una percepción diferente y a simple vista se nota que aunque en sus mentes supuestamente preclaras, lo aprendido y profundamente creído hasta hace poco, debía mantenerse incólume.

Los buenos analíticos ya deben conocer a quien me estoy refiriendo, dirigente de izquierda de larga trayectoria marxista, que trata de volver a la palestra pública con solicitud de referendo consultivo, lo cual desde el punto de vista venezolanista sería plausible, pero no apegado a la realidad y tampoco a la letra de la Constitución, en el trasfondo se puede pensar que no es el bien de la patria lo que lo mueve, sino las ambiciones personales, de pesca en río revuelto en el cual de paso está revolviendo el limo y así se ve poco; Se piensa que es mucho más viable, cercano y con probabilidades de éxito, que un referendo consultivo de resultados que pudieran ser contrarios a sus aspiraciones y además cualquiera que fuere el resultado, no es vinculante. A mi juicio un diálogo sincero entre las partes no sólo sería mas viable como ya dijera sino con resultados más próximos, el cual ha planteado numerosas veces el Presidente Maduro y que ahora propician desde Montevideo, Uruguay, varios países, porque el Consultivo por su carácter de simple consulta pudiera resultar un saludo la Bandera y como sabe este defensor, la Constitución debe respetarse, como plantea desde su Plataforma para la Defensa de la Constitución incluyéndolo a él y en consecuencia debe reconocer, que no existe en Venezuela forma legal de convocar a "Elecciones Generales" porque no están previstas en el ordenamiento jurídico, en substitución de las cuales, para cada cuerpo de elección, una vez transcurrida la mitad de período, podrá efectuarse un referendo revocatorio, luego de recogido el 20% de firmas de padrón electoral de la circunscripción correspondiente, máxime cuando en recientes fechas, menos de un año, luego de los lapsos de funcionamiento de cada cuerpo, se han escogido los nuevos funcionarios de elección, sin una sola impugnación, con aprobación de todos los participantes de la Oposición en las auditorías y en presencia de numeroso observadores internacionales, el más reciente el Presidente de la República, por lo cual habría que esperar diferentes lapsos según las fechas y los cuerpos electos, para poder promover sendos revocatorios, quedando únicamente pendiente por renovar la Asamblea Nacional, cuyo período se cumple en el 2021, aunque el Presidente puede conforme al contenido del Art. 236. Numeral 21 proceder a disolver la Asamblea actualmente en desacato, lo cual implicaría el llamado por parte del CNE a nuevas elecciones para reponer la Asamblea Nacional.

3.- En diferentes oportunidades he llamado la atención sobre la laxitud en el ejercicio del gobierno, la lentitud del Ministerio Público a pesar del empeño del Fiscal General de la República, pero ante la circunstancia de el grave impasse que significa un gobierno paralelo, que está haciendo gestiones internacionales para la creación de cuentas para la recepción de los pagos por petróleo facilitando que el injerencista gobierno de Donald Trump y algunos adláteres europeos se "apropien" con cualquier excusa de los dineros que tiene Venezuela en el exterior, mientras Guaidó pretende cobrar el petróleo, vuelve urgentísimas las medidas restrictivas que se puedan adoptar dentro del marco legal, por aquello de que camarón que se duerme se lo lleva la corriente y después de que esos fondos tanto en Euros como en Dólares estén colocado en cuentas de bancos protegidos por el gobierno estadounidense o alguno de los títeres europeos y puedan ser manejados a su real antojo, pasara como las reservas libias, a los gobiernos piratas, porque un gobierno absolutamente irrito y entrampado en su propia madeja, como el supuesto Gobierno Guaidó, no podrá tener fuerza moral para reclamar sus haberes, más allá de algunos millones que a manera de soborno, le permitieran tocar casi por lástima, mucho más cuando su "reinado" interino lo estaría debiendo a sus mentores extranjeros, y su equipo y él personalmente carece de capacidad e inteligencia negociadora como puede verse en su trayectoria política y en la AN, para plantar cara y reclamar a sus nuevos patronos.

Trato aparte merece la declaración del autoproclamdo presidente interino, Juan Guaidó, en la cual amenaza de forma directa y sin ambages ni medias tintas, "que no descarta autorizar intervención militar de los Estados Unidos en Venezuela, si (a su juicio) fuere necesario: Teniendo presente que el Gobierno Estadounidense, contraviniendo lo que es el Derecho Internacional, y porque le da su imperial gana, ha reconocido al tunante de Guaidó, quién no pudo ganar la elección para gobernador del estado Vargas en las cuales perdió por amplio margen de votos, pudiera ser que y desde su posición de diputado de una Asamblea en desacato, pretenda tener más derechos presidenciales que el Presidente Constitucional de la República de Venezuela, Nicolás Maduro, que recabó en la última elección del 20/05/18 más de 6.000.000 de votos , superando al segundo con un 40% de diferencia a favor.

Debo llamar la atención del pueblo, porque imagino que el Gobierno Nacional está claro del peligro que representa la posición antivenezolana del Guaidó, aparte del riesgo en el cual ha colocado nuestros fondo internacionales de miles de millones de dólares, causa casi perdida, consecuencia del reconocimiento como presidente de Venezuela por parte de Donald Trump y el hecho antipatriótico de que llamaría a una intervención militar en su patria, hecho inaudito sin precedente en nuestra historia, por donde han pasado decenas de gobiernos, de presidentes de cualquier signo y procedencia: dictatoriales y democráticos, nunca ninguno anuncio un acto de Traición a la Patria como el que recientemente hizo el autoproclamado Juan Guaidó. la cual pudiera efectivamente darse, ya que Trump en su condición de Presidente de EEUU reconoce su gobierno y si recibiera la Casa Blanca una solicitud como la citada, podría saltándose al Consejo de Seguridad de la ONU, con la excusa prestada por el autoproclamado, intervenir militarmente en Venezuela, alegando al Consejo de Seguridad que estaría atendiendo solicitud de un presidente, que pide ayuda. Entiendo, aunque no lo sé de cierto, que el Senado Estadounidense no autoriza por el momento intervención en Venezuela, pero tampoco imagino cuál pudiera ser el nuevo criterio senatorial, si el presidente Trump alegara solicitud del Gobierno Venezolano, No podemos perder de vista que Guaidó pareciera estar dispuesto a cualquier barrabasada para complacer al imperio y tratar de mantenerse. Insisto en que hay que actuar con celeridad en el enjuiciamiento del autoproclamado presidente interino de Venezuela o luego pudiera ser tarde y los males irremediables.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 529 veces.



Edgar Valero Díaz

Ingeniero Agrónomo.

 edgarvalerodiaz@gmail.com

Visite el perfil de Edgar Valero Díaz para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a275765.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO