¿Emergencia educativa humanitaria o paro activo?

Según medios digitales gremios de todos los niveles y modalidades educativos, primaria, secundaria, técnica, especial o universitaria en sendas asambleas de todo el país dizque declararon lo que han llamado "Emergencia educativa humanitaria". Curiosa ocurrencia muy en correspondencia con la AN, OEA, ONU y otros organismos políticos, nacionales o extranjeros siempre muy activos y preocupados por lo que estamos viviendo por estos días en Venezuela, pero no hacen mayor cosa para que lo superemos como no sea pedir un cambio de régimen.

La mayoría de los gremios también acompañan ese petitorio y no pierden ocasión para hacer coro en esa línea, lo cual es del todo evidente; otra vez de acuerdo con los medios de comunicación audiovisuales y los escritos que aún circulan que, por cierto, si hubiera papel suficiente tampoco pudiéramos comprarlos de tan caros que están, dado la hiperinflación, especulación, contrabando y desarreglo moral que se vive; de donde se tiene que, como no hay mal que por bien no venga, ahora por lo menos sale más barato ver los noticieros de tv, radio o por la computadora o el teléfono leer noticias para uno enterarse de cómo se está moviendo la cosa en el entorno.

Una de las cosas que está pasando es que el medio petro salarial tipo tarifa plana que impusieron Maduro y sus asesores, con su tira y encoje de reconocer o no las convenciones colectivas es que ha puestos a todos los trabajadores "Más caliente que planche e’ chino". Los políticos y gremios de la oposición, que últimamente parece que no tienen mayor "poder de convocatoria" aprovechan tales "coyunturas críticas" como esos evangélicos neo convertidos en las colas para lanzar sus espiches fanáticos, como quien dice "Pescando en río revuelto".

Como fuere, lo cierto es que la reconversión monetaria ha traído cola en todos los sectores de trabajadores. Protestas muy legítimas han tomado las calles, pero en todo ello hay un cierto indicador positivo: parece que el Gobierno Bolivariano nos ha oído, decimos eso vistos los nuevos anuncios. SÍ reconocerán los acuerdos contractuales, primas de antigüedad, hogar, profesionalización, jerarquía. Antes el mismo ministro de la planificación había señalado que no. Oír aquí se usa en la vieja acepción bíblica "Oír la aflicción de su pueblo" bíblico, si cabe.

Ahora, lo que se ha visto es el nuevo sindicalismo. ¿no se quiere ligar con los viejos carcamales del sindicalismo adeco-copeyano y hasta masista o de la vieja izquierda negociante de antaño? Porque eso de declarar la "Emergencia educativa humanitaria" no es inocente. Ninguna palabra lo es, decía el querido profesor Rigoberto Lanz, vendría a ser una variante semántica de la intervención humanitaria internacional, además cuando uno se detiene a ver u oír los noticieros de la tv, la radio y redes digitales lo que ve es conocidos líderes o lideresas adecas y copeyanas.

Por lo menos aquí en Barquisimeto eso fue muy notorio, de hecho, un compañero del llamado chavismo crítico nos contó que él se animó a ir este viernes a la concentración que hubo en la Inspectoría del trabajo, cámara en mano y todo para la respectiva foto del Facebook o Instagram, etc., pero cuando vio las franelas naranjas de Voluntad Popular, blancas de AD y las caras de los gremios universitarios, que son las bases adherentes de estos partidos dobló para otro lado. Se regresó y del brinco fue a parar a la casa de su mamá que tenía días sin visitar. Dijo "Me dio una vaina" y aunque tenía un pañuelo para la nariz, aun así, su estómago no iba a soportar.

El Gobierno Bolivariano, así llamado, del presidente obrero tiene a todos sus colegas trabajadores alborotados y aunque algunos que se habían ido están regresando una vez conocidos cómo tratan la mano de obra directa en otras economías y sistemas sociales eficientes supuestamente en Latinoamérica y el caribe anglófono, tiene pues esa papa caliente en sus manos. Además de luchar con toda una nube de comerciantes especuladores y funcionarios corruptos. No es fácil, como decía una compañera cubana de los cooperantes.

Balmes (1970) en su libro "El criterio" señala en una página que "La circunstancia es una línea curva reentrante cuyos puntos distan igualmente todos de uno que se llama centro. Por lo pronto, es evidente que no se trata aquí ni de la circunferencia tal como suele tomarse en sentido metafórico cuando se la aplica a objetos no geométricos, ni en un sentido lato y grosero, como en los casos en que no se necesita precisión y rigor; debo, pues, considerar la definición dada como la expresión de un objeto de orden ideal al cual se aproximará más o menos a la realidad" (Regla para percibir el bien, P. 79).

Ergo, la "Emergencia educativa humanitaria" constituye un "reentrante" de aquel famoso "Paro activo" de 2002-2003, que traza metafóricamente la misma figura del golpe de estado suaves y/o continuados porque es una recta que tiene todos los puntos de éste; por eso la Revolución Bolivariana debe volverse sobre sí misma, sino pierde su esencia y su esencia es la clase trabajadora, o su recta: "… porque si la curva no se vuelve sobre sí misma ya no será una circunferencia; así, por ejemplo, si en ésta borro la parte A B, ya no me queda una circunferencia, sino un arco" (ibídem., p., 81).

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 581 veces.



Luis B. Saavedra M.

Docente, Trabajador popular.

 luissaavedra2004@yahoo.es

Visite el perfil de Luis B. Saavedra M. para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a270198.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO