Con el Mazo Dando censurado

La cortina de humo se despliega. Si ustedes amigos y amigas lectoras, se proponen pasarse por su disco duro un par de película, producidas por ustedes mismos con un guión del ministerio de información y comunicación, podrán darse cuenta de un interesante y frustrante fenómeno: Los medios públicos están censurados. Tiene prohibido terminantemente hablar de la realidad.  La realidad debe evadirse. Irse por la tangente, es una rutina.

Si lo prefieren, puedo darle posibles títulos  de estas películas. Una puede llamarse “Escapando de la realidad” y la otra, se le puede colocar un nombre no muy de película pero adecuado: “Embaucando al pendejo”. Es imposible. Total y absolutamente imposible, que por un canal público tengas la oportunidad de oír una voz distinta al chavismo gobierno. El chavismo disidente no existe.  

En esto, los dos extremos son siameses. Imposible, que los medios de comunicación privados tenga la posibilidad de observar la realidad, pero ya los medios privados tienen una historia larga en esto. Si piensas que en los medios privados hay programas ni-ni, es parte de la estrategia para confundir. Vladimir a la una, es parte de ese paquete.

La trama de “escapando de la realidad” sería como reunir un montón de videos, distintos pero iguales, en los cuales todos (toditos) apunten en la misma dirección. Es como un poner a remojar el cerebro de cada uno para luego, en la otra película exprimirlo y dejarlo sin manchas que lleven a darte una explicación distintas a las que esta película y la otra te ofrecerá. Veras “jóvenes”, que son  más menos parecidos a los “jóvenes” de la MUD. Por supuesto con ligeras diferencias, pero el fin es el mismo.

Veras en los programas a altos funcionarios, constituyentes y jóvenes afirmándonos generalidades sin detalles. En esta película, se te dará la oportunidad de ver comerciales. Recojo lo dicho. No serán comerciales, sino un comercial, repetido de diferentes maneras. Todos estos videos con sus respectivos voceros te machacaran hasta la saciedad (hasta dejarte harto) de un Chávez para acá, un Chávez para allá, el comandante esto y el comandante lo otro. Siempre se hablará más de Chávez, que de cualquier tema del día a día. Luego de esto, iras viendo videos y videos de Chávez. Todo lo que el tiempo permita.

Si por alguna razón, alguien se sale de este libreto, tendrá una salida inmediata, que siempre estará orientada a  justificar las cosas. Hay otro responsable. Lo hay, pero también hay muchas culpas dentro que no salen o están censuradas.

La otra película que podemos pasarnos por la mente es esta de “Embaucando al pendejo”. Esta película no tienes que pasártela por tu mente. Puedes verla a todo trapo a través de varios programas. El más clásico es “Con el Mazo Dando”, pero igual puedes verlo en “La Hijilla”, La Voz de Chávez, en tres y dos o dos y tres. Esta película parte de una censura previa.  Se censura la realidad.  La situación “x” o “”y” no existen. La censura pasa por debajo de la mesa, porque el que censura es Chávez con la autorización del conductor del programa. El más censurado es Diosdado. Un insólito, Diosdado censurando a Diosdado.

Los videos de Chávez, sirven para legitimar situaciones y convencer a  muchos que Chávez manda y está en Miraflores reencarnado en Maduro. Maduro no existe. Maduro es un médium.

Dirán: Eso no es posible, cómo es eso. Vean que cada vez, los videos de Chávez suplanta al que conduce el programa. Este se limita a decir: Vamos a ver este video del comandante o veamos este otro video, que tiene el mismo propósito de explicarnos que la realidad no existe.

Amarantaroja063@gmail.com

@La_DagaRoja



Esta nota ha sido leída aproximadamente 5553 veces.



Amaranta Rojas


Visite el perfil de Amaranta Rojas para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Amaranta Rojas

Amaranta Rojas

Más artículos de este autor



US mp N Y ab = '0' /actualidad/a262062.htmlCd0NV CAC = Y co = US