Dos millones de hogares

Cuando una vez un ser inigualable,

que Dios envió a la Patria del más grande,

a continuar su obra inolvidable,

en una muestra de su genio inmenso,

dio origen al comienzo exitoso de un idea

que se llamó Misión Vivienda Venezuela.

No faltaron las voces agoreras que con sorna

trataran de opacarla.

Han pasado siete años de aquel hecho sublime,

de aquel alumbramiento que se multiplicó por miles

y que hoy llega a los primeros 2 millones con más de esos millones en sonrisas en la cara de niños y de ancianos que incrédulos, reciben techos dignos, por el hecho de ser necesitados por el hecho de ser venezolanos.

No existe en todo el globo tamaña hazaña, que solo basta para justificar la existencia de un sistema nuevo, hecho a la usanza, de un pueblo incomparable como el venezolano,capaz de enrojecer con sangre viva, las cumbres inclementes de los Andes para entregarle libertad, dignidad e independencia de la bota opresora, a los pueblos hermanos, subyugados por quienes hoy pretenden repetir aquella triste etapa de la historia.

Dos millones de hogares, los primeros, porque vendrán los tres, los cuatro y sucesivos, garantizados por la continuidad de una gestión, con fallas aceptadas, pero con fuerte y arraigados principios, que inculcó en millones de seres el gigante, para evitar que la Revolución pueda extinguirse y con ella los planes y programas que han logrado hacer visibles, a los pobres olvidados por siempre.

 

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 444 veces.



Saúl Molina


Visite el perfil de Saúl Molina para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Saúl Molina

Saúl Molina

Más artículos de este autor



US mp N Y ab = '0' /actualidad/a261005.htmlCd0NV CAC = Y co = US