Qué cachaza la de Rafael Ramírez, corromper a PDVSA y, ¡hablar de ética!

Cuando el Comandante Chávez situado entre Diosdado y Maduro anunció su orden de lo que en su inminente ausencia física, que no moral, debíamos hacer así como en plenilunio, de hecho le piso un callo a Ramírez entre otros y he ahí su inquina contra el Presidente Maduro pero tal como dice Diosdado, maldición de burro mocho no llega al cielo.

Valga citar al Fiscal Tarek y de quien estimo que sabe leer y contar aparte de exhibir probada valentía y honestidad ejemplar; el Fiscal General de la República, Tarek, ha dado a conocer contundentes pruebas sustanciadas al derecho y al revés y en las que ese señor Rafael Ramírez aparece involucrado como capitoste de una mafia de estafadores de alto cuello blanco, por cierto; no obstante ese señor está en fuga ante la justicia venezolana pero de manera irresponsable y asombrosa ahora desde su guarida en el exterior pretende dar clases de ética a nosotros los venezolanos, ¡qué cachaza!

La falta de correspondencia entre su fofo discurso ético y su comportamiento personal es patética.

No lo digo yo lo dice el Fiscal, que ese sujeto Ramírez es tremendo ladrón pero, eso sí, lo digo yo, de almidonado alto cuello blanco, y que él le apueste a la economía capitalista de mercado no sería noticia pero que a la vez pretenda poner de moda la ética, me da la impresión de que quiere usarla como una mercancía para obtener ganancias a la par que intentar trocar sus vicios en virtudes, o como quien dice o diríase, una paradoja perversa.

Su índole moral no le permite someterse a la justicia venezolana porque su problema no es de valor sino de taquilla, a él, al señorón Rafael Ramírez la disquisición filosófica entre el bien y el mal le resbalan, luego, hablar de ética en su caso es una estupidez.

Lo que él debería hacer es venir a dar la cara como un hombrecito y demostrar lo contrario de lo que se le acusa luego de que el Fiscal Tarek William Saab destapase la olla podrida de PDVSA y a cuyas pruebas me remito.

Lo que pasa con ese señor Ramírez es que él pretendió tener mayor jerarquía que Maduro para ser Presidente de Venezuela pero, con acierto y premonitoriamente, el Comandante Chávez, lo dejó fuera de circulación puesto que ya el tufo que salía de Petroleo de Venezuela Sociedad Anónima -PDVSA- era insoportable, mas, la entonces Fiscal Ortega Díaz se hacía la loca puesto que ella era compinche del referido señor Ramírez quien, reitero, ahora pretende tapar sus soterrados vicios con ilusorias virtudes, ¡yo te aviso chirulí!

Y así el dineral obtenido bajo la triquiñuela en vez de mediante el trabajo, le acusa a ese genio de la maledicencia.

Hay que poner de relieve que Ramírez es tal que aun teniendo el timón de PDVSA en sus manos y el propósito de hundirla, no pudo, afortunadamente.

OTAN:

Por cierto, no pretendo entrar al sentido profundo del término ética pero os advierto que su significado antiguo es el de guarida. Hoy su significado es otro, nada que ver con lo que proclama el sujeto de marras, Ramírez.

Discurrir acerca de la dimensión ética le queda grande a ese señor.

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 856 veces.



Guillermo Guzmán


Visite el perfil de Guillermo Guzmán para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a261950.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO