Identifiquemos el Voto Revolucionario

El Voto Nulo y la promoción y ejecución de Huelga Nacional Indefinida debe ser la respuesta de l@s revolucionari@s el 20 M.

Son tantas las razones dadas y argumentos esgrimidos para rechazar el presente llamado a elecciones 2018 que no entraremos a detallarlos y enumerarlos, pero si admitimos que aceptamos unos y otros no; pero lo fundamental es que desde que la mafia cívico-militar que gobierna el país rompió el hilo constitucional al convocar fraudulentamente a la conformación de una Asamblea Nacional Constituyente que, como era el clamor del Pueblo Bolivariano en Lucha (I), debía ser convocada para dirimir los destinos de la Matría en momentos que V República tambaleaba.

Pero sucedió que el "Presidente Maduro al fin nos escuchó pero no nos oyó"
(Pancho Alegría 04/05/17 - www.aporrea.org/actualidad/a245324.html -); convocó la Asamblea Nacional Constituyente de una manera autoritaria, fraudulenta, contraria al espíritu y letra de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, mostrando de una vez y por todas el terrible horror que la mafia cívico-militar indolente y traidora le tiene a la democracia participativa y protagónica: base fundamental del Proceso Bolivariano que enrumbaba a la V República.

De nada sirvió la protesta y oposición al adefesio jurídico con que un deslegitimado y tracaleado Tribunal Supremo de Justicia trató de legitimar la convocatoria como constitucional (recuerden que rechazábamos -y aún lo hacemos- la elección exprés de tal tribunal y aún más que sea presidido por un maleante confeso pero no convicto); se promulgaron las base comiciales también de manera truculenta y el CNE manipuló de tal manera los resultados que aún no se han publicado los de aquellos comicios, a tal extremo que la empresa responsable del soporte tecnológico no dio garantía de más de un millón de votos escrutados ¿hubo fraude? Resultado de esa tramoya: la prostitución de la asamblea resultante y su transformación en "Asamblea Nacional Prostituyente".

Sumado a todo ello, hoy podemos señalar los nuevos vicios que acompañan este proceso electoral:

1. Convocatoria realizada por la Asamblea Nacional Prostituyente, la cual no tiene la cualidad para hacerlo y altera los tiempos constitucionales definidos para tal acto electoral. La mafia cívico-militar que gobierna está consciente que su desgobierno no aguanta hasta diciembre (como contemplado en la CRBV), por tanto resulta de vida o muerte la realización antes de que se produzca el estallido social en puertas;

2. Parcialidad del CNE y desapego a reglamentos y al texto constitucional cuando se trata de la legalización de organizaciones políticas afectas a la mafia (caso Somos Venezuela) y bloquear sin argumentos jurídicos válidos a organizaciones políticas no convenientes para la mafia (caso Marea Socialista), sumado a ello la descalificación, vía administrativa, de cientos de organizaciones más, demostrando nuevamente su poca vocación democrática y negando el carácter participativo que debería privar. Tan bochornosa es la parcialidad que se autorizó el uso de los colores patrios en la identificación del partido Somos Venezuela;

3. El desmedido, descarado y oprobioso uso y abuso de los recursos del estado venezolano para promover la candidatura de Maduro, todo con el consentimiento del CNE y en clara violación de "acuerdos" pre-electorales convenidos con quienes ni esa violación protestan.

Ante tan irregular situación y claro ventajismo de parte de quienes gobiernan el país y desean perpetuarse en el poder, sumado a ello la ausencia de una propuesta electoral para salir de la crisis de parte de los candidatos en la arena electoral, llamamos a votar nulo y no tomar el barranco de la abstención.

El voto nulo es activo, la abstención pasiva:

El voto nulo implementado por el Pueblo Bolivariano en Lucha en ocasión de la elección de la Asamblea Nacional demostró que casi un millón de compatriotas están en pie de lucha; faltó la coordinación post-electoral para definir y conformar un frente revolucionario de lucha que en unión con la clase obrera asumiera la defensa del pueblo en este momento estelar. Ahora nuevamente se impone el Voto Nulo como acción del elector ante la propuesta electorera en curso, violatoria de toda la normativa constitucional vigente y vacua en su contenido programático. La abstención es la manera pasiva de aceptar la dominación que ejerce la mafia cívico-militar sobre el resto de la población utilizando el chantaje, atropello, persecución y represión contra toda manifestación legitima de l@s trabajador@s ante los malandrines que han tomado por asalto las instituciones del estado con el recurso de las armas en manos de unas deshonradas fuerzas armadas.

El voto nulo le cierra las puertas al fraude electoral en puertas, pues al ejecutarlo invalidamos la opción de utilizar nuestra identificación en el cuaderno electoral para vaciar el voto fraudulento que el madurismo prepara para el 20 M. La abstención deja espacio para que nuestro voto sea ejecutado por los malandrines al servicio de la mafia cívico-militar que controla todas las instituciones del estado incluidas el CNE y las fuerzas armadas (custodios del proceso).

El voto nulo debe ir acompañado de la alianza de clase que se viene produciendo a lo largo y ancho del país, con l@s trabajador@s en la calle exigiendo un salario justo y digno como establecido en el texto constitucional y plenas garantías para la vida. Pelea que se ha venido incrementando en la medida que la situación económica del país ha venido ahogando a la familia venezolana. La respuesta de los gremios que han venido multiplicando su acción de protestas en las calles del país es señal inequívoca de que la clase trabajadora es la llamada a construir la salida democrática y popular que reclama la población empobrecida y desesperada que espera su liderazgo y señal para desbordar las calles solicitando la renuncia de quienes han arruinado la nación.

Hacemos un llamado a l@s trabajador@s a no dejarse engañar con los espejitos ofrecidos por Maduro y la mafia cívico-militar que desgobierna al país, los bonos que hoy implementan no solucionan el problema estructural de la economía nacional ni serán dispensados más allá del momento electoral. Los dólares de Falcón representan la venta de la nación al mejor postor y la esclavitud de nuestr@s hij@s y niet@s al Fondo Monetario Internacional y al gobierno estadounidense de turno. La promesa de Dios gobernando por intermedio de los evangélicos colados en la carrera electoral es tan falsa como el billete que muestra Falcón en su campaña. La transformación anticomunista que plantea Visconti tiene más visos de reaccionaria que de revolucionaria. Y la opción que la "clase media en positivo" nos presenta disfrazada de revolucionaria con la cara de Reinaldo Quijada es tan vacua y engañosa que sólo arrastró al ala oportunista de Marea Socialista.

El Voto Nulo y la Huelga General Indefinida como salida revolucionaria a la crisis es la única alternativa que tiene el Pueblo Bolivariano en Lucha con l@s trabajador@s organizados al frente de la contienda por el poder político y económico que esta vez, a diferencia del 23 de enero de 1958, cerrará filas para no dejarse arrebatar sus conquistas y su liderazgo que, como clase oprimida, potenciará el ímpetu liberador que ha prevalecido en el historial de luchas que el pueblo venezolano ha venido transitando desde nuestros orígenes como pueblo.

Pueblo Bolivariano en Lucha: conformado y definido por compatriotas que dentro y fuera del chavismo, pero con conciencia de clase y militancia de izquierda participan del proceso revolucionario venezolano heredado desde los tiempos de Gual y España.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1531 veces.



Pancho Alegría


Visite el perfil de Pancho Alegría para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Pancho Alegría

Pancho Alegría

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a263203.htmlCd0NV CAC = Y co = US