Juegos de guerra…

"Cada cabeza es un mundo, por eso cada quién cree lo que quiere creer"

LUIS SEMPRUN

"Casi es día de Navidad, camarita… y todavía hay Nico pa’rato. ¡Quién lo hubiera pensado! De acuerdo a los expertos de la oposición, tanto internacionales como nacionales, y a los pseudolíderes que viven de chulearse a cuanto gobierno extranjero pendejo les escucha, Nico dejó de ser Presidente de la República Bolivariana de Venezuela desde hace mucho tiempo. ¿Se le olvida que lo han destituido ya varias veces? Buee… usted sabe a lo que me refiero y las supuestas causales para ello. No lo han logrado ni lo lograrán, y eso lo saben. Pero, sin embargo no cejan en sus planes de tumbarlo. ¿Escuchó lo que dijo Nico en su discurso ante la cumbre del Congreso de los Pueblos cuando hizo referencia a los planes y preparativos para antes y después del 10E? Ya no sólo son los gringos y los colombianos, sino que ahora sale el nuevo vicepresidente del Brasil a decir que en Venezuela habrá un golpe de estado y que las tropas brasileñas entrarán a ‘ayudar a reestablecer la democracia’. ¿Será que no sabe que Brasil tenía un gobierno producto de un golpe de estado, aunque parlamentario, que no había sido electo por el pueblo? ¿Será que no sabe que ganaron porque a su más duro rival lo tienen preso sin una sola prueba en su contra? ¿Será que eso es democracia? Bueno camarita, por un lado, los mayores productores de droga del mundo y los mayores consumidores de droga del mundo tratan de crear sus falsos positivos para acusar a Venezuela de una agresión armada y por el otro un ‘Bolsa naro’ amenaza con incursionar en nuestro territorio. ¡No le digo yo! Y luego sale la bola de excremento de Almugre a solicitar una investigación para ver si en Venezuela ‘hay armas nucleares’. Jajaja, todo por la llegada de los más modernos aviones de guerra rusos que estuvieron de visita, tras volar más de diez horas ininterrumpidamente. Hasta el gobierno de EEUU tuvo la osadía de reclamar esa presencia, como si ellos no tuvieran arsenales de armas por todo el globo terráqueo, algunos de los cuales se ubican en nuestro vecino país Colombia, que por cierto, al convertirse en miembro de la OTAN, crea el precedente de armas nucleares en América del Sur. En esas bases militares se encuentran aviones como los que agredieron Panamá, Haití, Honduras, Guatemala pero que no levantaron vuelo para ayudar a Argentina en la Guerra de las Malvinas, pues EEUU estaba del lado de su aliado mundial Inglaterra. Camarita… los pueblos del mundo hemos sido bombardeados incesantemente en nuestra psiquis. De ahí que hemos sido testigos de las más increíbles series de tv, que algo tienen que ver con la preparación de la población para lo que tienen planeado con nosotros. Como ejemplo tenemos ‘Los Juegos del Hambre’, ’24 horas’, ‘Terminator’ (por cierto en serial), ‘Soldado Universal’, ‘Misión Imposible’ y pare de contar. Todas tienen un norte común: hacernos ver las guerras como algo normal y en las cuales tenemos que tomar parte, sus fabricantes de armas los que más real ganan, y ellos son siempre los ‘héroes’. Así que tenemos que estar ojo avizor porque estos no son juegos de guerra".

En todas sus últimas alocuciones, el Presidente Nicolás Maduro nos ha estado alertando sobre el peligro latente que representan las amenazas guerreristas del imperio, sus lacayos, y sus aliados, sobre todo luego de declararnos "una amenaza" para la seguridad de los EEUU. Afortunadamente ni "Narco" Rubio ni la Lehtinen gozan del poder que tenían pero siguen echándole leña al fuego. Así mismo James Matis, secretario de Defensa de EE.UU. que no logró su cometido de tumbar a Nico, deja el gobierno y que "por diferencias" con Trump, quién le recriminó su ineficiencia. Es decir: todo el que se mete con Chávez, Maduro y Venezuela se seca. Otros ejemplos: Martinelli, Chinchilla y Arias de Costa Rica, Hernández, Kuczynski, Humala, Lobo, Micheletti, Rajoy. Ah, y el diputado brasileño bandido Eduardo Cunha, preso por ladrón y que inventó la farsa del "impeachment" contra Dilma.

Pues bien, la presencia de los aviones rusos, encabezados por dos Tupolev 160 (TU-160), también conocido como "Cisne Blanco", modelo de bombardero pesado supersónico, representan para Venezuela ante todo, la preparación para la defensa del suelo patrio ante un eventual ataque armado, así como la demostración de que no estamos ni solos ni aislados. Padrino López declaró al respecto (sic): "Debemos decir al pueblo de Venezuela y al mundo entero que así como estamos cooperando en diversas áreas de desarrollo para ambos pueblos, también nos estamos preparando para defender a Venezuela hasta el último palmo cuando sea necesario". Eso cayó como una bomba a los que siguen con sus planes desestabilizadores y golpistas. No olvidemos que a raíz de la negativa de EEUU de vendernos repuestos para los F16 que le habíamos comprado, Venezuela adquirió aviones de guerra rusos y chinos de última generación.

El Secretario de Estado Mike Pompeo tuitió: "El gobierno de Rusia ha enviado bombarderos a través de medio mundo hasta Venezuela", y "El pueblo ruso y venezolano debería ver esto tal y como es: dos gobiernos corruptos despilfarrando fondos públicos y asfixiando la libertad mientras su gente sufre". Pero el Kremlin le respondió que realmente no es apropiado que haga estos comentarios un país que con la mitad de su presupuesto de defensa podría alimentar a toda África. Y el coronel Robert Manning, portavoz del Departamento de Defensa de EEUU se atrevió a decir que Rusia envía bombarderos a Venezuela, mientras ellos envían un buque hospital. ¡El descaro no puede ser mayor! Trump nos amenaza con invadirnos, nos bloquean para que no podamos comprar alimentos y medicamentos, y ese pendejo dice que ellos nos envían un "buque hospital". Buque hospital fue el chino que nos visitó hace poco, en el que se atendió a miles de venezolanos. Claro, como no pisamos el peine de la "ayuda humanitaria" tienen que criticarnos.

Ahora bien, he sostenido en otros artículos que contra los gringos no las llevamos todas de ganar, pero que nuestros "amistosos" vecinos como Colombia, Perú, Brasil y Ecuador saldrían muy mal parados en una aventura bélica contra nosotros. No somos belicistas; somos constructores de la paz. Lo que no somos es pendejos. Colombia tiene paz gracias a Venezuela y a Chávez, así como otros países le deben su independencia a nuestro Libertador Simón Bolívar. Nuestra Fuerza Armada y nuestros milicianos están preparados para defender la paz de nuestra patria. Y si creen que son "Juegos de Guerra" los planteamientos extranjeros es porque aún no han entendido o no han querido entender como nos han ido aplicando paso a paso el guion del golpe suave, con sus distintas facetas: guerra económica, guerra sanitaria, guerra mediática, guerra alimentaria y guerra psicológica. Como nada les ha dado resultado no es descartable que pasen al belicismo. Por eso, la muestra de músculo de nuestros aliados es importante. Ojalá y por fin cesen sus ataques y bloqueos.

En una clase de neurolingüística escuché que "es más fácil romper un átomo que una creencia". Así que cada quién cree lo que quiere. Yo les digo que abran bien los ojos para que se den cuenta de quienes son nuestros verdugos.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 741 veces.



Luis Semprún Jurado

Profesional, productor audiovisual, co-productor y co-moderador del programa radial El Ojo de la Ciudad en Maracaibo, estado Zulia

 luissemp2003@gmail.com      @luissemp

Visite el perfil de Luis Semprún Jurado para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Luis Semprún Jurado

Luis Semprún Jurado

Más artículos de este autor