No habrá Socialismo Cristico Bolivariano Chavista sin la participación de las Obrer@s del Pueblo Soberano

La Revolución Socialista Cristica Bolivariana Chavista permite que tengamos un Gobierno Real y Verdaderamente Obrerista, un Gobierno de los trabajadores y trabajadoras, en las palabras y en los hechos: No pueden haber prácticas institucionales, gubernamentales, que contradigan nuestra definición Obrerista. Primero que nada: No puede haber relación de tutela con respecto a los trabajadores dentro de la construcción de nuestro modelo Socialista Cristico Bolivariano Chavista. No es ni al Estado, ni al Gobierno, ni al PSUV, a quienes les corresponde organizar y dirigir a los trabajadores: Toca a los propios trabajadores asumir esa responsabilidad histórica, que les pertenece a todas y todos. Bien podemos decir que: ¡No habrá Revolución sin clase obrera!. ¡No podremos profundizar la Revolución Socialista Cristica Bolivariana Chavista sin la clase obrera!. ¡No habrá Socialismo Cristico Bolivariano Chavista sin la participación y el protagonismo de la clase obrera!.

La historia de nuestros Pueblos ahora la escriben aquellos que tenían prohibido redactar la historia. Ya la historia no la cuentan los antiguos vencedores. Siendo los procesos hermanos como son, no podemos negar el papel central que este bravío Pueblo Venezolano ha logrado abrir mientras poco a poco sigue desalambrando la historia. ¡Ha sido la candela bolivariana la que ha incendiado el seco pajonal de la oligarquía! ¡Se acabaron los tiempos de la pura resolana, comienza la cosecha y la mata que dará la sombra que todos nos merecemos!. Obedezcamos la voz de nuestro tiempo. Y preparémonos a ocupar nuestro puesto en la historia. Aquí en predios del Sur los gobiernos comienzan a estar a la altura de sus pueblos. Grandes acontecimientos y nuevas gestas en esta Patria Grande nuestra prefiguran la entrada de la gran mayoría de nuestras naciones en lo que hemos denominado la Era Bicentenaria.

Yo soy el hombre de las dificultades y no más: No estoy bien sino en los peligros combinados con los embarazos, dirá el Padre Libertador a Santander, en 1825, en un momento en que todo parecía oponerse a la causa social, aun los más elementales recursos. Las Venezolanas y los Venezolanos herederos de tan magno espíritu asumimos por igual la misma entereza que si bien es nuestro caso ante la estabilidad económica y financiera que define nuestra situación, no deja de ser una amenaza, aún más, un gran peligro la sí embarazosa situación en el que muchos gobiernos del mundo se encuentran. Es ante esa amenaza y peligros externos ante los cuales tenemos que fortalecernos, ahora con más ahínco desde lo interno. A tal propósito obedecen la serie de medidas y decisiones que mi comandante Nicolás Maduro toma este 2018, las que vienen son mejores que las anteriores.

Mientras más perfecta es la crisis que padece el capitalismo, más segura y despejada será la vía del Socialismo Cristico Bolivariano Chavista Venezolano hacia la independencia y grandeza de la PATRIA. Las aves carroñeras de la oposición y lacayas, siempre de mal agüero, se han quedado con los crespos hechos ante la vana creencia de que nuestros esfuerzos estarían dirigidos a beneficiar a los grupos privilegiados que por siempre han negociado con el destino de todos los Venezolanos y Venezolanas. En este sentido, la decisión de preservar el gasto social en misiones, educación, salud, sueldos, salarios e ingreso familiar, el pago de pensiones y la seguridad social, considerando la importancia que tienen estas variables para mantener el nivel de adquisición y consumo de las familias nos confirman en nuestra indeclinable convicción de que nuestro gobierno es del Pueblo, por el Pueblo y para el Pueblo. Estamos ante un parto en el que nuestra Revolución Bolivariana, lo nuevo, no termina de nacer, y lo viejo, el capitalismo fundado en un sistema perverso y desigual por esencia, no termina de morir.

Nos hallamos ante una crisis general capitalista. Nunca alguna otra fue mayor. La que tuvo lugar entre 1873 y 1896, duró 23 años, se llamó Larga Depresión. La otra muy grave fue la de 1929. Duró igualmente no menos de 20 años. La actual crisis es integral, civilizacional, multidimensional. "Es una crisis que trasciende con creces lo financiero, lo bancario y afecta la economía real en todos sus departamentos". Sin embargo, el gobierno revolucionario, con el apoyo del Pueblo, los Trabajadores y Trabajadoras , los Campesinos, las Mujeres, los Estudiantes, la Juventud, los partidos revolucionarios y la Fuerza Armada Civico-Militar Bolivariana, continuará tomando a tiempo las medidas necesarias para asegurar la continuidad de los planes de desarrollo nacional. Tengámoslo por seguro: No habrá crisis, por más "Perfecta" que sea, que pueda detener la marcha Venezolana hacia el Socialismo Cristico Bolivariano Chavista, la Independencia, la Grandeza………….

 

¡INDEPENDENCIA Y PATRIA CRISTICA BOLIVARIANA CHAVISTA SOCIALISTA!

¡AMADA MADRE VIRGEN TIERRA AYUDANOS A COMPRENDER QUE DEBEMOS DAR PARA PODER RECIBIR!

¡VIVIREMOS Y VENCEREMOS!



Esta nota ha sido leída aproximadamente 364 veces.



Yrne Gil Mata

Físico. Dr. en Educación. Miembro de la Milicia Bolivariana.

 yrnegil@gmail.com

Visite el perfil de Yrne Gil Mata para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Yrne Gil Mata

Yrne Gil Mata

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a269072.htmlCd0NV CAC = Y co = US