Necesitamos líderes no habladores de paja

Por lo visto, después de la emergencia de ganar las elecciones todo quedó igual para el gobierno. Sin embargo todos estamos a la expectativa de cuáles son las soluciones concretas para los males. Por lo menos cuáles son las decisiones de los cambios; las razones del porqué postergarlas ya fueron superadas, en parte, con la vociferada victoria contundente de Nicolás Maduro, ahora le toca al presidente "presidir" algo, convertirse en líder verdadero, en estadista, para que sepamos que no se perdieron esos votos y la confianza.

El terreno de lucha está definido: trabajar para desarrolla el capitalismo, con la ilusión de que mediante él podemos desarrollar de forma integral la sociedad, O cambiar ese viejo y engañoso esquema y comenzar a desarrollar las fuerzas sociales para cambiarlo, organizarnos y producir socialmente todo lo que la sociedad requiere para la vida: es decir, o vamos por el camino de la lógica del capital o hacemos una revolución material y espiritual, rompemos esa lógica, y avanzamos hacia el socialismo, paso a paso y de forma sostenida.

Hay en televisión una propaganda gubernamental donde el presidente Maduro habla sin empachos de "socialismo en lo social". Es bueno que los críticos y escribidores entiendan que esta es una "cabra en la mesa", que el "socialismo en lo social" no existe (entonces ¿Capitalismo en lo económico?), que lo que existe es el socialismo, sin adjetivos. El socialismo es uno solo e indivisible, social, económico y cultural, material y espiritual hecho en un solo movimiento (no es que "primero ésto y luego viene lo otro"); es la otra lógica de actuar en la vida, en la política y en la economía, es la lógica de la revolución; es otra forma de propiedad, es otra forma de producir, de trabajo y de trabajar, de pensar, hasta de enamorarse.

Mucha gente se cansa de creer en ideas e ideales. De tanto oír sobre el socialismo y sus beneficios y verlos estrellarse de frente a la realidad de la sociedad capitalista, después de 60 años, las ideas, que no deberían desteñirse en el tiempo (¡bueno!, porque son ideas), en algunos se hacen brumosas, pierden sintonía, nitidez, color, definición, hasta que desaparecen. Pero después de la aparición de Hugo Chávez en la escena mundial no se justifica tal cansancio, no hay excusas; de esos viejos socialistas cansados solo nos toca decir "bien aventurados los cansados, porque ellos tendrán que descansar… y se quedaran dormidos". Después de Chávez no hay caída del muro de Berlín que valga, fin de la historia, y cuantas excusas se han inventado los cansados para echarse a dormir y dejarse vencer por el sueño de los montañistas congelados. Después de Chávez revivió el bolívar de Neruda, la esperanza socialista emergió más viva que nunca. Ese cuento chino del "Socialismo en lo social" no cabe ahora, después de 10 años de revolución chavista y socialista, esa adecadacaducó hace tiempo… ¡Maduro!, que se queme en su reformismo trasnochado, nosotros seguimos apostando por el socialismo "en todo", lo Uno que nos salvará en una conmoción del espíritu, en una revolución verdadera en el espíritu: solo así haremos temblar al capitalismo y a los reformistas, reyes de la mentira y la demagogia.

Chávez sembró ese espíritu, hay que rescatarlo ahora que Maduro nos tiene una deuda pendiente que tiene que pagar. Bien presidente, avance con los cambios, haga una revolución, deje de coquetearle a los capitalistas, de entregarle todo lo que nos pertenece para salir de un atolladero capitalista y nada más, véase en el espejo de Argentina y Nicaragua. A nosotros nos toca es hacer una revolución socialista no fortalecer el capitalismo, como dice Chávez "paso a paso, pero sin aminorar el ritmo de avance hacia el socialismo"… (¿Golpes de pecho a estas alturas del partido?)

Solicitamos la participación de Rafael Ramírez en el congreso del PSUV. Necesitamos refrescar la democracia interna del partido con la participación de este líder y dirigente, miembro electo en la dirección del PSUV. Si creemos en la democracia es hora de demostrarlo y practicarla dentro de instancias políticas fundamentales para la toma de decisiones políticas que puedan cambiar la situación actual del país. Es el momento estelar del PSUV para que las tendencias reformistas cambien y pueda honrar su nombre. Es tiempo de definiciones y acabar con esa cosa que se llama "Somos Venezuela", un sustituto electorero y políticamente dudoso, del Partido Socialista Unido de Venezuela, el partido fundado por Chávez y ahora secuestrado por cuatro vivos que obedecen al gobierno y a nada más, como sus clientes. Es la hora de que aparezcan los líderes, que se manifiesten, sin miedo, SIN MIEDO. … Dejarse manipular por un nuevo "Freddy Muñoz" (†), o por otro "Petkoff" es triste, en plena crisis política, la democracia debe prevalecer por encima de las manipulaciones y los chantajes ¡Viva el PSUV! ¡Viva Chávez! ¡Viva el socialismo!

Marcos Luna 10/06/2018



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1067 veces.



Marcos Luna


Visite el perfil de Marcos Luna para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Marcos Luna

Marcos Luna

Más artículos de este autor



US mp N Y ab = '0' /actualidad/a264653.htmlCd0NV CAC = Y co = US