Venezuela está herida en el corazón

Después de leer el artículo, "A TODA LA PATRIA", dirigido al pueblo venezolano, del Ingeniero Rafael Ramírez Carreño -Ministro de Energía y Minas, Presidente de la empresa pública Petróleos de Venezuela, S.A. (PDVSA) durante todo el mandato del Comandante Hugo Chávez- ya no hace falta preguntarse ¿cómo explicar esta crisis?.

Igualmente, no hace falta que el país se pregunte ¿Qué fue de la poderosa Venezuela petrolera? ¿Dónde fueron sus ilimitados recursos? ¿Cómo se invirtieron? ¿De qué forma se beneficiaron los venezolanos?. Éstas y tantas otras preguntas se hicieron en el pasado, y se justificaban, por ese 80% de pobreza que daba dolor y vergüenza. Hoy la historia se repite.

El Comandante Chávez cuando se refería a ese alto porcentaje de pobreza (80%) encontrado en la Cuarta República, en un país con ¡tanta riqueza!, con la reserva de petróleo más grande del mundo, con la quinta reserva de gas más grande del mundo, con oro, diamantes, entre muchas otras, decía "…es muy difícil creer que en una suma de factores, todos positivos, el resultado sea negativo".

Paralelo a la bonanza petrolera, a la aclaratoria y justificación hasta el cansancio -el que se justifica se acusa…dicen los abogados- de cuánto fue el boom antes y después de Chávez y sin ser expertos en nada se puede declarar que la raíz de la crisis está en el despilfarro o gasto descontrolado de los recursos. Cuando hubo capacidad de ahorro no lo hicieron, se dilapidaron todo. La cultura y necesidad del ahorro para cuando los recursos mengüen los conoce y aplica cualquier ama de casa, por muy analfabeta que sea.

Se comparte la opinión de expertos en economía cuando concluyen que "la crisis es producto del manejo irresponsable de la economía".

La intervención de la Dirección del Mercado Nacional de PDVSA -encargada de la distribución de combustible, productos y subproductos de hidrocarburos- aún continúa como una gran incógnita para muchos mortales debido a que se han encarcelado a Directivos, trabajadores y gerentes sin hacerle un juicio ni derecho a la defensa.

El derecho a la defensa está consagrado en el Artículo 49 ordinal primero de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela. La defensa y la asistencia jurídica son derechos inviolables en todo estado y grado de la investigación y del proceso. Asimismo, toda persona tiene el derecho de acceder a las pruebas y de disponer del tiempo y de los medios adecuados para ejercer su defensa. Para tal caso de lo único que se enteró el pueblo fue de la irrefutable prueba "…Gobierno tiene "indicios serios" de la vinculación de "grupos mafiosos con algunas instancias de empresas del Estado"

https://www.elnuevoherald.com/noticias/mundo/america-latina/venezuela-es/article2073434.html

Hubiese sido muy interesante escuchar a los acusados, presos hoy, exponer su defensa y denunciar a más involucrados comprometidos desde siempre con tal práctica, aberrante de por sí.

Tal pareciera que la Comisión Nacional contra el Contrabando y bajo la dirección del vicepresidente Jorge Arreaza, para ese entonces, no profundizó en la investigación, por lo arriesgada, y la cobertura de la misma se quedó chucuta.

El control de cambio, medida instaurada en el año 2003 por el Comandante Chávez, en su momento fue la panacea para frenar la fuga de capitales, pero de antemano se advirtió se ejecutaría por muy poco tiempo. Una vez que los mismos de siempre le vieron de inmediato el tremendo guiso-queso a la tostada se negaban a suspenderlo con argumentaciones, sin ningún valor agregado, donde se les veía la costura.

El pueblo venezolano es conocedor que, se escuchan las voces en pasillos, de inmediato surgieron las empresas diabólicas de maletín las cuales ocasionaron el robo más grande a la economía del país. Hasta el sol de hoy no hay denuncias, no hay investigación, no hay presos. Lo que si hay es mucha DISCRECIÓN Y PROTECCIÓN a sus verdaderos responsables.

Después que echaron al Ministro de Planificación y Desarrollo -de todo el gobierno del Comandante Chávez-Ingeniero Jorge Giordani, publicaron para marear a los ingenuos, una lista de empresas con nombres muy raros que nadie conoce. Maquillaron el delito, y el silencio sigue siendo abismal.

Aún se mantienen en secreto a los verdaderos delincuentes de las empresas de maletín que gozaron y siguen gozando con el control de cambio así como aún se mantiene el control de cambio para beneficio de quienes han hecho su agosto con las mil millonarias cuentas en dólares con sus cuantiosas ganancias en detrimento del hambre y del bolsillo de los venezolanos.

El presidente Maduro está en la impostergable obligación de hablarle claro al pueblo venezolano en relación con la política petrolera -a la cual se refiere el Ingeniero Ramírez- específicamente en lo concerniente a no reconocerse el gobierno como país petrolero, tan sólo con la deliberada intención de privatizar la empresa pública de todos los venezolanos y no propiedad de un grupito.

En cadena nacional el presidente Maduro debe dar explicación de la posible privatización de PDVSA, es parte de sus deberes, de ser cierta tan delicada aseveración. Todos y cada uno de los negocios que se hagan o se dejen de hacer con el petróleo de la nación el pueblo venezolano debe saberlo. Ese pueblo no es bruto. Ese pueblo sabe de petróleo y de mucho más.

"Venezuela está herida en el corazón" frase pronunciada por el Generalísimo Francisco de Miranda cuando Simón Bolívar perdió el Castillo de Puerto Cabello el cual era el asentamiento macizo en la Primera República.

Hoy Venezuela vuelve a estar profundamente herida en el corazón evidenciada por la crisis económica, crisis social y crisis política que se está viviendo en la República.

Al pueblo llano, en el cual me cuento, lo está aniquilando por supuesto que la hiperinflación, los paupérrimos sueldos, la devaluación de la moneda, la ausencia de transporte, la escasez de dinero en efectivo, para pagar un transporte barato.

Un taxi bolivariano, vehículo Orinoco color blanco de los que regaló el gobierno a una cuerda de oportunistas, no se puede tomar ni para una emergencia porque cobran 5 Millones de bolívares por una carrera normal y 2 Millones de bolívares por una carrera muy corta, tarifa mínima. Eso sucede cuando suelen trabajar porque generalmente andan paseando por la ciudad.

Favor harían a los ciudadanos si el gobierno retira esos vehículos del parque automotor y los sustituye por autobuses subsidiados, para el cobro de una tarifa plana pagadera con dinero en efectivo y no con carnet de la patria. Las imposiciones son maléficas y se confunden con tiranía.

"Si alguien quiere saber cuál es su patria, no la busque; tendrá que pelear y luchar por ella"

Pedro Mir (Poeta dominicano)



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1059 veces.



Lesly Hidalgo


Visite el perfil de Lesly Hidalgo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a267122.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO