¡Dejen la llorisquera!

"Es una locura odiar a todas las rosas porque una te pinchó"

EL PRINCIPITO

No pensaba asistir a mi reunión con Anacleto ya que siempre lo encontraba rodeado de personas que hacía que las conversaciones con mi amigo se extendieran en el tiempo. Sin embargo, el deber me movió, así que llegué puntual a vuestra cita semanal y… él no estaba. Me dispuse a leer la prensa y antes que pudiese pasar a la segunda página, apareció ofreciendo disculpas por la demora. "Camarita, me entretuve leyendo unas declaraciones del Cartel de Lima en las que, según ‘fuentes neutrales’ la abstención en los comicios del pasado domingo 20 de mayo llega al 82,96%. Caramba, esa gente ni siquiera sabe mentir, porque tamaña patraña no se la cree ni el disociado mas disociado del planeta. Todo con la intención de deslegitimizar el proceso electoral. Son unos falta de respeto para con el pueblo al no reconocer a los mas de nueve millones de electores que salieron a participar de la fiesta electoral. Es decir, para los farfullos del Cartel de Lima en Venezuela no salió ni un alma a votar. Menos mal que los observadores internacionales, que no son ningunos pendejos, dicen en su informe la verdad. Con un 92,83% de actas escrutadas, se llevaba un total de 9.383.329 votos válidos, para un aproximado de 46% y pico de participación. Aunque, si me pongo en su mismo papel, puedo asegurar que, según declaraciones dadas a la prensa en semanas pasadas, más de CUATRO millones de venezolanos han emigrado del país, por lo que el padrón electoral no sería entonces de VEINTE MILLONES Y MEDIO, sino de DIECISÉIS Y MEDIO, ergo el porcentaje de participación sube al 56,86%; esos emigrados no podrían votar por no estar de manera legal residenciados en los países de destino. Se que saldrán algunos a contradecir esta afirmación, pero son simples cuentas matemáticas. A todas estas, ya Bertucci salió a reconocer el triunfo de Nicolás mientras que el llorón de Falcón piensa impugnar el proceso electoral por la ‘presencia de puntos rojos’ cerca de los centros electorales, como si eso no fuese permitido por las leyes electorales del país. Ñooo… ¡es que es un caradura! Por cierto, no es sino de Chávez para acá que la participación del soberano siempre ha estado sobre el 50%. Sólo tienen que recordar con cuantos votos ganaron Lusinchi, Leoni, Caldera, Carlos Andrés, épocas en las que las élites en torno a los gobernantes ‘invertían’ en los candidatos para luego cobrar. El domingo, a pesar de todas las guerras a las que nos ha sometido el escualidismo, el pueblo dignificó su deber de votar demostrando que desea seguir siendo libre. Así que eskuakas, ¡dejen la llorisquera!

Vencedores y vencidos deben hacer un profundo análisis de lo ocurrido para así poder aprender de esta experiencia. Claudio Fermín dijo (sic): "Millones de personas fueron engañadas. Les dijeron que quedándose en su casa iban a cambiar al gobierno. Fue una lamentable estafa", y Pedro Pablo Fernández (sic): "la actitud mezquina e individualista de sectores de la derecha contribuyó a la abstención de su militancia en el proceso electoral del domingo, en las que Falcón obtuvo 20,94% del total de votos válidos". Finalizó (sic): "Si en lugar de un liderazgo mezquino, hubiéramos tenido un liderazgo generoso, para presentar una candidatura de consenso, no habríamos visto las calles vacías". ¿Será por eso que Nicolás sacó el 67,81% de los votos válidos? o ¿será porque continúa con el legado del Eterno Comandante y el Plan de la Nación propuesto por él? Creo que el pueblo ha internalizado que "todos somos Chávez" y él nunca se dejó "torcer el brazo".

El Cartel de Lima reiteró su desconocimiento a los resultados del proceso electoral y algunos de esos "perritos en la alfombra moviendo la colita", como dijera Kuczynski, han anunciado que no enviarán embajadores a Caracas, Santos entre ellos. El pueblo venezolano les agradecería que no los enviaran nunca más, porque lacayos del imperio, como los de Chile, Perú, Paraguay, Argentina, Brasil, Colombia, Panamá, Costa Rica, Méjico y Guatemala, que son testigos de la realidad venezolana y la esconden y deforman, no nos interesan. Además, sus presidentes no son ejemplos para el mundo democrático: Peña Nieto en Méjico no gobierna, lo hace el narcotráfico que asesina candidatos y periodistas al igual que en la Colombia de Santos, Temer es un presidente bajo investigación policial por corrupción, que además fue producto de un golpe parlamentario; Cartes en Paraguay asesinando a estudiantes; Piñera, Macri, Alvarado, Solís, todos envueltos en casos de corrupción. Ah, y Kuczynski.

Potencias como Rusia y China exigen, no sólo a los EEUU sino a la Unión Europea, que no se inmiscuyan en los problemas internos de Venezuela, recordándoles que ellos son socios económicos y militares. Las sanciones unilaterales que imponen a Venezuela, a solicitud del imperio yanki, son contraproducentes y se les pueden devolver. "Con el supuesto propósito de castigar a determinados políticos, el paquete de medidas que se adopta apunta a bloquear los canales y fuentes de financiamiento externas de Venezuela, provocando con ello el empeoramiento de la situación; es una decisión absolutamente hipócrita". De ellas se deduce que el verdadero interés de los estadounidenses es apoderarse de nuestras riquezas minerales y de su posición geopolítica como puerta de entrada al resto de Latinoamérica. Si dominan Venezuela, la tendencia antiimperialista en el continente se derrumba. No somos el "país dócil de su patio trasero" que necesitan. De ahí la continua agresión.

Los que sueñan con volver al poder por el uso de la intimidación, sanciones externas, bloqueos de todo tipo y amenazas, deben despertarse. Los gobiernos títeres le hacen comparsa a los EEUU porque temen ser los próximos. El mundo se pregunta si las bases militares asentadas en Colombia, ahora nueve, están para ayudar a la lucha contra el narcotráfico o para proteger a los productores de droga, porque las siembras de amapola y coca se han multiplicado en vez de disminuir. La hipocresía es tan grande que llaman "narcotraficante" a Maduro, pero no a Peña Nieto ni a Santos. ¿Qué produce Colombia, para mantener a su rancia oligarquía, que no sea droga? Los politiqueros apátridas criollos, tipo Julio Borges, creen poder llegar a gobernar al país por la imposición, ¿se habrán fumado una limpia? Como ya expuse, más de NUEVE MILLONES de venezolanos salieron el ejercer su derecho al voto y eso tienen que respetarlo. ¿Por qué no se vienen a Venezuela a pelear por sus creencias? ¿Por qué esperar que gobiernos extranjeros les hagan el trabajo que luego les cobrarán?

"La participación electoral (Lijphart 1997; Przeworski 2010) es la forma de participación más igualitaria precisamente porque, al ser la actividad en que más personas participan, está menos sesgada en contra de algunos grupos demográficos y sociales, es menos costosa y la influencia de cada persona – el voto - vale lo mismo." Creo que esta afirmación define precisamente lo que piensa el pueblo: en las urnas de votación todos somos iguales. ¿El voto de los que participamos en la elección de la ANC y en ésta que acabamos de tener, no vale nada? Entonces tampoco vale nada el voto de los que les dieron el triunfo de la AN del 2015. No tienen argumentos para decir que "no hubo condiciones" transparentes y desconocer su derrota. Ah, es que como PJ no logró validar, porque ni sus simpatizantes firmaron, el proceso es ilegítimo. Mi mensaje a la oposición cipaya es que dejen la llorisquera, que sus pataleos de malcriados no les darán resultado. En Venezuela manda Chávez y Chávez es el pueblo.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1493 veces.



Luis Semprún Jurado

Profesional, productor audiovisual, co-productor y co-moderador del programa radial El Ojo de la Ciudad en Maracaibo, estado Zulia

 luissemp2003@gmail.com      @luissemp

Visite el perfil de Luis Semprún Jurado para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Luis Semprún Jurado

Luis Semprún Jurado

Más artículos de este autor



US mp N Y ab = '0' /actualidad/a263738.htmlCd0NV CAC = Y co = US