La importancia de leer y estar bien informados

Este diciembre cayó en mis manos un pequeño y poderoso libro con los escritos políticos de Rubén Darío. Bien conocemos todos la extraordinaria poesía de quien fuera "padre y maestro mágico del modernismo" según palabras del gran poeta Gustavo Pereira autor del prólogo y de esta compilación. Pero debo admitir que personalmente desconocía sus incisivos escritos sobre la realidad política de NuestraAmérica al comenzar el cambalache del siglo veinte.

Me convenzo cada vez más, de la importancia de leer todo cuanto la vida ponga frente a nuestros ojos, sobre todo en estos tormentosos años cuando el animal humano cada vez lee menos, es incluso muchas veces incapaz de asimilar más que unos pocos caracteres sin perder la concentración o aburrirse, y ha disminuido de una forma aberrante su vocabulario.

Me perturban, mas no me sorprenden, las terribles similitudes entre las situaciones descritas por el gran Darío, y lo que estamos viviendo hoy en la patria de Bolívar y el resto de la América. Este pequeño libro es una cátedra de geopolítica internacional. Desnuda las intenciones colonialistas de las elites imperiales, que desde comienzos del siglo diecinueve se dedicaron, y se siguen dedicando sin tregua, por medio de las intrigas, la compra de conciencias y de las más descaradas injerencias de todo tipo a "sembrar la américa de miseria en nombre de la democracia y la libertad", y nos ilumina sobre cómo se traicionaron las esperanzas de los pueblos en nuestras nacientes repúblicas.

Si la "refutación al presidente Taft" (1911) texto encargado a Darío por el ex presidente de Nicaragua José Santos Zelaya, derrocado por las presiones injerencistas, políticas, económicas y armadas de los Estados Unidos, fuera publicada en la Nicaragua actual, cambiando los nombres de los presidentes de ambos países, o si cambiáramos el nombre de Nicaragua por el de Venezuela, y los nombres de los presidentes, por Trump en vez de Taft y Maduro en vez de Zelaya, nos daríamos cuenta que los métodos, las tácticas desestabilizadoras, los ataques, la injerencia descarada y las intenciones, siguen siendo absolutamente las mismas.

Ya en la época de nuestro gran Libertador Simón Bolívar, nos describe el libro, los gringos demostraron sus oscuros y solapados deseos de expansión y dominación de los territorios centro y Sur americanos. Sus primeras acciones fueron el impedir a Bolívar llevar a cabo la independencia de las islas Puerto Rico y Cuba, y por supuesto el saboteo del congreso anfictiónico de panamá, y del proyecto de la unión definitiva de la gran Colombia, el caribe y el resto de sur y centro américa, en una gran confederación de naciones que hubiera dado al traste con los planes imperialistas hegemónicos de las elites anglosajonas.

Al igual que hoy, hace más de 100 años, las elites imperiales, sabían que debían controlar centro América, sobre todo la república de panamá, para controlar el canal ya en construcción, y Nicaragua, donde ya en esa época, se tenía planeado otro canal ( que hoy por cierto es un plan Nicaragüense, que quiere ser financiado por el gobierno chino) al igual que ayer, quieren las elites imperiales de occidente apoderarse de todo el continente sur americano y tener bajo su control a la república bolivariana de Venezuela para poder, con nuestras inmensas riquezas, mantener funcionando sus ejércitos de conquista y perpetuar su hegemonía global frente a las nacientes fuerzas económicas y militares de la milenaria China, y la hoy potente Rusia de Putin.

Lamentablemente, un gran número de venezolanos y de latino americanos en general, no parecen darse cuenta de la enorme y compleja crisis que atraviesa hoy la humanidad, una crisis global social, económica y ecológica que nos afecta a todos, pero que por supuesto afecta a algunos más que a otros. Crisis que tiene varios puntos neurálgicos que tienden a volverse puntos de conflictos de diferentes intensidades, y entre esos, uno de los más complicados e importantes es el control de los inmensos recursos y las riquezas de nuestro continente, y para lograr ese control, la destrucción de la revolución bolivariana y el desmembramiento de la patria de Bolívar y Chávez son para las fuerzas imperialistas una prioridad.

No nos dejemos engañar, en Venezuela está en juego nada menos que el futuro del planeta, y por supuesto, al igual que hace 200 años, la soberanía y la independencia de Venezuela y la vida de millones de venezolanos.

Entre tanto, algunos de nosotros hemos decidido entender e internalizar el papel que nos ha tocado vivir como pueblo revolucionario en la historia contemporánea, y como nos dijo el gran José Martí, elegir de qué lado luchar, del lado de los que odian y destruyen o del lado de los que aman, construyen y luchan por un mundo mejor y más justo.

Personalmente, cuanto más leo y más investigo la verdadera historia de nuestras repúblicas más me doy cuenta de la descarada y brutal forma en que hemos sido engañados desde siempre por los dueños del poder. Como nos han manipulado convirtiéndonos en seres egoístas, consumidores compulsivos de vainas que en verdad no necesitamos, ni para vivir, ni para ser felices.

Nos han vendido un mundo al revés, un mundo de ilusiones inalcanzables, donde el verdugo se disfraza de víctima, y la verdadera víctima es condenada y destruida. Un mundo donde todos marchan como zombis idiotizados, como dócil ganado andando en fila hacia el matadero.

Como este es quizás mi último escrito por este año, quisiera desearles a todos aquellos que me han leído, y a los que no, lo mejor para el próximo año, y a todos aquellos que me han escrito insultando, o tratando de convencerme de los pobres conceptos con que les siguen lavando el cerebro, con toda humildad les pido que sigan tratando, que se informen bien y lean mucho. Cuando ustedes puedan, con ideas coherentes, con argumentos propios basados en informaciones validas de fuentes de fidedignas, no en articulitos de prostituidos medios corporativos como CNN, fox news, ntn 24, o el país de España, o el clarín argentino y demás voceros tarifados de las elites dominantes, puedan, repito, con argumentos e ideas propias, convencerme que Nuestro libertador Simón Bolívar y su maestro Simón rodríguez, y tantos otros grandes personajes de la historia como Mariátegui, José Martí, Fidel, el che, y nuestro gran comandante Chávez estaban equivocados. Cuando con argumentos sólidos me demuestren que todos los movimientos vanguardistas y radicales que lucharon y los que aun luchan por mundo mejor y diferente están equivocados, que personajes como Martin Luther King, Malcolm x. , Bertol Bretch y John Lennon estaban errados y este es el único sistema que puede existir en nuestro mundo, yo aceptaré sus ideas, pero mientras tanto, tengan la seguridad de que personalmente, continuaré siendo hippie por naturaleza y punk porque me da la real gana, y le duela a quien le duela, les guste o no, seguiré, con la frente bien en alto, siendo bolivariano, sandinista, zapatista, fidelista, guevarista, Revolucionario y profundamente chavista!



Esta nota ha sido leída aproximadamente 678 veces.



Gustavo Corma


Visite el perfil de Gustavo Corma para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Gustavo Corma

Gustavo Corma

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a273522.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO