Elías Jaua un mentiroso compulsivo

Los ministros y funcionarios de alto rango de este gobierno nos tienen acostumbrados a sus engaños para ocultar la ineficiencia y corrupción. Elías Jaua, que ha estado enchufado reciclándose de cargo en cargo desde hace 20 años, es el campeón de la desfachatez y la embuste. Desde que disfruta de las mieles del poder se le ha curtido el cuero en eso de decirnos mentiras. Al parecer el "súper sociólogo todero" esta capacitado para cualquier función. El propio "yo sirvo pa` lo que salga". Hoy el flamante Ministro de Educación nos ha regalado dos perlas: 1) Que es falsa la deserción escolar, la renuncia y abandono de cargos entre docentes, administrativo y obreros en la educación media. 2) Que el sueldo entre 8 y 17 millones que devengan los profesores es una dignificación de la labor docente.

Comencemos por el primer punto. Los reportes de los directivos de las colegios y liceos nos dan cifras alarmantes de deserción escolar que llega hasta 40 %. La renuncias y abandonos de cargos que se han constatado están por encima del 50 %. Señor ministro usted tiene esas cifras en su escritorio no sea caradura. La deserción escolar y la falta de personal es tema recurrente en las reuniones de las distintas sedes de educación del país.

¿Si no hay deserción de estudiantes por qué activar una política de becas e incentivos para que los jóvenes se inscriban en el nuevo año escolar? ¿Por qué se está solicitando la colaboración de los jubilados para que se incorporen a la educación de nuevo con bonificaciones y otros beneficios? ¿Por qué están incorporando sin concurso, sin credenciales y, hasta sin títulos a personas para que cubran las vacantes abandonadas? Responda, no queremos mentiras, se necesitan soluciones.

Respecto al segundo punto. Si es tan digno ese salario porque no intenta vivir usted con él. Un kilo de carne cuesta 4 millones y medio, un pantalón está en el orden de los 30 millones, un calzado no baja de 25 millones el más barato. Y, entonces, como se atreve a plantear que se está dignificando el salario cuando no alcanza para cubrir los gastos de una semana.

Realmente a los ministros les hace falta un toque de realidad, para que salga de esa burbuja que les impide ver el sufrimiento y las calamidades que padecen los pobres.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 5873 veces.



Johnny Alarcón Puentes

Docente/investigador. Universidad del Zulia. Licenciatura en Antropología.


Visite el perfil de Johnny Alarcón Puentes para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: