Cuidado con lo que desea Elías Jaua

En estos tiempos tan difíciles que vivimos, ante la arremetida inflacionaria, el acaparamiento de alimentos y medicinas, el robo sin arma de los dueños de establecimientos comerciales, pequeños y medianos comerciantes, el contrabando de alimentos, gasolina y de nuestro cono monetario, al vecino país, con la complicidad de funcionarios y demás, aunado a la falta de medidas eficaces por parte del gobierno para controlar este flagelo, cualquier palabra mal dicha, por un alto funcionario puede ser interpretada de forma peligrosa por nosotros los agraviados.

El caso que es que Elías Jaua acostumbrado a decir "cositas" que agrede la inteligencia del ciudadano común, utiliza las redes sociales para hacer este comentario JAUA: NECESITAMOS UNA MILITANCIA QUE INTERPELE Y PROTESTE FRENTE A LO MAL HECHO. En primer lugar Sr. Jaua la militancia hace rato que está cumpliendo la función que los entes encargados no hacen, como supervisar, denunciar, informar, participar, etc. Pregunto ¿Han tomado en cuenta el trabajo que ha realizado la militancia? La respuesta es no, nuevamente nos confirman que las redes sociales pasan por ellos, pero ellos no por las redes sociales, ¿Cuántas veces se hace mención a estos funcionarios en Twiter, en Aporrea, por todos los medios posibles, se hacen denuncias, les señalan todas y cada una de las fallas existentes, e inclusive hay articulistas que se destacan haciendo un análisis, y dan las pautas necesarias para poner a andar lo que está chueco, ¿Se toman la molestia de leer, para saber que es lo que opina el pueblo de pie en está página? Claro que no, porque mucho hemos oído las críticas hacia Aporrea tildándola de salta talanquera porque le dio espacio a articulistas que están en contra del gobierno, ahora ¿Somos o no somos un gobierno de inclusión? ¿Estamos o no estamos con la imparcialidad informativa? El verdadero revolucionario no va a cambiar porque lea un artículo que vaya en contra del gobierno, además si el artículo habla de la realidad del país, no hay motivo para esconder la verdad, sino afrontarla y buscarle soluciones, tal vez la realidad de algunos, no es la realidad de todos, pero si la de la gran mayoría.

Ahora bien algo que vemos mal hecho y lo hemos casi gritado por todos los medios posibles, es el enrosque de los ministros que van de un ministerio a otro, convirtiéndolo en un sistema lento y burocrático. Ejemplos, transporte, salud, alimentación y muchos otros. ¿O es que esa parte no la podemos interpelar? ¿Que es lo que si podemos y que es lo que no? Porque hasta ahorita ni lo uno ni lo otro. Quieren protesta, estamos cansados de protestar pacíficamente, con el silencio como respuesta. No nos pidan protesta porque lo único que nos falta es tomar las calles, el pueblo está de toquecito, cansado de ser robado vulgarmente por los especuladores inescrupulosos, cansados de ver su sueldo pulverizado todos los días con más fuerza, cansado del transporte público que no funciona, cansado de ser la pera de boxeo de todo el que quiera conspirar contra Venezuela. Pareciera que la indolencia se apoderó del país, nos hablan de unas medidas económicas que no terminan de cuajar y que nunca son acatadas por los empresarios, Maduro aumenta los salarios, da bonos de todo tipo, pero nada servirá si antes no enfrentan el verdadero monstruo, porque lo que hacen es alimentarlo.

Ya basta de que usemos el pensamiento de Hugo Chávez como demagogia política y vayamos a la acción. Chávez fue un hombre de verbo y acción y sus pensamientos los convertía en hechos y verdades, a Elías Jaua le faltó completar el pensamiento que reza: Que hay que oír al pueblo, hay que dejarse regañar por el pueblo, dejarse agarrar por la pechera, Chávez lo decía porque él caminaba con el pueblo, se sentaba a conversar con el pueblo, y recibía las quejas y reclamos de la voz del propio pueblo, no de un tercero ese era nuestro líder, el hombre que dijo que el pueblo era gobierno.

Bien Jaua ya lo interpelé y ya protesté contra su comentario que no solo creo que está mal hecho que lo diga, sino que no termine el pensamiento y además OJO: La palabra protesta ante lo mal hecho, con la bomba de tiempo que tenemos en las calles no es bueno que la mencione, por lo que antes dije, puede ser malinterpretada.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 5632 veces.



Zonia Linares

Nací con corazón revolucionario. Chavista desde 1992. Creo en Dios, mi patria sigo y seguiré los sueños de mi comandante eterno.

 sonfer723@gmail.com      @sonfer723

Visite el perfil de Zonia Linares para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Zonia Linares

Zonia Linares

Más artículos de este autor