Recuerdo tristes de un pasado alegre

El epígrafe de este artículo lo debo haber escuchado o leído en alguna parte, que por su contenido o significado nunca lo olvidé. Pareciera una incongruencia pero cuando se analiza con atención nos daremos cuenta lo que encierra.

Cuando me vino a la memoria rememoré la época de la Cuarta República y no pude dejar de lado aquella frase convertida en un eslogan electoral como fue "con los adecos se vive mejor" o aquella otra "ta’ batato dame dos", época del despilfarro adeco copeyano y la de los malos negocios. Eran tiempos azarosos de cuando una gran masa de dinero proveniente de los altos precios del petróleo fue despilfarrada a mansalva por los allegados y funcionarios de los partidos dominantes, la oligarquía criolla, los militares corruptos y las empresas transnacionales. Dinero que fue a parar a bancos extranjeros. Las reservas internacionales quedaron casi en cero y se tuvo que recurrir a los préstamos leoninos del FMI para facilitarle al país empréstitos a altos intereses. Con ese dinero se benefició la banca internacional, empresas trasnacionales, la banca nacional y la oligarquía criolla, que recibieron los préstamos y como siempre, todo fue a parar a los bancos foráneos, dejando al país en la peor debacle financiera. Ciertamente, esta parte fue el pretérito feliz de los millonarios, quienes vieron aumentar sus cuentas bancarias en dólares, mientras el pueblo venezolano sufría los rigores de las acciones del FMI. Un pasado alegre para pocos.

Los recuerdos triste quedaron para el pueblo que vio como el sueldo cada día se iba empequeñeciendo porque los comerciantes, como siempre, aumentaron los precios de los productos bajo la figura del monopolio, la especulación, el acaparamiento, la baja en la producción para generar escasez de productos alimenticos y medicinas, tal como lo hacen actualmente. Porque lamentablemente nuestros mercachifles todo lo ven en términos de ganancias, no en términos de porcentajes moderado si no en altos, ente 200 % y 2000 %. Una especie de quincalleros insensibilizados, quienes han hecho de sus tiendas y empresas un altar para la obtención de las ganancias excesivas y actividades comerciales ilícitas, caracterizadas por el acaparamiento y la especulación. Tampoco los bancos se quedaron atrás y de inmediato subieron los intereses de las tarjetas de créditos y los intereses bancarios que imposibilitaron el desarrollo agrícola, pecuario e industrial. Además una gran masa de desempleados comenzó a llenar las calles en busca de un trabajo digno para satisfacer las necedades básicas de la familia. Ante este panorama los sindicatos (CTV), en alianza con los empresarios (FEDECAMARAS) se hicieron la vista gorda, ante el menosprecio y devaluación del valor de la mano de obra de la clase obrera. Recuerdos tristes para muchos.

De aquella época son muchos los recuerdos tristes. Son miles y miles de venezolanos(as) (huérfanos y huérfanos, viudas y viudos, nietas y nietas, amigos y amigas) que están obligados a mantener almacenados en sus pensadoras aquellas nefastas y doloridas remembranzas, producto de las atrocidades de aquellos que piensan todavía que con los adecos se vivía mejor. Tengo la certeza que los familiares de los difuntos y de los heridos del Caracazo, del Amparo, de Yumare, de Cantuara, entre otros casos similares de masacres, no tienen la misma opinión. Sin dejar de lado los Teatros de Operaciones militares donde enviaban y torturaban a supuestos guerrilleros y de donde desaparecieron muchos prisioneros, que hasta el día de hoy no se sabe dónde están sus restos. Además eran las infames épocas de la Digepol, la Manzopol, de la Cejap, de los pozos de la muerte, de la persecución a periodistas, del cierre de periódicos y programas televisivos, de la recluta y de la aplicación de la ley de vagos y maleantes. Recuerdo tristes para muchos.

Como doctor en ignorancia y como vago convicto y confeso, me pongo a hurgar en viejos periódicos que en forma desordenada acopio en algo que llamo, "mi estudio", solo para darme de intelectual. En esta exhaustiva revisión consigo sorpresas que me sirvieron para reforzar el título de estos párrafos. Por tal motivo los invito a leer algunas frases:

Gonzalo Barrios, presidente sempiterno del AD: "el beso mortal de FMI", para referirse a los sucesos del Caracazo (1989), como consecuencia a las medidas tomadas por el gobierno de CAP.

Rafael Caldera: "Venezuela ha sido una especie de país que los norteamericanos llaman de escaparate de la democracia de América Latina y ese escaparate lo rompieron a puñetazos, pedradas, y manos, los hambrientos de los barrios de Caracas a quienes se quieren someter a los golpes férreos del FMI".

Editorial del periódico El país de España: "Muchos habrán recordado que el mayor despilfarro económico, la más espectacular explosión de la deuda externa, el inicio de recesión y los índices mayores de fuga ilegal de capitales se dieron cuando Pérez (CAP) fue presidente en la ocasión anterior (1974-1979)".

Carlo Andrés Pérez: "Fue una acción de pobres contra ricos". Con relación al Caracazo.

Fabrico Ojeda (hijo). "Un nuevo virus, el síndrome del saqueo, ataca a los nervios del caraqueño de la clase media, ese que posee objetos valiosos entro de su vivienda. Ahora, todos temen que la "furia popular" se meta en sus quintas y apartamentos para terminar con lo que falta…Los que tienen armas las guardan debajo de la almohada…Incluso, hay relatos de falsos militares que llaman a las puertas para efectuar un revisión, y luego resultan ser atracadores profesionales que buscan aprovecharse de estas trágicas circunstancias". Se refiere el periodista a los sucesos del Caracazo.

De nuevo Carlos Andrés: con el fin de retractarse, rectificando las anteriores palabras relativas al Caracazo, expresó: "No fue una acción de ricos contra pobres ni de pobres contra pobres. Fue una violencia social que tuvo como objetivo protestar contra la especulación".

Fedecámaras: Destaca en el periódico El Nacional (en la época de Miguel Otero Silva): "Fedecámaras acusa a Pérez de desestabilizar social", más adelante el vocero de la asociación de empresarios, dirigiéndose a CAP expresó: "Usted, a quien le correspondió la responsabilidad del país en un período, y lo está haciendo por segunda vez, debería sentirse orgulloso de que existan ricos todavía, porqué sería incomprensible que después de los gigantescos recursos que nos ha suministrado el petróleo, solo existen pobres". Pelea entre caimanes.

Pablo Medina: "la mayoría de las fuerzas de oposición (al gobierno de CAP; nota del articulista) y figuras intelectuales alertaron al gobierno, desde el mes de diciembre del 1988, sobre el malestar, descontento y confusión que causarían las medidas que iban a poner en práctica". Se refiere el antiguo diputado a las medidas del FMI. Aunque usted no le crea, esto lo dijo PM, secretario general de la Causa R.

Artículo del El Nacional, con relación al Caracazo: "El consejo Presbiteral reiteró su solidaridad con los pobres que son los que se han sentido más agredidos y amenazados en su derecho a una digna subsistencia por una situación económica y social injusta…Vemos a luz de la fe, como un escándalo y una contradicción con el ser cristiano la creciente brecha entre ricos y pobres. El lujo de unos pocos se convierte en un insulto contra la miseria de las grandes masas. Que es un deber del estado proteger la seguridad de la vida y los bienes de los ciudadanos frente a las injustas agresiones". El documento también denunciaba que los hechos criminales de estos días como el saqueo y la violencia física, provocados en algunos casos, por hechos igualmente criminales tales como la especulación y el acaparamiento, que deben ser sancionados solo con estricto apego a la constitución y las leyes. Eran palabras, no son de Chávez, ni Maduro, sino del Arzobispo de Caracas, los obispos auxiliares y los sacerdotes.

Aquellos acontecimientos de la Cuarta República son recuerdos tristes para muchos y de un pasado alegre para pocos. Por tal razón es siempre es bueno recordar las palabras de Simón: "La agricultura, el comercio y la industria son el origen dela abundancia y la prosperidad nacional y el verdadero y más inagotable manantial de riquezas del Estado". Lee que algo queda.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 753 veces.



Enoc Sánchez


Visite el perfil de Enoc Sánchez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Enoc Sánchez

Enoc Sánchez

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a270161.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO