Los bancos caen, regresa Caldera y sus chiripas

La Historia que no debemos Olvidar (XXVII parte)

A finales de 1993, en las postrimerías del gobierno interino del escritor e historiador Ramón J. Velásquez, era un rumor fuerte la caída de algunos bancos, especialmente del Banco Latino, hecho que se concretó el 14 de enero de 1994. En ese mismo mes, cae el Banco de los Trabajadores de Venezuela (BTV) y ocho bancos más, entre ellos el más antiguo del país, el Banco Maracaibo, y rematan los bancos Andino, Empresarial y CAVENDES y otros que fueron fusionados o vendidos.

Una vez iniciado el segundo mandato de Rafael Caldera y último del Pacto de Punto Fijo, ya roto y desnaturalizado, pero revitalizado superficialmente por Caldera, con el Partido Convergencia y el "Chiripero", después de ser expulsado de las filas de Copei, asume por segunda y última vez la presidencia utilizando frases como: "Vamos con mi presencia en el gobierno, a entrar en el siglo XXI". "Estamos saliendo del túnel". Por suerte entramos al siglo XXI, sin esa presencia funesta, ya que el pueblo estaba cerrando una puerta en la que el puntofijismo quedaba encerrado para siempre y salíamos del túnel que el mismo Caldera había construido para oprimir al pueblo venezolano.

El "chiripero" fue suerte de salvación para este último progenitor del puntofijismo que terminaba de levantar la lápida de su sepulcro, y que logra unificar a los depauperados partidos de izquierda, que en condiciones tan deplorables estaban, que aceptaron adoptarse el remoquete de "chiripas" e ir a conformar su nido de "chiriperos" en torno al Dr. Rafael Caldera, acérrimo enemigo de la izquierda, haciendo la salvedad de que, la opinión generalizada, de los seguidores de estos partidos de izquierda era, que Caldera se presentaba como el único candidato presidencial, que garantizaba la libertad del Comandante Chávez, preso en Yare, como en efecto lo hizo, Caldera, a pocos días de iniciado su mandato, firmó el Decreto de excarcelación del Comandante Chávez, y demás líderes militares de las rebeliones del 92, en marzo de 1994.

Pero lo cierto de todo esto es que todos los dirigentes de estos partidos "chiripas", no pensaron de esa manera, los señores del Movimiento Al Socialismo MAS, Teodoro Pekoff y Pompeyo Márquez, les asignaron tremendas "carteras" y se convirtieron en los principales dinosaurios del cenáculo de Caldera y el neoliberalismo impuesto con saña. El primero en mención, con la "cartera" de CORDIPLAN se convierte en el padre de la "Agenda Venezuela", que no era otra cosa que la continuidad del llamado "Paquete Económico" aplicado por Carlos Andrés Pérez, que generó los funestos acontecimientos del "Caracazo" en el año 1989, y a Pompeyo le crean la "cartera" de un Ministerio de Fronteras que nunca se supo que funciones cumplía, por lo que decimos que estos dos ex izquierdistas después de ser chiriperos se convierten en "carteristas" de la politiquería calderísta, al servicio del Fondo Monetario Internacional, y representaron hasta sus últimos días de sus existencias, lo que en realidad fueron toda la vida después de ser izquierdistas: servidores de los intereses del capitalismo salvaje.

La Decadencia Partidista

También podemos observar en este último gobierno de la Cuarta República, la decadencia de los partidos políticos, a parte de la creciente corrupción, la quiebra financiera, la fuga de divisas, la eliminación de VIASA, donde quedan desempleados y sin ninguna protección social los trabajadores de esta empresa aeronáutica que pertenecía al Estado Venezolano, pero curiosamente resulta que en toda esta historia, donde 2.230 trabajadores de VIASA, quedaron cesantes arbitrariamente por capricho del gobierno capitalista de Caldera, un solo trabajador recibió sus prestaciones sociales correspondientes: el hijo del hoy difunto Teodoro Pekoff, o sea, "el hijo de quien en ese momento se desempeñaba, bajo el gobierno de Rafael Caldera, como ministro de CORDIPLAN" ( Fuente: Venpres 04/11/03).

Y así, el flamante ministro "planificador" se jactaba ante la prensa de vociferar frases como estas: "Estamos mal pero vamos bien…" o "Estamos al borde del abismo y daremos un paso adelante." Y ciertamente dieron el paso hacia el abismo para configurar la muerte del Pacto del desastre en Venezuela, porque mientras el gobierno se hundía en sus propios desmanes, el pueblo comenzaba a despertar. Ya estaba en la calle el Comandante Chávez, visitando pueblos, dialogando con la gente, dando a conocer su proyecto de gobierno que se denominó "La Agenda Alternativa", con la que llega al poder y propone un nuevo sistema, inspirado por la Doctrina Bolivariana-robinsoniana-zamorana, mejor conocida como el "Árbol de Las Tres Raíces"

El Fin del Pacto

A partir del año1996, ya al pacto de Punto Fijo comienzan a fallarle los signos vitales, sus deudos o herederos, comienzan a inventar estrategias para tratar de recomponer lo que a simple vista era irreparable. El 2 de marzo de 1996, en el Congreso Nacional se plantea una triple alianza de Copei con los partidos MAS y Causa Radical, por primera vez en la historia del país, en los 40 últimos años, queda fuera de la Directiva del Congreso, el partido Acción Democrática, y el partido del Gobierno, Convergencia, también queda fuera del juego. Esta triple alianza sólo dura 2 años (1996-1997). Las estrategias desesperadas siguen mellando el filo del Puntofijismo, en el periodo 1998, último año del gobierno de Caldera, la directiva del Congreso queda integrada por una nueva alianza cuando Copei deja fuera, al MAS y a La Causa R, para unirse con Convergencia y Acción Democrática, terminando su gestión el 23 de enero de 1999, cuando se instala el nuevo Congreso que fue electo El 8 de noviembre de 1998, siendo la última elección del Parlamento Bicameral, estando en vigencia la Constitución de 1961, en la que surge el acuerdo entre el partido Movimiento Quinta República (MVR), Proyecto Venezuela y Copei, quedando el Senado presidido por el Coronel retirado Luis Alfonso Dávila (MVR) y la Cámara de Diputados por Henrique Capriles (Copei), dejando por fuera, nuevamente al partido Acción Democrática, quedando el Pacto de Punto Fijo en intensa agonía.

La campaña electoral de 1998, estuvo marcada por el deterioro total de los partidos políticos tradicionales, al "Caudillo" Luis Alfaro Usero, máximo representante del Partido Acción Democrática y candidato de esa tolda política, su partido le exige que renuncie, porque el Buró Político decide apoyar al candidato Henrique Salas Römer (Frijolito). El "Caudillo" Alfaro, se niega a renunciar y una semana antes de la elecciones es expulsado del partido y, según Resolución N° 981202-1131 del CNE, admite la sustitución del "Caudillo" por la del Candidato del Partido Proyecto Venezuela. Igual suerte corre la ex Miss Venezuela y Miss Mundo 1981, Irene Sáenz, ex alcaldesa de Chacao, que se postuló como candidata presidencial por su propia organización política IRENE, que contaba con el supuesto apoyo de Copei y La Causa R, apenas a unos pocos días de la elecciones, estas organizaciones apoyaron a Salas Römer, dejando a la ex miss con "los crespos hechos", o "como novia plantada ante el altar", porque la Resolución N° 981202-1136 del CNE, admite la sustitución de su candidatura presidencial del Partido Copei por la del ciudadano Enrique Salas Römer, datos según, Gaceta Electoral Nº 10 de fecha: 10 de diciembre de 1998

El triunfo rotundo de las elecciones presidenciales del año 1998, se lo lleva el Comandante Chávez, con 3.673.685 votos, (56,20%) que le otorga el pueblo venezolano, contra 2.613.161 votos, (39,97%) del candidato Henrique Salas Römer. Fuente: http://es.wikipedia.org.

Inmediatamente de recibir la banda presidencial de manos del Presidente del Congreso Nacional el Coronel retirado, Senador Luis Alfonzo Dávila, ante la mirada marchita y melancólica del Dr. Caldera, en el presídium del moribundo Congreso Nacional. Ese mismo día Chávez dicta el Decreto Presidencial N° 3, que convoca a un Referendo Consultivo, para que el pueblo se manifieste en relación a si está de acuerdo con la conformación de una Asamblea Constituyente para refundar el país, realizándose este referéndum el 25 de abril de ese mismo año. El 26 de Julio fue electa por el pueblo la Asamblea Nacional Constituyente, siendo el Polo Patriótico quien logró aglutinar 100 constituyentitas de los 128 que fueron electos, que en el transcurso de seis meses redactaron la nueva Constitución siendo aprobada por el pueblo en Referéndum Aprobatorio el 15 de diciembre, donde fueron a sufragar 4.819.056 venezolanos, de los cuales, 3.301.475 votaron a favor y 1.298.105 lo hicieron en contra, quedando abolida la constitución de 1961, redactada por el sistema puntofijista, dando definitivamente muerte al fatídico Pacto de Punto Fijo que tanto mal le hizo al pueblo venezolano.

El Líder: Chávez

¡Cayó el Puntofijismo! El pueblo heroico de Venezuela invoca una vez más su espíritu de lucha y combate por la libertad, acude masivamente a las mesas electorales el 15 de diciembre de 1998, para proclamar por la vía pacífica y democrática, mediante el uso del derecho al sufragio, para decirle no a las roscas burocráticas, hambreadoras, criminales y asesinas representantes de los intereses foráneos y contrarios de la Nación, que por cuarenta años habían esquilmado al país de la manera más visceral.

Se impone el criterio histórico del gran Pueblo Bolivariano con la firme esperanza de no ser jamás engañado, explotado y oprimido por la oligarquía apátrida que rigió los destinos de la Nación a su antojo y al servicio del capitalismo monopolista internacional, que impuso el saqueó y robo inmisericordemente de nuestras preciadas riquezas naturales, mancillando la dignidad humana de este noble pueblo que se niega a seguir soportando las horrorosas atrocidades, cometidas por todos los gobiernos, que gobernaron al país durante el largo y tortuoso período de la Cuarta República.

Entonces se impone el Comandante Hugo Rafael Chávez Frías, como el líder fundamental en el que el pueblo con su sabiduría lo conduce hasta Miraflores, confiándole la respuesta política y social acertada, para sacar a la Patria del terrible atolladero en que la oligarquía venezolana pro-imperialista había llevado las esperanzas más caras de este pueblo de héroes libertadores y constructores de patrias libres, como lo demostró en las grandes batallas por la independencia de América, tras la senda del Libertador Simón Bolívar en Conformar una Patria grande, libre y soberana donde reinara la libertad, la Paz, y la Independencia total, donde no sigan existiendo explotados y oprimidos, excluidos y desheredados, ni parias, ni esclavos.

REFLEXIÓN NECESARIA

Al pasar de los tiempos: 20 años de aquella hazaña popular, que podemos llamar heroica, nuestra patria ha vuelto al mismo atolladero al que lo han llevado los nuevos oligarcas formados y forjados al calor de la Revolución Bolivariana, donde ahora son incontables, los miles de millones de dólares desaparecidos, de las arcas públicas, que han sido tocados por densos personajes, que hoy han salido a la luz pública internacional, reluciendo inmensas fortunas a expensas del patrimonio nacional, mientras el pueblo padece de múltiples necesidades, por la carestía de alimentos y medicinas, profundizándose cada día la pobreza y la miseria. PERO YA ESTO SERÁ TEMA PARA NUEVAS ENTREGAS. ¡¡Por ahora esperamos justicia Popular!!




 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1290 veces.



Reinaldo Chirinos

Licenciado en Educación Mención Desarrollo Cultural. Facilitador del INCES.

 reinaldoc06@gmail.com

Visite el perfil de Reinaldo Chirinos para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: