Como caníbales…

"Tu nivel más alto de ignorancia es cuando rechazas algo de lo cual no sabes nada"

WAYNE DYER

"Jajaja, camarita, ¿recuerda aquel refrán de que todos los días sale a la calle un pendejo y el que lo agarre es de él? Bue… lo cierto es que nuestra ‘nueva’ manera de vivir es ‘pensar como hacernos ricos de la noche a la mañana a costillas de los demás, sin el menor escrúpulo’. No nos damos cuenta de que nos estamos canibalizando. Ah, pero con una pequeña diferencia: los caníbales no se comen a su propia gente, se van de cacería o a la guerra y se comen a los enemigos que matan. La situación inducida, por la que estamos atravesando, está causando estragos entre miembros de sectores sociales que se niegan a entender la realidad, a pesar de estarla viviendo. No parecen ver más allá de sus propias narices; no parecen ‘querer entender’ el origen de sus males; están obcecados en salir a gritar consignas contra Maduro y contra el gobierno a pesar de los esfuerzos que éste hace en la búsqueda de soluciones permanentes. Esa parte del trabajo mediático le ha dado frutos a la derecha: sin agua, sin luz, sin efectivo y con todo por las nubes; ¿qué más pueden pedir? Ah, pero sin pueblo que los respalde porque éste ya conoce a sus verdugos. Nadie parece ‘entender’ cosas del diario acontecer. Por ejemplo: un kilo de yuca lo venden los verduleros ambulantes a 60Bs., pero en la frutería o verdulería lo venden en 350 Bs. Ah, pero es que unos lo venden en efectivo y el otro con punto. Pero camarita, cuando usted paga con tarjeta ¿no está pagando en dinero que va a la cuenta del vendedor directamente? Entonces, ¿Por qué el cobro de un 500 o 600% adicional? ¿Recuerda que, cuando salieron las tarjetas de crédito, el comercio quería recargarle un 10% adicional por ese servicio y eso lo declararon ilegal? Pero jamás se puede comparar un 10% con un 500 o 600%. Es que nos estamos comiendo unos a otros. Fíjese que en los supermercados no le aceptan papel moneda; todo pago tiene que ser por tarjeta, lo que convierte los puntos de venta en el arma más espeluznante del momento con el que se atraca sin el menor rubor. De ahí que muchos banqueros sigan enamorados de esa práctica porque sus amigotes o socios están haciendo el negocio de su vida. La Polar sube los precios todos los miércoles, al igual que las demás distribuidoras de alimentos. Un kilo de jabón en polvo, un millón en billetes, por punto siete millones. La diferencia de precios pudiera existir si los márgenes fuesen razonables, lo otro es puro robo y especulación. Es ahí donde el pueblo le pide al gobierno meta la mano y apriete; es ahí donde exige mano dura, es ahí donde solicita sanciones ejemplares. La derecha interna y externa trata de acabar con la revolución venezolana a través del estómago, tal y como le hicieron a Allende y a Arbenz. La diferencia está en el aprendizaje que el Gigante le dejó al bravo y noble pueblo, que resiste estoicamente. Ese atraco diario no es sólo en el área alimentaria, camarita, sino en los repuestos de automóviles, en los lubricantes, en los cauchos, las baterías y pare de contar. Ah, y en especial las cableras como Netuno, que ofrecen y cobran servicios que no prestan, a precios exagerados. ¡O sea!"

El caso del tráfico del papel moneda venezolano ha creado una grave distorsión en el mercado de bienes y servicios. Es inaudito que mientras el mundo utiliza el plástico para agilizar el negocio de compra y venta, y cada día trata de digitalizarlo más, éste se haya convertido en un arma contra el bolsillo del venezolano. Cuando usted paga con su tarjeta de débito o crédito, está garantizando que ese dinero entre directamente y de forma segura a la cuenta de la contraparte. No necesita cargar cien millones en los bolsillos para pagar una transacción comercial pues el pago electrónico garantiza que ese dinero será depositado de manera inmediata en la cuenta del beneficiario. Es decir, está pagando de contado y de forma segura su compra, o al menos así debería ser. Y es ahí donde entra en juego la mano peluda que está causando estragos en la población. "Es que el punto no es mío y tengo que pagar un porcentaje por su uso" es el argumento diario que se escucha en el comercio local. ¿Quién fija ese porcentaje, generalmente astronómico? ¿Por qué un comerciante tiene que alquilar un punto y no tiene uno propio?

En Maracaibo, el Secretario de Gobierno salió, en nombre del Gobernador del Estado, a investigar y a actuar contra todas esas irregularidades que a diario denuncia el pueblo. Sin embargo, la gente no ve continuidad en esos operativos tan necesarios que muestran que si se puede luchar contra el bachaqueo, la especulación, la venta del papel moneda, el alquiler de puntos de ventas, entre otros, como acciones en defensa del poder adquisitivo del salario de la clase trabajadora que ya no alcanza para nada. Sé que hay mucha gente que vive del cuento y de la melodía, inventando infundios y alegando que en esos negocios está metido el alto mando militar. Quizá si me hubieren dicho eso durante la cuarta, lo hubiera creído, pero con esta nueva casta de soldados patriotas,,, muuuuyyyy difícil. Alguna manzana podrida habrá mientras exista alguien que lo apoye.

Con las cableras la historia es peor. Se sufre un calvario para poder poner un reclamo en, por ejemplo, Netuno cuya sala de espera está siempre atestada de clientes que se sienten insatisfechos por el trato que reciben sus reclamos, muchos de los cuales datan de muchos meses atrás y que no han sido atendidos. Sin embargo la respuesta más común en esa cablera es: "servicio técnico dice que le estuvieron llamando y nadie contestaba", sin poder probar lo que dicen pues que cliente que pierde dos días en esa sala de espera no va a querer que le solucionen el problema. Usted NUNCA tiene la razón a menos que tenga pruebas. Ellos sin pruebas siempre la tienen. Y no se atreva a pedir que le muestren una prueba de la autorización del aumento de las tarifas por parte de CONATEL, porque no la tienen, pero los aumentos mensuales van.

Hablar de los caníbales del transporte parece llover sobre mojado. Ese es un problema a abordar con urgencia porque no se concibe que un grupo de trabajadores del volante quiera ser el gobierno de un municipio y no honren los acuerdos a los que llegan. En casi todos los países industrializados el transporte está en manos del Estado y sólo los taxis son privados. Aquí cada vez que se quieren meter buses rojos en una ruta se arma un zaperoco, "porque la ruta es de ellos". Hasta que el gobierno se canse y les revoque los permisos de funcionamiento, así se paren como se paren. ¿Quién puede más, un grupo de choferes o todo un Estado? ¿A quién deben prestar el servicio sin atracarlo? Llevan pasajeros en las puertas y de banderita, corriendo peligro de caerse y nadie hace nada. Ah y quieren cobrar lo que les d su real gana. ¡Me iría demasiado!

El odio inducido, a través de las guerras que nos han estado aplicando, nos está llevando a una lucha fraticida que deseo jamás desemboque en una guerra civil. Eso sería el acabose de nuestra patria. Los enemigos buscan a diario nuevas fórmulas para atacarnos y acabar con el chavismo. El canibalismo de la guerra con los precios ha doblado a más de uno que no estaba lo suficientemente claro como para seguir resistiendo como estoicos anacoretas esta crisis inducida. Nuestro enemigo principal es fuerte y poderoso y está en el norte, porque esos pendejos que se autodenominan "líderes políticos de oposición" no dan pié con bola. Y si hemos resistido todos sus embates hasta ahora, como no hacerlo de aquí en adelante. Lo peor no ha pasado, pero quién dijo que sería fácil. Mientras haya vida hay esperanza. Sin embargo, hagan lo que hagan, con guerra y sin guerra, nuestros verdugos jamás volverán.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 671 veces.



Luis Semprún Jurado

Profesional, productor audiovisual, co-productor y co-moderador del programa radial El Ojo de la Ciudad en Maracaibo, estado Zulia

 luissemp2003@gmail.com      @luissemp

Visite el perfil de Luis Semprún Jurado para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Luis Semprún Jurado

Luis Semprún Jurado

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a266272.htmlCd0NV CAC = Y co = US