Mi reino por un pernil

No se ni como empezar y es que las tripas me churrusquean feo, la boca se me hace agüita, y camino pensativo en medio de la soledad de esta noche navideña. -Propicia la Navidad pienso, pero si es que no hay paz pues estamos en guerra, y por ahora se me pegan las tripas pensando en las hallacas, el pan de jamón, el dulce de lechosa, la ensalada de nuestros panas rusos con la que acostumbramos acompañar el plato de la Noche Buena los venezolanos, ni hablar del dulce de lechosa y el Ponche Crema casero.

¡Oh pernil oh pernilete!, no se ni como lo haré todavía, no lo he pensado conque receta de Chef, será a la Venezokana sin dudarlo, este pernil navideño, pero es...... que -Paro de soñar- aún no lo he comprado, ni el CLAP me lo ha traído.....por ahora.

Pero son tantas las ganas que pienso en la receta y se las doy a los panas.

Aquí va panelas y panelos:

1 pernil de cochino de 6 Kilos enterito.

  1. 2 cebollas grandes.

  2. 20 dientes ajo.

  3. 1/2 taza aceite.

  4. 2 cdas salsa inglesa.

  5. 9 cdts sal.

  6. 1 y 1/2 cdts pimienta molida.

  7. 1/4 de vino.

Repentinamente en la esquina del Muerto Romerito me saluda y plow cataplun, con su -hola Juanchón, ya tienes tu pernilete, -no Romerito, soñando estoy con este reminguete, por el que se pelean los más pintaos, dentro y fuera del gobierno tengan o no más o menos decisión de mando.

Según me dice Mirita, el secre pana que labora en Miraflores, y que aún no se ha informao si el pernil será enterito una patica por cabeza, o picado en cuatro toleticos para que alcance todito para los más desauciaos.

Del precio nada se dice algunos y que a 600 y dele, otros aun ni saben y le rezan a la virgen para que el real le alcance cuando llegue la bendita piernita.

-Juanchón me dice Romerito no y que eras pa esta Navidad vegano que ni de vaina pensarías en comerte a Tomasito el cochino de ña Petrica.

Gua Romerito pensando y mejor cavilando, con esta jambre que paso, me como hasta los alambres, -a caracha Juanchón, con razón a cada ratico se nos van las luces. .Si te comes los alambres no pue pasa la corriente. -Déjate de vainas Romerito. Que cada noche que duermo sueño con ese pernil, el que an toavía no me ha llegao, pero no pierdo las esperanzas compae, ni tampoco se en toavía, si me lo darán enterito tan sólo o en un toletico.

Pero ya mi barriguita se me engurruña crak, crak ansina mismo me suena soñando y pensando sólo en el bendito pernil en todas las horas del día. Mi señora Toribia hasta cunita le ha preparao pa cuando llegue, tal como si fuese el bendito niño.

Caralampio de repente se mete en el conversorio y dice con voz de violín y -que son veintemil toletes, -toletes no Caralampio, le corriho, toneladas, -eso, eso toneladas repite Caralampio.

Hagamos cálculos matemáticos Filomeno usted que es profe de esos menesteres en la UCLA. 20.000 toneladas de perniles 20.000 tonx1000kg = 2.0.000,000 millones de kg pero cada pernil pesa un promedio de 6 Kg y si dividimos nos quedan = 3.333,333 caracha negro, no, no alcanzan pa tantos que somos los venezolanos empobrecios. Entonces salomonicamente hay que partirlos en 4 toletes. si a esto le sumamos los cohinos nacionales del terruño pa redondea una cifra racitamente alcanzan más o menos para unas 20,000.000 de personas que probaran el cochino más los vivos de siempre no fuña, que lo comeran enterito y algunos con buena suerte de la mano del Señor Jesús el de los milagros.

Hay que tener fe amigo Filomeno, fe, mucha fe. hoy ya estamos a 13 a numerito este Palomino pavoso, y na de na machete ni cochino, ni pernilete,ni tolete ni con hueso ni sin hueso y ni hablar del jamón serrano de Jabugo, que ese se lo tragaran los corruptos esos de la banda de Alí Baba de RR, y los 40 ladradores de RATAS, con el perdón de las pobres e inocentes ratas. Y el etc, etc, es tan grnade que tantos corruptos ya que no caben en esta página



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1116 veces.



José Juan Requena


Visite el perfil de José Juan Requena para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



José Juan Requena

José Juan Requena

Más artículos de este autor