¿Y si dejan a Leopoldo López ser candidato para legitimar la elección?

Suelten a Leopoldo López y déjenlo ser candidato presidencial en 2018, les garantizo que ni siquiera así la MUD dejará su empeño de llamar a la abstención porque esto se lo han ordenado sus grandes financistas extranjeros. 20 de mayo es la nueva fecha que el CNE ha dispuesto para la fiesta electoral presidencial, pero ello no garantiza amansar a las fieras del fascismo dentro y fuera de Venezuela.

Admirables han sido los esfuerzos de los dirigentes revolucionarios y de la oposición no radical (Avanzada Progresista, MAS y Copei) para lograr que el país tenga elecciones presidenciales este año en condiciones de paz, igualdad y legalidad, cumpliendo con normas internacionales, pero en contravía Primero Justicia, AD y Voluntad popular se dedican perversamente a incitar al abstencionismo, mientras reciben millones de dólares para ello. Ciertamente están atados a un plan de guerra que no da oportunidad a la solución pacífica y electoral.

Siendo las cosas así, el cogollo de la moribunda MUD hoy está más interesado en destruir políticamente al candidato Henri Falcón que en derrotar electoralmente a Nicolás Maduro para impedir que siga en la Presidencia por seis años más. En su estrategia, la intolerante MUD pretende expulsar a Henri de la alianza de partidos y desacreditarlo frente a millones de opositores. Dirán que es un chavista de closet, que es un colaboracionista y que le han pagado por participar en una elección presidencial que, según ellos, ya está arreglada para el triunfo de Maduro.

La conducta de la MUD demuestra que la misma no tiene una política electoral y apuesta todo a promover la intensificación del bloqueo económico internacional, así como una soñada invasión militar extranjera. Sobre estos escenarios, los jefes opositores andan pujando en 2018 abiertamente y con descaro.

El ex gobernador de Lara pudiera llegar al final de esta carrera electoral presidencial y obtener millones de votos, sin embargo, este acontecimiento no convencerá al imperialismo internacional de que se ha hecho una elección justa y verdadera en el país. Dicho de otro modo, hay una agenda política del capitalismo mundial definida contra Venezuela para desconocer sus elecciones, y a esos grandes poderes planetarios no les importan las evidencias de transparencia electoral.

Ante la predecible agresión extranjera, sólo queda ir desde ya organizando el bloque de países que apoyan la democracia venezolana, estrechando lazos políticos y económicos para tiempos más difíciles que vendrán. Urge prepararse para el boicot internacional contra el Petro o la criptomoneda venezolana, y una serie de medidas que intentarán una cruel asfixia económica contra nuestra nación, peor que aquella contra Cuba desde mitad del siglo pasado.

No contemos con Colombia para nada porque ese es un país secuestrado por gobiernos fascistas y forajidos; nos conviene romper todas las relaciones comerciales binacionales y cerrar la frontera indefinidamente. Nótese que la "hermana república" está bajo control absoluto de Washington en virtud de lazos militares, políticos y financieros. Por esa misma razón Juan Manuel Santos viola el acuerdo de paz con las FARC-EP y actualmente facilita condiciones para el asesinato de sus líderes.

En nuestra patria, reunifiquemos a todos los revolucionarios sin sectarismos para defender al Estado Nación en todos los escenarios, concentremos recursos económicos, petroleros y humanos en alianzas profundas con los gobiernos que nos han demostrado verdadera solidaridad a lo largo de veinte años de revolución bolivariana como China, Rusia, Irán, Cuba, Bolivia, Nicaragua, etc. No se vale desperdiciar recursos con otros gobiernos que han sido vacilantes y nos han defraudado (caso del pernil perdido en diciembre 2017 y otros).

En resumen, el candidato opositor creíble es una fantasía imposible de satisfacer para la MUD y sus patrocinantes internacionales, cuya única satisfacción será ver a la Patria bloqueada e invadida por una potencia extranjera que desaloje al chavismo del poder; tristemente no comprenden que, en ese hipotético escenario, Venezuela ya no será República sino colonia extranjera, expuesta a la masacre de sus habitantes y la expropiación de su petróleo.

 

 

 

 

 

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 3129 veces.



Jesús Silva R.

Doctor en Derecho Constitucional. Abogado penalista. Escritor marxista. Profesor de estudios políticos e internacionales en UCV. http://jesusmanuelsilva.blogspot.com

 jesussilva2001@gmail.com      @Jesus_Silva_R

Visite el perfil de Jesús Silva R. para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: