Los tiempos de la "alta política" no son los mismos de la cotidianidad del venezolano y venezolana de pie

Los tiempos de la "alta política" no son los mismos de la cotidianidad del venezolano y venezolana de pie.He podido observar, como era de esperarse, todo el debate que se ha generado en el país, que producto del diálogo político promovido por el ciudadano Presidente de la República Bolivariana de Venezuela, Nicolás Maduro, y el rechazo que ha generado el otorgamiento de beneficios procesales (que en términos jurídicos no es lo mismo que el otorgamiento de libertad plena, puesto que los mismos se pueden revocar en cualquier momento y en caso de incumplimiento de las condiciones por parte del procesado o procesada) por parte de varios compañeros y compañeras que se han identificado con las corrientes revolucionarias y chavistas.

Asimismo, pudimos constatar, y fue objeto de un artículo precedente, a la caída del gobierno del Partido Popular en España, personificado en Mariano Rajoy. Ya hicimos el análisis respecto a ese tema, pero lo traigo a colación en este artículo por las razones que paso de seguidas a explicar.

Es evidente que el gobierno del presidente Nicolás Maduro tiene un rato largo discutiendo y conversando con sectores políticos de la oposición, en aras de garantizar la paz, pero sobre todo, la gobernanza y la gobernabilidad en el país. Resulta extremadamente importante, a la hora de realizar análisis políticos, formularse análisis serenos en medio de las complejidades que circunscriben la actual coyuntura venezolana, tanto a nivel nacional como a nivel internacional.

En otras oportunidades ya lo hemos señalado. Indudablemente estas decisiones adoptadas por el Jefe de Estado venezolano debemos enmarcarlas en decisiones políticas de alto impacto, que esperemos y aspiremos que en el accionar y la maniobra política le salgan muy bien, porque las amenazas y los riesgos que ello implican son extremadamente altos.

Indudablemente, y lo expresamos en el artículo, Pedro Sánchez es una figura prefabricada por el stablisment político de España para evitar el ascenso de PODEMOS al gobierno de ese país. Pero en teoría, esta nueva configuración de fuerzas en España debería favorecer y mejorar las relaciones en diversos órdenes con el gobierno venezolano.

Ciertamente el Partido Socialista Obrero Español (PSOE) tiene como uno de sus máximos representantes a Felipe González, nefasto personaje y enemigo acérrimo del proceso y gobierno venezolano. No obstante, ese mismo partido tiene corrientes internas y factores con los cuales poder establecer algunos diálogos y establecer acuerdos mínimos. ¿O dónde dejamos a José Luis Rodríguez Zapatero? Este último, pese a representar intereses políticos, económicos, empresariales, sin embargo, no podemos obviar desde hace rato viene participando como facilitador del diálogo, participó recientemente como acompañante en las elecciones del 20 de mayo de 2018, en el cual resultó agredido por huestes opositoras venezolanas más las agresiones verbales de Julio Borges.

Por ello, producto de esas negociaciones políticas de alto nivel, eso algún día tal vez lo sepamos, la salida de Rajoy pudiera tener que ver con esas pactos, sobre todo ante la posibilidad de que Podemos pueda tener algún tipo de participación en el nuevo gobierno español, que se traduciría en mejoras de las relaciones diplomáticas con España. Indudablemente el gobierno venezolano está jugándose su prestigio y pellejo, pero habrá que ver también que otorgará el gobierno de España y otros actores internacionales ante las concesiones del Estado venezolano.

Cabría preguntarse, tal y como lo hace el periodista Arlenin Aguillón: ¿el otorgamiento de estos beneficios en el marco de la primera línea planteada por Maduro de Diálogo y Pacificación en el país no sería a cambio de que sectores de la oposición que venían participando en los diálogos de República Dominicana, como Acción Democrática, Primero Justicia y Voluntad Popular, no se retirarán de las elecciones tal y como lo hicieron? De hecho, ¿no sería el punto del otorgamiento de estos beneficios procesales uno de los puntos del acuerdo político de paz y convivencia que a última hora, y por instrucciones del Departamento de Estado desde Bogotá, Colombia, Julio Borges decidió no firmar? Todo esto entraría en el marco de las hipótesis, conjeturas y posibilidades. No participar en elecciones a cambio de libertad. Todas las organizaciones antes mencionadas dejaron de ser partidos políticos ante el Consejo Nacional Electoral, dejaron eliminar la tarjeta de la MUD y la de ellos mismos como opciones políticas.

Asimismo, y como lo señala la camarada Alida Freites, indudablemente y en el plano interno, Nicolás Maduro pulverizó a la oposición política con los recientes resultados del proceso electoral de mayo. No obstante, no podemos obviar que las presiones y el lobby internacional nos tienen bloqueados 1650 millones de dólares para alimentos, medicamentos, insumos médicos, más la persecución política y financiera. Por lo que en un proceso de negociación política, necesariamente deben otorgarse mutuas y reciprocas concesiones.

No obstante, y como fue el titulo de este artículo, la espada de Damocles con la que hay que lidiar es que los tiempos de la "alta política" no son los mismos de la cotidianidad del venezolano y venezolana de a pie, que no entiende mucho de estas cosas, y que es la principal víctima de la falta de transporte, de la escasez del efectivo, de la merma de su poder adquisitivo que no le permite alimentarse bien, educarse bien, tener acceso a bienes y servicios de calidad, que le ha afectado en su movilidad social, y que indudablemente representa un malestar y un descontento ante este estado de cosas.

Indudablemente hay una percepción, o mejor expresado, hay actores y formadores de opinión interesados en establecerla más bien, de un cuadro de derrota moral en el chavismo por el despliegue de estas decisiones del Ejecutivo Nacional. Hay que tener mucho cuidado con esto y hacer seguimiento y evaluar constantemente las variables, puesto que tenemos todo el poder político en nuestras manos, y las excusas se reducen y la paciencia por parte de nuestro pueblo está muy cortica.

Asimismo, y como ha ocurrido en experiencias anteriores, es evidente que hay grupos vinculados con sectores de la oposición (o las oposiciones más bien), muy interesados en el fracaso del proceso de diálogo político, y sumir al país en una espiral de violencia, caos e ingobernabilidad, que nos lleve a un escenario como los ya vividos en los años 2013, 2014, 2017 y como los que están viviendo actualmente los hermanos de Nicaragua. Y para la muestra un botón.

Tenemos las recientes imposiciones de medidas coercitivas unilaterales dirigidas por el gobierno canadiense, dirigidas fundamentalmente a atacar instituciones clave del Estado venezolano como la Asamblea Nacional Constituyente (la cual no reconocer), el sistema de justicia representado en el Tribunal Supremo de Justicia, el Poder Electoral representado en el Consejo Nacional Electoral (CNE), y en algunas personalidades dentro del chavismo.

También está el asesinato del cantautor y cuadro militante del chavismo, Evio Di Marzo, tratando de crear la conmoción nacional que implosione el incipiente diálogo y nos lleve a la violencia.

Observamos el incendio de la fábrica de Plumrose en Cagua (Aragua), casualmente cuando se está dando el proceso de otorgamiento de beneficios procesales a un conjunto de políticos que participaron en actos de violencia. ¿Hecho Fortuito o provocado?

También la posibilidad de una huelga dentro de Corpoelec, producto de demandas en condiciones salariales y laborales que hay que reconocer autocríticamente que no se han cumplido. Hay que privilegiar e insistir en la gestión de gobierno y la solución de los problemas del pueblo, y esto lo trataremos de desarrollar en artículos sucesivos.

Y a partir de hoy, Estados Unidos y el Grupo de Lima desatarán una nueva oleada y buscarán escalar en las agresiones en contra de Venezuela, utilizando la plataforma de la Organización de Estados Americanos (OEA). Evidentemente ante la atomización y fragmentación de los sectores y grupos de la oposición, se busca el refuerzo internacional para reactivarse y tratar de dar el zarpazo contra Venezuela.

Esto sin mencionar, y esto pudiera ser objeto de un próximo artículo, la evaluación de las correlación de fuerzas dentro del chavismo, lo cual pudiera demandar la exigencia de cuotas de participación en la conformación del Gabinete Ejecutivo en esta nueva etapa de la Revolución Bolivariana.

Lo cierto del caso es que, creo que hay sectores que están trabajando en la generación de condiciones para el despliegue de planes desestabilizadores, tendientes a impulsar el caos y la ingobernabilidad en el país, aderezado a los problemas de los errores, fallas y omisiones en la gestión gubernamental. Y creo que los meses topes y cruciales que pudieran marcar un punto de inflexión en la coyuntura serían agosto y septiembre.

Ojo con esto, porque lo seguiremos desarrollando en próximos artículos.

¡Bolívar y Chávez viven, y sus luchas y la Patria que nos legaron siguen!

¡Independencia y Patria Socialista!

¡Viviremos y Venceremos!



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1513 veces.



Juan Martorano

Abogado, Activista por los Derechos Humanos, Militante Revolucionario y de la Red Nacional de Tuiter@s Socialistas (RENTSOC).

 jmartoranoster@gmail.com      @juanmartorano

Visite el perfil de Juan Martorano para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a264341.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO