4 continentes + 3 Américas= ¿ONU?

El planeta Tierra está conformado por 4 continentes: Europa, Asia, Africa y Oceanía, porque América, según los ideólogos del imperio estadounidense, está integrado por 3 Américas: la A –Estados Unidos-, la B –Canadá- y la C –América Latina y el Caribe-. Esta división no se debe a posición geográfica, sino de poder de fuerza militar y de desarrollo capitalista.

La ONU –Organización de Naciones Unidas- no nace para defender los intereses de los países subdesarrollados frente a las tropelías y atrocidades de las naciones desarrolladas del capitalismo, sino como el medio de éstas de imponer –jurídicamente libres- su dominio político, económico e ideológico en el nuevo reparto del resto del mundo. Basta y sobra un solo elemento de su Constitución: 5 naciones –no en representación de 5 continentes- son las únicas que gozan de derecho y deber de voz y voto de un total de 192 países que la conforman: Estados Unidos, Inglaterra, Francia, Rusia y China. Para que vayamos midiendo la exageración en la falta de espíritu democrático y de igualdad en las relaciones diplomáticas, nada más y nada menos que un 2,6% se atribuye la potestad de decidir por el 97,4% de las naciones del mundo. La mampara de democracia quieren hacerla ver con el cuento ‘democrático’ del tal Consejo de Seguridad que involucra a los 5 permanentes –con voz y voto- y 10 no permanentes –sólo voz-; es decir, un 7,7% tiene facultad para hablar por el 92,3% de las naciones del planeta.

Los 10 embajadores del Consejo de Seguridad que no son permanentes deben ser representantes por regiones geográficas. Esto no sólo es para reírse a carcajadas limpias, sino para sentir luego  indignación por la burla descarada que se le hace a la democracia electoral en la ONU con el aval, por lo menos, de casi todos sus miembros. Quien diga que el voto secreto es democracia está meando fuera del perol. Sólo cuando las masas, en sus comités revolucionarios o en sus sóviets por regiones, levantando sus manos de frente y de cara al sol o a la luna, en plena reflexión de sus diálogos o debates, tomen sus decisiones irrefutables se podrá decir que la democracia política ha alcanzado justo el nivel de desarrollo en que ya comienza a dar prueba de la necesidad de su extinción porque la sociedad ya empieza administrarse por sí misma.

Bueno toda esa perorata anterior para poder entrar a lo que realmente quiero decir como argumento contra el carácter burlón, grotesco y antidemocrático que impera en la ONU. Primero : las 5 naciones con derecho a voz y voto, está demostrado, no representan la voluntad de por lo menos 70 países que le dijeron ¡NO! al candidato de Estados Unidos para ser miembro no permanente del Consejo de Seguridad. Eso significa que existe un 36,4% en rebeldía contra la política intervencionista del imperio –esencialmente- estadounidense. Aparentemente pudiera interpretarse que Estados Unidos cuenta, en contra de la voluntad de esos 70 países, con una mayoría de un 63% tomando en cuenta que el 0,7% se abstuvo. Pero eso no es más que la visión antidemocrática de la política diplomática del capitalismo salvaje, porque la verdaderamente democrática sería que el miembro no permanente del Consejo de Seguridad por América Latina y el Caribe, fuese decidido exclusivamente por los embajadores de las naciones que conforman esa región del mundo incrustada en el continente América, y donde la mayoría votó por el candidato venezolano y no por el de Guatemala. ¿Cómo puede ser democracia que los países europeos voten para decidir quién debe ser el representante del Africa o las naciones de ésta para determinar cuál ha de ser el miembro no permanente del Consejo de Seguridad por los países asiáticos? ¿Por qué las naciones altamente desarrolladas del capitalismo –imperialistas- tienen que decidir quién representa a los países subdesarrollados en un Consejo de Seguridad, si éste tiene que ser fruto de una proporción de representantes por regiones bien definidas geográficamente? ¿Qué dirían los conejos y los pollos si el zorro y el lobo deciden que sea la ardilla que represente a los animales más indefensos y que son víctimas de un Consejo de Seguridad donde el león –en la selva-, el tiburón –en el mar-, y el halcón –en el aire- hacen y deshacen todo lo que les venga en gana sin consultarlo con nadie? ¿Aceptarían el león, el tiburón y el halcón que los conejos y los pollos nombren al morrocoy, al pargo y al perico como los representantes de aquellos en un Consejo de Seguridad del reino de los animales en la selva, en el mar y en el aire?

¿Quiénes pueden creer en la democracia del león, del tiburón y del halcón, votando por un morrocoy para escuchar y respetar las quejas o inquietudes de las ardillas, los conejos o los pollos? ¡Por favor!: ya basta de calarnos las tropelías de una ONU que no representa ningún espíritu de justicia y libertad, sino que se resigna a ser el brazo –jurídicamente libre- del capitalismo salvaje en la política diplomática burguesa.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 21124 veces.



Freddy Yépez


Visite el perfil de Freddy Yépez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: