En pos del 10 de Enero, de Andrés Eloy Blanco, ...cinco, seis, siete, ocho, nueve, diez

"De Chachopo a Apartadero", poema como todos de ese poetazo cumanés y mi preferido entre tantos de todas partes y de todas las épocas, insigne, pero no es sic como lo cito pues con una resaca encima os digo que yo no le deseo una tormenta en el mar a nadie y menos, si se puede decir a la epónima, y aunque pueda parecer contrasentido, en un vaso de agua.

...camina María Sonámbula / con violeticas de Mayo con carneritos de Enero / los deditos de sus manos los deditos de sus pies se le van poniendo fedos / ...al solo aliento del nombre (dictaduro) lo que le queda del hombre / seis años que no le escribe por lo que se viene seis otros de igual / y entre golpes y locuras / persiguiendo sus ovejos se va poniendo más vieja / su ilusión cuenta sombreros mientras cuenta sus muchachos / la angustia se le reparte / la loca María Sonámbula dice el decreto del juez / porque la encontró una vez sin hijos y sin carneros / contandito los luceros….cinco, seis, siete, ocho, nueve diez…

Y a propósito, hablando como los locos, la escualidad le está tirando plomo solapado al padre Numa, ¿qué le habrá hecho el padre Numa a Dios, que cosa indebida le atañe para que ahora él sea mella de munición, qué?; pero al padre Numa lo protege el pueblo trabajador porque el padre Numa es una fuerza del pueblo venezolano e inclusive me consta que hasta uno que otro ateo observa con esmerada atención sus misas de fin de; semana en la tele.

Qué el 10 de Enero sea el comienzo de una nueva etapa de mucha paz porque sin paz no son posibles los desarrollos democráticos; la paz ha de beneficiar a todos. Ojalá los enemigos cesen la "inusual y extraordinaria" -esa si es así, tal, inusual y extraordinaria - guerra desatada contra nuestra patria; es mejor así porque de ninguna manera van a poder contra nosotros.

Llegó Enero, unos irán a las calles a manifestar su sentir mientras otros iremos a mover las propelas, a doblar una cabilla, a pegar un bloque, a trabajar a sabiendas de que la conciencia es la energía para el trabajo duro, nosotros los trabajadores tenemos un gran poder en los dedos y debemos ejercerlo, que no para con la yema de los dedos recrearnos pisando la tecla nula como hacen "los sesudos analistas".



Esta nota ha sido leída aproximadamente 747 veces.



Guillermo Guzmán


Visite el perfil de Guillermo Guzmán para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a273660.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO