Qué beneficios ofrecería la supresión de tres ceros

El monto del salario originalmente estuvo a cargo del arbitrio patronal; reclamos constantes y la bajísima productividad laboral obligó a mejorarlo.



Con la aparición de los sindicatos estos fueron acosados hasta que los propios patronos cayeron en cuanta de que era mejor y más rentable negociar (comprar) una directiva sindical que negociar con cada trabajador; por eso fueron coadmitidos y corrompidos como ya lo sabemos.



El capitalismo se instala definitivamente en el siglo XVI con amplios mercados donde el dinero internacional empieza a cobrar importancia, aunque la paridad de las divisas fue de 1 a 1 ya que el oro les servía de respaldo a todas ellas.



Apareció el dinero crediticio y de allí en adelante la banca privada toma el control internacional de todas las transacciones del comercio exterior e interior. Así marchó ese Comercio Exterior con un mínimo de tropiezos, hasta el año 1971| de esta era cuando EE.UU., carente de respaldo áureo, opta por darle un carácter fiduciario a su moneda, y los demás países hicieron lo mismo.



Bien, los problemas económicos que confronta Venezuela durante la presente guerra y que se autoalimenta con más inflación están referidos al salario y a la moneda nacional ya que el primero dota de renta monetaria al trabajador y la moneda fiduciaria se ha volatilizado como jamás antes lo hubiera hecho ninguna otra economía.



Así, con salarios rezagados, o que se mueven según una progresión aritmética, y unos precios que lo hacen según una progresión geométrica, directamente se recorta el poder de compra de la moneda nacional y por otra parte se minimiza el salario que de unos años para acá es repuesto por el trabajador en un tiempo necesario que decrece tanto como crecen los precios.



De esa manera, la plusvalía relativa o el tiempo excedente de producción de la plusvalía se ha agigantado con lo cual se hace más rico diariamente el fabricante y todo el grueso de los intermediarios, y en paralelo, obviamente, el asalariado se empobrece al grado de miserabilidad.



El gobierno piensa que con la supresión de tres ceros al nuevo cono monetario podría abaratarse los precios, pero es que si los salarios sufren la misma supresión de ceros la carestía de la vida seguiría igual ya que el costo de la vida es función de dos variables relativas: monto de salarios (renta) y precios de mercado o valor de cambio de las mercancías , valor frente al cual el salario deja de reflejarlo, tal como está ocurriendo porque el salario se paga a un precio de una cesta con precios inferiores mientras en el mercado estos suben sin parar.



Es como si se estuviera recibiendo una paga menor para con ella comprar unas mercancías que todos os días suben de precio e independientemente de los ceros de las monedas. Sugerimos que la supresión de ceros se reduzca a 2 al momento de la conversión de salarios ahora pagados en Bs.F y los que se cobrarán en bolívares soberanos.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2542 veces.



Manuel C. Martínez


Visite el perfil de Manuel C. Martínez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Actualidad


Revise artículos similares en la sección:
Economía