Tomo partido por Rafael Ramírez, ¿En quién crees tú?

En estos días aciagos no se vale entregarnos a las manos de Dios; ya Maduro lo hizo y Dios pareciera que lo tiene medio agarrado (eso si aceptamos que un todopoderoso existe). En todo caso, si hay un Dios involucrado en todo esto sería uno de esos que toma partido por unos humanos en contra de otros, como Apolo o Zeus… porque a muchos nos va mal y otros están "comiendo cochino"; unos no tenemos nada en la "cuenta" y otros –literalmente- pagan con dólares.

Y si (casi) todo el mundo toma partido por algo o por alguien (al menos eso uno cree), si hasta Dios está parcializado, ¿Por qué muchos colegas de Aporrea muestran tanta melancolía en sus palabras y se quedan sentados en el sillón desesperanzados? Yo no tengo esperanzas en el gobierno pero sí la tengo en el ser humana. NO creo que todos los seres humanos sean como los líderes pusilánimes de este gobierno, que se dejan manotear por Lorenzo Mendoza, hay otros seres humanos más capaces y que buscan representar ideales, no actitudes. Los dirigentes del gobierno quieren representar eficiencia y honestidad, pagan la de chavistas arredomados, pero son incompetentes y descarados.

Yo sí creo que Rafael Ramírez, es político, tiene el carácter y el conocimiento del líder necesario, y puede formar un buen equipo de gobierno. Rafael Ramírez podría ponernos de nuevo en el camino a la revolución socialista sin nostalgias; cerca de la revolución a través de las ideas. El problema para su aparición en la escena política actual está en el estado mental de los maduristas que aterrados con una "Guerra Civil" fantasma, o raspando la olla, "embrujados" acortejando al jefe (es decir, con poder), no les interesa si Rafael Ramírez es inocente o no de algún delito, mucho menos su condición de militante revolucionario, prefieren aceptar en silencio las insidias de los jefes, sus calumnias, ven su condena como natural sin ni siquiera pensar (un poquito) sobre las razones del ex ministro; los más "cercanos" a él se alejan, los menos se consagran con el poder calumniando ellos también, atacando, persiguiendo con sus propias maneras, a la "presa" señalada, escogida por el jefe. Otros, solo se dejan llevar de la envidia y el resentimiento: a Rafael Ramírez se lo recela por haber acumulado muchas responsabilidades y haber tomado muchas decisiones, o sea, por haber tenido poder y haberlo usado, no delegado a los privados.

Realmente estos últimos estados mentales son de temer, porque, igual, como leí por ahí en Aporrea, no importa si eres de derecha o de izquierda, hoy día la gente va a las marchas solo por obedecer al jefe; de la misma manera los diputados y la militancia que dice ser "leales", más bien son fieles… al jefe. Es decir, al poder, y no importa que mañana este "poder" entregue el país a Trump como regalo de cumpleaños.

No es nueva esta disociación, se trata de una estructura psicológica de masas, el espíritu del rebaño pequeñoburgués. Sin embargo, en las marchas caminan muy de cerca a los otros los que no quieren perder su trabajo y se mofan de sus "jefes rebaños", estos, por lo menos piensan distinto. Hay muchos de estos compañeros que esperan a que las cosas vuelvan a ser como cuando Chávez vivía.

El asunto es que ahora esa "fidelidad" no es racional sino emocional, y eso es sumamente peligroso. Por ahí oí que el temblor de ayer lo provocó una explosión nuclear activada por Estados Unidos. Es el caso de exacerbar el chovinismo frente a Colombia y los colombianos, como aquel comentario malicioso sobre que el agua que viene de Colombia desborda al Orinoco, ¡agua colombiana! O eso de vivir bajo la amenaza constante de una invasión y una guerra civil…, ahora "el atentado"; hoy vivimos en una constante "alerta naranja" tirando a roja, en la urgencia de tener que vencer siempre una eterna amenaza, una amenaza que siempre es difusa. Sin embargo, al tiempo, sin una pizca de equivocaciones, con toda certeza, se les entrega el país a los capitalistas en un paquetazo clásico, disfrazado de novedad, criticado hasta por el "padre de este monstrico" del "pragmatismo capitalista", el inefable señor Temir Porras.

Necesitamos un líder socialista, que hable de forma racional, que no mienta sobre los temas fundamentales (eso es básico), un Político, no uno que hace como si lo fuera. La política debe ser el contrapeso del tecnicismo, no el discurso que lo glorifica; la política debe ser la que ordene y administre las ideas y al país, no representar los intereses de la economía capitalista o del estatus, en sentido general, que es lo mismo. En las prácticas políticas nace la revolución socialista y todo lo demás se debe poner a su servicio, no al revés; si el socialismo construyera con fórmulas y mecanismos, si así fuera ya se hubiera alcanzado, sería como armar un mecano (un Lego); el socialismo es una lucha espiritual y cultural sostenida y lo demás ayuda.

Mucho más allá de los resentimientos por las decisiones que este señor (Rafael Ramirez) tomó, éstas se deben analizar desde la óptica política y no con la simpleza del moralismo pequeñoburgués del presidente Maduro y sus fieles. Condenando una supuesta corrupción por encima de los intereses de país, es decir, acabando con la industria petrolera y acabando con nuestra soberanía sobre ella, entregándosela a los privados y a los extranjeros con la excusa de que en ella todos son corruptos (si esa fuera la verdadera gesta moral de Maduro y su fiscal debería poner preso a casi todo ejecutivo actual). Cuando Chávez, la revolución socialista era la madre de todas las leyes, pero ahora en el gobierno ¿A quién le interesa el socialismo, que no sea para engañar al chavismo, a los obreros a todo el que creyó en él? Maduro, como Zelig, se mimetiza de socialista con los obreros y de empresario con los empresarios, y como Hitler, les ofrece "todo", a todos, aunque apuesta a uno solo, a los capitalistas.

Marcos Luna 23/08/2018



Esta nota ha sido leída aproximadamente 697 veces.



Marcos Luna


Visite el perfil de Marcos Luna para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Marcos Luna

Marcos Luna

Más artículos de este autor



US mp N Y ab = '0' /actualidad/a268233.htmlCd0NV CAC = Y co = US