Menos mal que Maduro es "bruto" porque si fuera "inteligente" ya Venezuela estuviera en el Primer Mundo

En mis más recientes artículos, he venido desarrollando y develando parte de la estrategia de Estados Unidos, enmarcadas en el contexto de generar las condiciones para una eventual intervención militar de carácter "humanitario" contra Venezuela, como se han venido dando los pasos para la concreción de tan perverso propósito. Igualmente, nos permitimos difundir una opinión de Juan Carlos Uribe Nóbrega, quien como el mismo me lo manifestó, recogió un sentir de un colectivo, y él se permitió colocarlo en su muro de facebook.

Hasta ahora, los propósitos de las diferentes administraciones gubernamentales estadounidenses, pero fundamentalmente las dos últimas (Obama y Trump) no han logrado la materialización de tan nefasto plan para la Patria de Bolívar y Chávez. Todo ello, debido a los bloques de integración y nuevas formas de relacionamiento internacional ideadas por Hugo Chávez, materializadas y ejecutadas por Nicolás Maduro durante su paso durante un poco más de seis años y medio como Canciller del Gigante, y que ahora continúa en su periplo como Presidente de la República y sucesor del Comandante Inolvidable.

Particularmente quien esto escribe, está plenamente convencido de que el asesinato de Hugo Chávez forma parte de un gran entramado y una gran conspiración, basada en una primera fase en la eliminación física del líder fundador de la Revolución Bolivariana. Muchos y muchas creían y pensaban que muerto Chávez, Nicolás Maduro no sobrepasaba tres meses al frente de los destinos del país. Y ya van 5 años y medio, y Maduro aún lleva la conducción del Estado Venezolano. Un cálculo que no entraba en las cuentas de los tanques pensantes manejados desde el Departamento de Estado, la CIA y de la propia Casa Blanca en Washington.

Hemos podido observar el nuevo intento, desesperado además, de buscar el fin de la Revolución Bolivariana, y no se han escatimado esfuerzos ni recursos para ello. Guerra Económica, Diplomática, la manipulación del tipo de cambio, acaparamiento y especulación de alimentos y medicinas, Bloqueo Económico y Comercial, medidas coercitivas unilaterales de diversa índole, sabotajes a fin de provocar el colapso a servicios públicos como agua y electricidad, por solo nombrar los más importantes, y la activación de las células durmientes del paramilitarismo colombiano infiltradas desde hace años en nuestro país, se han activado en ciertas y determinadas coyunturas, ejecutando a cuadros valiosos de nuestro proceso revolucionario (Robert Serra, Eliecer Otaiza, entre otros) son muestras de los intentos desestabilizadores e injerencistas en contra de la Patria de Bolívar y Chávez.

No obstante, pese a ello, y a errores y fallas en la gestión gubernamental del Ejecutivo que encabeza Maduro, no solo se han preservado las políticas de inclusión y protección social, sino que el objetivo histórico de defender, expandir y preservar el bien más preciado logrado en estos 200 años, indudablemente fue cumplido por el Primer Mandatario Nacional.

Nicolás Maduro, evidentemente ha cometido muchos errores a lo largo de su gestión. Pero también ha tenido sus aciertos, y sería mezquino no reconocérselos. Luego de su reelección como Presidente de la República el pasado 20 de mayo de 2018, ha desplegado una inteligencia y dado pasos a una estrategia inteligente, que aún detractores (de derecha y de la izquierda "exquisita" no han logrado descifrar totalmente).

Si algo hay que expresar, y como se lo escuche en alguna oportunidad a otro de los mártires de nuestra Revolución Bolivariana, el periodista Ricardo Durán, los tanques de pensamiento de Estados Unidos constantemente estudiaban al Comandante Chávez (sus discursos, las palabras que más empleaba, su forma de vestir, el tono de voz, su perfil) a fin de detectar sus puntos débiles y desde ahí centrar sus ataques con el fin de minar y destruir su imagen. El problema es que esos tanques de pensamiento jamás supieron descifrar al Comandante, quien les propinó a lo largo de su vida varias derrotas.

Maduro ha demostrado, a pesar de las complejas y difíciles circunstancias a las que le ha correspondido llevar las riendas del país, seguir la senda de su mentor político. Luego de su ratificación como Jefe de Estado y de la ocurrencia del magnicidio en grado de frustración el pasado 4 de agosto de 2018, a raíz de la implementación del Programa de Recuperación, Crecimiento y Prosperidad Económica, el enemigo se encuentra profundamente desesperado, ya que no ha logrado develar la estrategia que viene siguiendo el Presidente Obrero.

Pero, sin ánimo de pecar de adulador, la jugada que se tiró Maduro con la implementación del denominado Plan "Vuelta a la Patria" (el nombre puede ser objeto de debate, y de críticas como las válidamente formuladas por la profesora y amiga a quien respeto mucho, Luisana Colomine) más el fin y la estrategia del mismo constituye, a mi juicio como analista político, objetivamente, una jugada maestra por parte del jefe del Ejecutivo Nacional, y paso de seguidas a explicar el por qué.

El periodista uruguayo Aram Aharoniam, en un artículo escrito en fecha 2 de septiembre de los corrientes nos advierte sobre la turbulenta, implacable y preocupante ofensiva para la recuperación de lo que EEUU considera su "patio trasero".

De ahí, que la securitización del tema de la migración o "diáspora" venezolana, la manipulación de un tema socioeconómico para convertirlo en un asunto de paz y seguridad regional, las amenazas militares de la portavoz de la Casa Blanca, Sara Sanders; la gira del Secretario de Defensa, James "Bull Dog" Mattis, y la reunión de jefe del Comando Sur, Almirante Kurt Tidd con los comandantes de ejércitos de países del denominado Grupo de Lima confirman las asechanzas contra la República Bolivariana de Venezuela.

Súmele los movimientos militares de Brasil, el presidente de esa nación, Michel Temer señalando que "Venezuela rompe con la armonía regional", el canciller colombiano asegurando en la ONU que "el impacto migratorio en salud y educación es también un impacto en su seguridad"; los ejercicios militares "UNITAS LIX" frente a Cartagena; las declaraciones de Luis Almagro pidiendo más "sanciones" contra Venezuela, y ahora designando una comisión de la OEA para atender el tema migratorio venezolano dirigida nada más y nada menos que por David Smolansky, la cual viajará a Cúcuta la próxima semana; las amenazas de corte de ventas petroleras de EEUU al país, la declaración de incapacidad de Brasil de pagar la deuda eléctrica con Venezuela, son reflejo de la nueva arremetida contra nuestro Estado- Nación en este mes de septiembre que pretende ser el otoño de la reconquista imperial.

A esto hay que agregarle la celebración de la reciente celebración de una reunión en la ciudad de Quito, en Ecuador, donde asistieron delegados de Argentina, Brasil, Bolivia, Colombia, Costa Rica, Chile, México, Panamá, Paraguay, Perú, República Dominicana y Uruguay para buscar hacer frente al éxodo de venezolanos en esos países. Salvo Bolivia, que firmó la denominada "Declaración de Quito" con reservas, el resto de países trataron el tema de la migración venezolana (sin la presencia del presunto país afectado, bueno es señalarlo). Bajo la fachada de "regularización del tema migratorio venezolano", el temor es que la referida declaración constituye un inicio de hostilidades con amenazas de uso de la fuerza militar con carácter preventivo, con el pretexto de defender la seguridad de los países vecinos y de Estados Unidos. Otro dato a considerar, aportado por Aharoniam, es que la cancillería ecuatoriana viene presionando para que representaciones del Alto Comisionado para los Refugiados (ACNUR) y de la Organización Internacional de las Migraciones participen y avalen estas acciones militares disfrazadas de "humanitarias".

Importante es de destacar que, en el marco del ejercicio militar "UNITAS LIX", que se ejecuta en estos momentos en Cartagena (Colombia), la armada de Ecuador, que durante once años no asistió a las referidas maniobras por instrucciones del entonces presidente Rafael Correa Delgado, ahora envío la corbeta misilística Los Ríos CM13, que zarpó el 23 de agosto desde Guayaquil, el mismo día que el presidente Lenín Moreno anunció su decisión de desvincularse de la ALBA. ¿Casualidad? ¿Será está la fachada para imponer un bloqueo marítimo a Venezuela?

Asimismo, la Unión Europea destino un paquete financiero por 35 millones de euros (40,85 millones de dólares) a la región latinoamericana para ayudar a la "crisis migratoria" de venezolanos, de acuerdo a anuncio del presidente del gobierno español, Pedro Sánchez, quien durante su visita a Colombia, se atrevió a calificar la "crisis" de Venezuela como similar a la que ocurre en Europa con los inmigrantes.

Es evidente, que el plan y el "falso positivo" para la construcción de una narrativa que legitime una eventual intervención en Venezuela es a través de la captura y utilización de los migrantes venezolanos como rehenes. Más bajo no se puede caer en esta vida.

Pero, se ha podido observar un contraataque fulminante del Gobierno Bolivariano, que es justo reconocer y señalar que no se quedó de brazos cruzados.

En primer lugar, con el reciente anuncio del despliegue de ejercicios militares conjuntos con las armadas de Rusia y China, en fechas paralelas al "UNITAS LIX". Mientras el Comando Sur mostró el despliegue de su buque- hospital USS Comfort (del cual ya nos expresamos en artículos anteriores), el Gobierno mostró el despliegue de un buque- hospital militar chino. Lo que es igual no es trampa, señalan algunos.

Por otra parte, ya la ejecución y despliegue del Plan "Vuelta a la Patria", ejecutado desde hace una semana aproximadamente, y con el despliegue comunicacional y mediático del Sistema Bolivariano de Comunicación e Información, donde se muestran cientos de miles de migrantes venezolanos solicitando su retorno al país, y el Gobierno a través de sus delegaciones diplomáticas y consulares, y el despliegue de la aerolínea Conviasa, ya ha repatriado a algunos de esos ciudadanos y ciudadanas.

Más allá de los juicios de valor y hasta epítetos emitidos a estos compatriotas, se debe ver la importancia estratégica y geopolítica de esta acción ejecutada por el Ejecutivo Nacional y nuestra cancillería que no podemos perder de vista.

Asimismo, las ruedas de prensa, no menos de tres he contado esta semana de la Vicepresidenta Ejecutiva Delcy Rodríguez. En la primera, donde expresó que no se reconocerán ante los organismos internacionales las cifras de la migración que no sean avaladas por fuentes oficiales del propio Gobierno Bolivariano. Importante es de destacar que estuvo presente durante las declaraciones dadas por la alta funcionaria venezolana, el representante de la Organización Internacional para las Migraciones, Jorge Bacca. La segunda, acompañada del Ministro del Poder Popular para la Comunicación e Información y Vicepresidente Sectorial de Comunicación, Cultura y Turismo, Jorge Rodríguez, donde suministraron cifras del tema de las migraciones a nivel mundial, comparándolas con países como Colombia (el de mayor desplazados a nivel mundial) y Siria, las cuales son infinitamente inferiores a la que operadores comunicacionales articulados con conglomerados mediáticos internacionales suministran sobre el tema migratorio venezolano. Y la tercera, la reunión celebrada con el coordinador residente de Naciones Unidas y representante residente del PNUD en Venezuela, Peter Grohmann, quien también acompañó a Rodríguez junto a Bacca, el día lunes 03 de septiembre en la primera rueda de prensa señalada en estas líneas. Pero además, en esa reunión ocurrida el día miércoles 5 de septiembre en la sede de la Vicepresidencia Ejecutiva de la República, participaron, además de representantes del Gobierno Bolivariano, los siguientes portavoces de los siguientes organismos internacionales: Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR), Fondo de las Naciones Unidas para la infancia (UNICEF), Programa Conjunto de las Naciones Unidas sobre el VIH/Sida (ONUSIDA), Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA), Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) y la Organización Panamericana de la Salud (OMS/OPS).

Es decir, de una manera inteligente y sin tantos aspavientos, el Presidente Nicolás Maduro desmontó (por lo menos por el momento) la activación del plan injerencista "humanitario" en contra de Venezuela. Creo que aún mucha gente, no sólo de la derecha abiertamente declarada e identificada, sino de la izquierda de cafetín y "exquisita", sigue menospreciando y subestimando al Presidente Nicolás Maduro, que fue formado y tuvo a un maestro de la talla del Comandante Hugo Chávez.

Por eso, como lo titulé en el presente artículo, lo declaró: Menos mal que Maduro es "bruto", porque si fuera "inteligente", ya Venezuela fuese un país del "Primer Mundo".

¡Bolívar y Chávez viven! ¡Y sus luchas y la Patria que nos legaron siguen!

¡Hasta la Victoria Siempre!

¡Independencia y Patria Socialista!

¡Viviremos y Venceremos!



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2161 veces.



Juan Martorano

Abogado, Activista por los Derechos Humanos, Militante Revolucionario y de la Red Nacional de Tuiter@s Socialistas (RENTSOC).

 jmartoranoster@gmail.com      @juanmartorano

Visite el perfil de Juan Martorano para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Juan Martorano

Juan Martorano

Más artículos de este autor



US mp N Y ab = '0' /actualidad/a268973.htmlCd0NV CAC = Y co = US