El reino de Guaidó de Guasimodo y su corte de guaidomomos (I)

Quasimodo es el campanero jorobado de la iglesia de Notre Dame de París, la representación de una personaje dramático, el principal de la obra de Nuestra Señora de París, del escritor francés Víctor Hugo, es un personaje abandonado al tiempo de nacer, cerca de la catedral Nuestra Señora de Paris, su oficio era tocar las campanas, físicamente tenía solo un ojo, de rostro deforme, y sordo a causa del ruido de las campanadas de la iglesia, el cual significaba todo para él, Quasimodo era retraído, la única persona importante para él, era su protector, el archidiácono Claude Frollo quien lo adoptó cuando fue abandonado, a lo largo de su vida es repudiado por el pueblo por su deformidad.

Con el debido respeto a la Gran Obra de Víctor Hugo pretendo hacer una parodia política, la obra que presentamos a manera de libreto o ensayo se desenvuelve en un país de mamadores de gallos, típico de Macondo, un lugar utópico y tropical, el reino de Guaidó, donde el personaje principal es Guasimodo, de acuerdo a sus características se va a encarnar en Juan Guaido (o Quasimodo), su protector el archidiácono Claude Frollo es decir D. Trump, quien por no poder asumir el Poder del Reino de Guaidó prefiere que su simpático discípulo, Guasimodo (Juan Guaidó) lo sea, decide coronar en Guaidó a Guasimodo como Rey, sin percatarse Guasimodo hace del papel ridículo , --inconsciente de ser bufón--, en el acto protocolar la Corte de Guaidó, no hace mas que estallar en risas, pero le siguen el juego político a Frollo, (Trump), ese día allende las fronteras se escuchaban risotadas y carcajadas, transcendían el reino de Guaidó, que llegaban mas allá, hasta Moscú y Pekín y no hacía sino salir del asombro del juego democrático, un Rey Momo usurpaba el poder en Guaidó.

El pueblo no salé de la sorpresa, despertaba risitas en cada lugar, incluso de Frollo, rico petulante que cree que se las sabe todas en su maquiavelismo político, simplemente se hacía el loco mas allá de la fronteras, era el hazmerreir de un Pueblo al mejor estilo de Rey Momo, él y Guasimodo hacían Guaidomonadas, el papel de un rey-presidente bufo, se presta al papel del ejercer un reinado bufo, electo por una corte bufa, la asamblea nacional de Guaidó para decidir los destinos de una nación, de Esmeralda, pero como Guasimodo solo tiene un ojo para mirar, se dirige al Norte, hacia los Estados Unidos, pidiendo auxilio, pero también dirige su único ojo hacia Europa y el Cartel de Lima, pidiendo socorro, de esos mamadores de gallo, quitasueños, robasueños, que es lo que solo saben hacer, atormentarlo como ese único campanario que le recuerda su oficio.

Guasimodo debido a su poca habilidad de reinar, a cada acción se hace una jorobada, ni se compadece su corte bufa de sus decisiones bufonas, elegir ministros, diplomáticos y demás funcionarios bufos que siguen al jorobado, todo el pueblo estalla en risas, se mueren de la risa, no hay día que Guasimodo pase por las calles o avenidas de su pueblo y éste no se burle, no se destornille de la risa, el rey soberano es objeto de burlas diaria a sus espaldas, los niños y niñas juegan al Rey Guasimodo, cada quien quiere autoproclamarse Rey, se inventan una joroba e inventan campanas colocadas en ciertos arboles para que estos pueda trepar y sonarlas al paso de Guasimodo.

Las campanadas del jorobado Guasimodo lo llaman, pero éste no ve sino niños y niñas jugando su "juego democrático", burlándose del mismo, el pueblo acuden oír el discurso de Frollo (o Trump) el malévolo y criminal archidiácono, éste viendo que Guasimodo es torpe, se aprovecha de sus habilidades, convoca al pueblo para jorobarle la vida, apoderarse del control de Esmeralda (El Petróleo) del reino de Guaidó que tiene tan perplejo a Guasimodo, lo tiene embobado, el cual ni idea tiene lo que eso significa, toda vez que Guasimodo ve su Esmeralda (el espejismo de los campos petroleros y Citgo) se hace el gracioso, se siente alelado, se babea, le sonríe a Frollo, y éste se frota las manos como si al sonar las campanadas el pueblo acudiría crédulamente de modo ciego que no sabe de los archicriminales planes macabros de Frollo.

La codicia de Frollo ( o Trump) es muy osada, se quiere apropiar de "Esmeralda", violarla y además quiere conquistarla, apoderarse de ella contra su voluntad, ser su amo y señor, pero se resiste, el pueblo no quiere, entonces Frollo calcula un crimen, quiere vengarse del pueblo y su afrenta, conspira con El Reino Unido para incautar 1.2 mil millones de dólares, EE.UU, bloquea 7 mil millones de dólares en activos de PDVSA y 11 mil millones de dólares en exportaciones, además de sanciones que han costado 23 mil millones de dólares y que no pidan ahora cacao, --ayuda humanitaria—Frollo no ve otra sino quitarse la mascara, que el mundo sepa finalmente quien es, no importa, que el reino muera si "Esmeralda" (Citgo) no es de su propiedad.

Mientras Frollo hace cálculos económicos, el pueblo cansado de risas y de burlas decide salvar a Esmeralda de los planes de Frollo, asimismo rescatar la soberanía del reino de su bufón diplomático Gustavo Tarre Briceño, quien también con Frollo urden planes de un golpe de estado no sin antes una guerra civil, no aguantan la paciencia del pueblo y su mamadera de gallo que más allá de reino de Guaidó se han ganado un hazmerreir mundial, ya los ecos se oyen en todas partes del mundo, hasta cuando la risa, hasta cuando la burla, no es legitimo mamar tanto gallo, es insoportable, ya ni los gallos kikirekean no se es posible, apiádense de esos profesores del derecho, salidos de la Casa del reino de Guaidó, la UCV. Mientras tanto otro súbdito de Frollo, el bufón Mike Pompeo, quiere hacer del reino de Guaidó otra ciudad romana como Pompeya sumergida bajo las ruinas, enterrada bajo metros cenizas y piedra, puras ruinas, planes criminales urdidos con otro bufón El Duque y Uribe que también hacen el ridículo público.

La dictadura de Frollo se resquebraja, Guasimodo no aguanta la burla, se siente ridículo, ni los misiles de risas, ya empieza a sentirse un verdadero bufón en la corte de Guaidó, mira a su alrededor, ve puros bufones, una corte en el exterior que no gobierna, una fiscal que no fiscaliza, unas fuerzas armadas que no le obedecen, hasta su corte ni le cree que es un rey-presidente bufón, Guasimodo comienza a dudar de Frollo, comienza a sentirse burlado del mismo Frollo, su familia le da la espalda, además ve que su amor es Esmeralda y no la puede tener, su humanidad no le da y Frollo se la quiere quitar, entonces planea matar a Frollo, para que acabe la mamadera de gallo en el reino de Guaidó y el vuelva a lo que es, un simple campanario.

Guasimodo harto, se cansa de sentirse un lamebotas y chupamedia de Frollo (Trump, le recuerdo), lo ha convertido en ser indigno y despreciable, ha perdido la humanidad, antes por lo menos lo respetaban en su campanario, ahora no, sin darse cuenta, no aguanta tantos sapos en el reino de Guaidó, hasta ellos han dejado de croar y lo único que hace es reírse croando, dudan de la legitimidad del reino, de la legalidad del mismo, de la democracia del reino de Guaidó, no sabe que hacer, Frollo lo metió en esto, él lo presionó, no aguanto, además lo hizo porque estaba resentido, el pueblo se burlaba de él, que culpa tiene de que el pueblo elija otro como presidente reflexionaba. Guasimodo o también Guaidomodo o Guadomomo como cariñosamente le llama el pueblo, envidia a Nicolás, el hijo predilecto del pueblo.

¿Como terminara el reinado de Frollo y Guasimodo?, ya sabemos que hay planes criminales contra éste, Frollo, por aquello de quien siembra cosecha, dime con quien andas y te diré quien eres, Frollo ha cosechado tempestades, su sequito no lo aguantan, su racismo, supremacía, petulancia, entre otras cualidades lo revelan como un ser maligno, en la película de Nuestra Señora de Paris, Guasimodo mata a Frollo y se mata asimismo, en la realidad, Frollo acumula tantos crímenes de lesa humanidad, separaciones de familias, muros de la vergüenza, agresiones económicas, crímenes económicos, holocaustos sociales, a donde ponga la mirada, Frollo no sacia su ambición con sus compañías, incluso su bufón Jhon Bolton, (el médico Chapatin) lo denuncia con enviar tropas criminales al reino de Colombia.

Guasimodo expía su conducta, su familia lo desprecia, hijo delustrado, oprobio de su pueblo, se burlan de él, ha desgraciado su apellido, se ha hecho indigno de su Tierra, se ha hecho cómplice de la maldad criminal, ha arrebatado la soberanía a su pueblo, se ha hecho Rey sin quererlo, contra la voluntad tiene el reino de Guaidó bajo zozobra por la criminal mano de Frollo que es quien realmente dirige los destinos, todo el país lo conocen como el Rey Momo y simplemente quería a Esmeralda, pero no, ella ya no puede ser, no puede aceptarlo, no conocen del amor, del sacrifico, del desprendimiento, el amor no es egoísta, por eso termina sus días sin Esmeralda se suicida, no sin antes matar a Frollo, se lanzó de ese campanario que fue toda vida, ahora ya saben por quien doblan las campanas como decía el viejo Hemingway.

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 679 veces.



Alexander Kórdan Acosta R.

Economista. Magíster en Gerencia de Servicios Administrativos. Doctor en Ciencias Estratégicas para el Desarrollo. Profesor de la Universidad Bolivariana de Venezuela (UBV). Instructor de Cooperativismo Comunitario.

 kordankovki@gmail.com

Visite el perfil de Alexander Kórdan Acosta R. para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a275175.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO