Finalmente murió Ruperta

 
   

Hoy lloro sin consuelo porque finalmente murió Ruperta, la Elefanta del Parque Zoológico Caricuao. Y murió de hambre…

Aquel gigante, habitante de praderas africanas no sólo fue condenada un día a la soledad del cautiverio, en un pequeño espacio, en una exhibición para los "humanos", si, en comillas. A estar sola sin una manada. A no vivir plenamente su vida de elefanta.

También, en los últimos tiempos, fue condenada a morir de enfermedad y tristeza. La desnutrición a la que fue sometida entre el 2015 y el 2017, finalmente le pasó factura.

El cuidador dice, que Ruperta murió llorando. Como tantos seres humanos en este país…

Hoy lloro por un ser inocente de los conflictos que los seres humanos creamos por nuestros egoísmos y por la miopía para reconocer lo que es realmente importante: Pero "lo esencial es invisible a los ojos".

Y lloro por tantos animalitos que ya han muerto en nuestros parques zoológicos. Y pregunto: con guerra económica o no, porque no se pudo ser más compasivo, más sensible, más humano? Por qué no se permitió el traslado de Ruperta al Santuario de Elefantes de Brasil, como lo solicitó la Fundacion Red Ambientalista Caricuao, protectores de animales y otras organizaciones ambientales, cuando dicho Santuario estaba dispuesto a recibirla y cubrir todos los gastos de su traslado? No se permitió porque ahora el gobierno de Brasil es opuesto al gobierno nacional y para no reconocer que aquí hay crisis humanitaria y crisis animalitaria.

No se permitió que Ruperta fuera atendida por especialistas del único santuario de paquidermos en Latinoamérica y para que fuera alimentada y tratada médicamente, de forma adecuada, con todos los equipos y medicinas necesarias. Tal vez ahora viviría en libertad y con otros paquidermos en un espacio de 1.000 hectáreas". No, Ruperta no tenía derecho a ser feliz, porque "era propiedad" de un gobierno malo.

Si, hoy lloro sin consuelo por Ruperta, como lloro por dentro sin consuelo a diario, por la infinidad de seres no humanos, hermosos e inocentes, guacamayas, oso hormigueros, yaguares, anacondas, ositos meleros, perezas, dantas, aves sin fin, toninas, manatíes, ranitas, peces, tortugas, caimanes, iguanas, insectos, etc. que mueren a diario en nuestra Guayana Venezolana y en el Amazonas todo, envenenados a diario por la mineria ilegal y por la legalizada también. Y lloro por los perritos y gaticos abandonados en nuestras calles…

Y seguimos actuando como si tuviéramos derecho sobre la Naturaleza y todos sus seres.

En Colombia han sentado un precedente gigante: No sólo los seres humanos tienen derechos. El río Atrato tiene derechos. La Amazonía colombiana tiene derechos. Este es el cambio de paradigma ético que hay que hacer. Cuando finalmente, hagamos el salto, la Humanidad será otra, más feliz, más digna, más pacífica, más respetuosa.

 

Dorixa Monsalve Dam

Plataforma en contra del Arco Minero del Orinoco.

Activista de los derechos de los animales y nuestro hermoso Planeta Verde-Azul.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 674 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter




Notas relacionadas

Otros artículos sobre el tema Arco Minero

Pulse aquí para leer ver todas las noticias y artículos sobre Arco Minero


Otros artículos sobre el tema Extractivismo

Pulse aquí para leer ver todas las noticias y artículos sobre Extractivismo



US Y ab = '0' /actualidad/a264832.htmlCd0NV CAC = Y co = US