Desacordados acuerdos; política e impunidad

Da el agua al cántaro y rebasa la impaciencia, la política litiga entre ideologías por el cambio de un sistema a otro, lucha de dos fuerzas, lucha de clase que llega a sumar mayoría, pero en el fraguar inciden dilemas inacoplables porque la cultura del sistema cuestionado arraiga puntos de vistas que no desaparecen de un tris, se involucran entre lo saliente y lo entrante, quedan destellos sociales en el comportamiento del ciudadano e impera, por supuesto, lo que el sistema saliente utiliza con saña para resistirse; en el sistema de la diestra política le representa la burguesía-oligárquica, oligopolios y monopolios de fondo supuestamente de productividad con control absoluto del capital monetario y en peor, del capital humano que entrevera la idea, conserva la indecisión bajo los factores coadyuvantes: Capital, Religión, religión y dinero causan un daño neural al cerebro de la indefensa sociedad, Desocialización, culturas encontradas rivalizando sus espacios, una para instaurar nuevos ideales y otra por mantener cuotas del poder enquistado a través de la sucesión geracional de su clase.

Por eso los acuerdos entre derecha e izquierda nunca jamás son acordes y permanecen en la diatriba; en nuestra actualidad se sopesa la política de ambas, por una lado hubo 40 años en donde la diestra se hizo de los poderes y los mal capitalizó, no supo ni siquiera ser buen capitalista, se abrazó al tutelaje de una nación inquisitoria imperial y al modo dependencia, garganta de puerto, sin desarrollar las inmensa materias primas ni reconvertirlas en valor agregado, desistió de ser autentica y se mediocratizó aun como clase pudiente, procesos seudodemocráticos caracterizaron su política propiamente sujeta a soez concentración del poder en manos de la minoría. Por otro lado han transcurrido 20 años de siniestra, no ha sido nada fácil, nunca le es, más cuando se trata de cambiar, pero aun así, se debe reconocer en un balance lo positivo y lo negativo para poder avanzar, reconocer aciertos y desaciertos y errores, es parte esencial de toda dialéctica, no se construye un sistema sin cruda rivalidad ideológica, ella, es necesaria para el análisis meditorio de la política aplicada o que se deba aplicar para generar sustentabilidad, sostenibilidad y prudente rentabilidad política.

Nada se puede esperar de la diestra venezolana en cuanto al respeto a los acuerdos; no es de su naturaleza, no posee propia identidad política, se subordina a la sumisión, a que la bota le pise, venden su dignidad por unos cuantos céntimos y por la apariencia de ser Clase y cautivar nombres de segunda clase: familias de gran nombre, apellidos acaudalados y de abolengo sin determinación ni sentido de pertenencia patria, nunca existe este sentimiento, sólo dinero y el poder es su objetivo final; procura amalgamar fortuna para tejer redes de efímeros poderes al cobijo de la delincuencia transnacional. Por consiguiente, nunca habrá con ella posibilidad de pactar acuerdos que no estén viciados del incumplimiento, de la saña industrial y saga comercializadora, sin ética, sin aceptabilidad de la palabra comprometida porque obedece al plan antidemocrático, a un plan terrorista, a la componenda de un golpe.

Precia la impunidad, precia la burla, persiste querer ridiculizar la acción gubernamental ante esfuerzos de éste por desmontar la especulación que es aprovechada de varias formas por los inescrupulosos y que les ha brindado ingentes ganancias aumentando sus capitales, reciben doble beneficio: en dólares y en bolívares, han hecho los negocios del siglo y se han hecho del total poder de comercialización, distribución y control, descaradamente someten al pueblo indefenso ante las mafias y el residual de la corrupción. El pueblo está consciente del problema, se sabe atado, toda vez que cuerpos medios del poder constituido sostienen vigencia e impiden que éste construya el muro contentivo, porque sólo él tiene la facultad de dar fin al complot dirigido desde altas esferas imperiales y la paranoia burguesa nacional.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 421 veces.



Omar Ignacio Pinto


Visite el perfil de Omar Ignacio Pinto para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Omar Ignacio Pinto

Omar Ignacio Pinto

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a270237.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO