La Columna Dante

Navidad en paz

Llegó la Navidad y este año el deseo más grande que embarga mi corazón es que todos podamos celebrar en unión familiar. Que podamos compartir con nuestros seres queridos, familiares, amigos y vecinos no solo la fiesta, sino la verdadera esencia de este día tan importante: el amor, la reflexión y la hermandad.

El Papa Francisco nos invitó a vivir la Navidad acogiendo los problemas de quien está a nuestro lado, a vivir de modo pleno y consciente de las necesidades del prójimo. En uno de sus escritos afirmó: "Esta época no se trata solo de algo emotivo, sentimental; nos conmueve porque dice la realidad de lo que somos: somos un pueblo en camino, y a nuestro alrededor –y también dentro de nosotros– hay tinieblas y luces. Y en esta noche el pueblo en camino ve una gran luz que nos invita a reflexionar". Yo suscribo cada una de sus palabras y les pido que caminemos juntos en dirección a luz y la paz.

Es cierto que este 2018 hemos atravesado serios inconvenientes causados por los ataques que hemos sufrido desde adentro y fuera de nuestro país, pero también lo es que esto nos ha servido para unirnos, reinventarnos, llenarnos de creatividad y nuevos emprendimientos. Para reforzar y despertar esa disposición a ayudar y compartir que todos tenemos en nuestros corazones.

De estos tropiezos surgieron extraordinarias propuestas de diversificación y fortalecimiento que nuestro Presidente bien supo acoplar en el Plan de Recuperación, Crecimiento y Prosperidad Económica que puso en marcha y está avanzando con muy buenos resultados en todo el país gracias al trabajo mancomunado entre el Gobierno Bolivariano, cada una de las instituciones y por supuesto del pueblo organizado, del Poder Popular.

Venezuela tiene todo para acceder al máximo nivel de desarrollo, satisfacer nuestras necesidades y paralelamente ir a la conquista de importantes mercados internacionales. Trabajemos con verdadera unidad en la acción y alcanzaremos el éxito. ¡Pensemos en grande y el futuro siempre será mejor! Nada ni nadie nos detendrá: el 2019 será un año en positivo.

Me despido deseándoles que esta Navidad venga cargada de energía, salud, entendimiento y mucha felicidad. Que el Niño Jesús nos encuentre unidos, solidarios, ayudándonos los unos a los otros, en paz y armonía. Pongamos nuestros corazones tricolor a latir y sigamos trabajando juntos por el bienestar y la prosperidad del pueblo venezolano. ¡Feliz Navidad para todos en mi nombre y el de mi amada familia! Un gran abrazo.

Dante Rivas

 

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 725 veces.



Dante Rivas


Visite el perfil de Dante Rivas para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Dante Rivas

Dante Rivas

Más artículos de este autor