La logística de la carne. En memoria al General Pedro Zaraza

La carne ha sido desde la colonia uno de los alimentos por excelencia del pueblo venezolano, y han sido los llaneros quienes a través de su trabajo la han proporcionado a los centros poblados de Venezuela en tiempos de guerra y de paz. Lo mismo ocurre en Colombia y Ecuador entre otros países de Nuestra América donde desde las llanuras abastecen a las metrópolis de la vital fuente proteica.

Un episodio inolvidable como estrategia de guerra fue la que ordenó El Libertador al General Pedro Zaraza a quien instruyó promover el abastecimiento logístico de este valioso alimento a las tropas patriotas, en tiempos decisivos de nuestra guerra de Independencia, especialmente desde 1817 cuando desde Guayana, Bolívar logra unificar el ejército independentista para contraatacar las tropas realistas.

El General Pedro Zaraza cumplió ese cometido en todo el alto llano central y oriental venezolano, en lo que hoy son los estados Guárico y Anzoátegui, para que no solo las tropas bolivarianas tuvieran éxito en los propósitos estratégicos sino que golpeó la estructura económica colonial española. Miles de reses abastecieron a las tropas patriotas y a los pueblos que se hallaban bajo sus dominios, en aquella epopeya final contra la monarquía española.

En distintos contextos al pueblo venezolano se le plantea la misma estrategia. Hoy, no existe un general Zaraza, pero si estamos en una guerra contra un enemigo "oculto" o disfrazado mediante las estructuras especulativas monopólicas y mafiosas que ejercen el control de distribución de la carne vacuna a través algunos de los grandes mataderos industriales bajo la "bendición" de algunos funcionarios, burgomaestres y concejales que no pueden ver más allá de sus narices corruptas, sin la comprensión de la totalidad dialéctica actual ante la necesidad de implantar un nuevo modo de relaciones de producción que pueden contar con productores patriotas y un gobierno bolivariano que los promueva, apoye y controle.

El contrabando de la carne por la frontera colombiana no es más que un aspecto del diagnóstico del manejo mafioso y doloso de la comercialización de la carne, que como otros casos tienen doble propósito, golpear la economía doméstica venezolana para provocar el descontento popular aprovechando las ambiciones de intermediarios que se hacen de unos miles pesos cuando la carne atraviesa la línea fronteriza. Según un artículo publicado en el nada bendito diario El Tiempo de Colombia, en un reporte firmado por Pedro Vargas en enero de 2017 señala: "La Federación Colombiana de Ganaderos (Fedegán) estima que este negocio mueve unos 300.000 millones de pesos al año, y que solo a Norte de Santander entran unas 10.000 reses de manera ilegal mensualmente."

Un reporte de junio de 2018, también proveniente de fuentes que como algunos diarios nacionales e internacionales se cartelizan para promover la incertidumbre en los venezolanos, señala que "después del tráfico de gasolina, ese es el negocio ilegal trans fronterizo más jugoso. La ecuación es simple: mientras una res vale 300.000 pesos en Venezuela, en Colombia la venden hasta en 1,6 millones de pesos.". De allí la hipótesis de que es desde Colombia y desde las mafias de la droga y de la oligarquía rancia asociada a los intereses del gobierno de de EEUU, desde donde articulan un tinglado de golpes a la economía venezolana que tiene como bandera la implantación de un cambio ilegal de divisas, pero que tiene sus réplicas en otros negocios como el contrabando, como causales de la crisis económica y no precisamente del modelo bolivariano, sino del modelo capitalista que sigue controlando la economía venezolana.

A ello hay que agregar algunas causas internas, no descontamos las deficiencias de nuestras burocracias en empresas como Agropatria, llamadas a solventar o apoyar a los productores agropecuarios con insumos a precios regulados, pero la realidad en muchas de sus oficinas nos muestra un escenario negativo que es necesario meter en cuarentena de observación por parte de los cuerpos de inteligencia en tanto que estamos tratando un tema de soberanía alimentaria para muestra observen este "botón" http://www.radiofeyalegrianoticias.net/sitio/2017/11/meten-el-ojo-a-agropatria-en-el-tigre/. Por ellos los productores están obligados a formular sus denuncias ante los organismos locales o nacionales correspondientes para que distintas instituciones incluyendo la Fiscalía General de la República actúe en consecuencia si se trata de delitos tipificados por la ley.

Los hombres, el llano, las sabanas y el ganado están allí, pero la estructura de distribución es controlada por manifiestos especuladores intermediarios que sin hacer el trabajo productivo, sin gastar en camiones, vacunas, potreros, personal etc, se quedan con enormes ganancias en una suerte una super plusvalía especulativa, verdaderas pandillas delictuales.

Es hora de darle poder a los productores ganaderos para que ellos mismos desarrollen mediante mecanismo de control sanitario y de precios por parte del estado salas de matanzas especializadas que puedan aprovechar hasta el cuero del ganado para productos de valor agregado y líneas de distribución selectivas que estén direccionadas a abastecer puntualmente vastos sectores de la población que hoy no tienen con qué pagar un kilo de carne para sus familias. La historia enseña que es posible y necesario transformar ese sistema especulativo y lograr abastecimiento regular de ese vital alimento.

Ocurrió entonces que el General Bolivariano Pedro Zaraza le respondió con una carta al jefe realista Pablo Morillo ante una oferta indigna para que este se pasara a las filas realistas, hoy tienen más vigencia que nunca: "… la paz con los tiranos es una conspiración contra la libertad; no puede haber paz entre el sacrificador y la víctima. Si usted quiere paz, purgue usted nuestro territorio de su odiosa presencia y de las reliquias miserables del ejército expedicionario que aún la infestan…" Cuartel General de los Boquerones, Octubre, 6 de 1818.

Estos son solo apuntes para el abordaje de un tema delicado y desde luego central en tanto que hablamos de soberanía, pero es bueno el debate para conocer y reconocer otras opiniones que permitan darle luces al pueblo y a los mandatarios venezolanos en la lucha contra el sistema mundo capitalista.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2710 veces.



Aldemaro Barrios


Visite el perfil de Aldemaro Barrios para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Aldemaro Barrios

Aldemaro Barrios

Más artículos de este autor


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Actualidad


Revise artículos similares en la sección:
Anticorrupción y Contraloría Social