Quinto Malo

¿La pago con el chofer o le pagó?

«Castigamos al humilde

y aguantamos al cruel»

El Aguante. Calle 13

El mes de marzo comenzó con un nuevo aumento en el pasaje del transporte público en manos de privatizadores. Con un 100 por ciento de incremento por sobre el que se venía cancelando hasta el día anterior, las usuarias y usuarios, llenos de angustia, no encuentran a quién reclamar. Se sienten ofendidos, extorsionados, indefensos. Un vecino que me ve llegar para hacer mi cola de pasajero, me aborda y dice: «Iván, tenemos que revolucionar esto… ya no se aguanta». Y, de verdad, no se aguanta.

Nuestras leyes contemplan que los incrementos en pasajes y otros servicios públicos, deben decidirse por consenso y con activa participación de las comunidades organizadas. Eso no ocurre desde hace muchísimo tiempo. Las tarifas se suben por decisión unilateral de las mafias, a los sectores gubernamentales no se les percibe y a los Consejos Comunales y otras organizaciones populares, sencillamente, no se les invita sino que se se les impone.

No existen mecanismos organizados para enfrentar el abuso, que hoy se inscribe dentro de la guerra económica desatada contra Venezuela. ¿Qué haces entonces el usuario? Pues pagarla con el chofer. Reclama, increpa, ofende, culpabilizar y agrede a quién, probablemente es un trabajador a destajo, como «avance», que no tiene responsabilidad en los aumentos del pasaje y debe dar la cara, además de rendir cuenta al dueño del vehículo y defenderlo.

Entonces ¿La pago con el chofer? Debo haberlo hecho más de una vez en los últimos tiempos. Es la respuesta individual del sorprendido y agredido por cada aumento, sin aviso, Gaceta ni protestó. Es lo que se hace, cuando no se entienden las expresiones de la aludida guerra económica y quiénes son sus causantes.

Es lo que se hace cuando se culpabiliza de todo cuanto ocurre al pueblo, al chofer. Es decir, cuando se culpabiliza a Maduro (el chofer) y no a sus verdaderos causantes: a los explotadores, a los ricos, a los dueños de los medios de producción, a los voceros políticos del imperialismo (como lo es, en la actualidad, el presidente estadounidense Donald Trino).

Se diluye la culpa entre culpables (disculpas por la redundancia) aparentes y no reales, se divide así al pueblo, se le distrae de la lucha de clases y así se les pretende mantener desmovilizados y sin victorias en las luchas cotidianas.

Cuando la pago con el chofer (sea en la figura del presidente Nicolás Maduro o en la del «avance» que está frente al volante), en verdad lo que estamos haciendo es lo que dice René en uno de los versos de su canción, El Aguante, interpretada como Calle 13:«castigamos al humilde y aguantamos al cruel». Es decir, la pagamos con el pendejo, con nuestro par y a veces hasta con quien socialmente nos defiende.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1183 veces.



Iván Padilla Bravo

Director del semanario cultural "Todos Adentro", medio adscrito al Ministerio del Poder Popular para la Cultura. http://www.mincultura.gob.ve/

 ivanpadillabravo@gmail.com      @IvanPadillaB

Visite el perfil de Iván Padilla Bravo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a260069.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO