Por eso hoy, frente a todos, y después de mucha reflexión, renuncio al chavismo

Esta es mi opinión.

Disculpen, este asunto es un poco largo, pero espero que les sea útil e interesante.

Cuando empecé mi vida de adulto ya sabia lo que quería hacer con mi vida, y eso era de HACER lo más que pudiera HACER (versus hablar paja) en mi vida, hacer de todo, ver de todo, experimentar de todo, ir a todos lados, aprender de todo, conocer de todo, saber de todo, entender todo, descifrar todo, inventar de todo, calcular todo, y después de un tiempo --- no sabía cuanto tiempo ---, cuando habría entendido y descifrado lo suficiente, bueno, entonces la próxima etapa era de:

1- compartirlo todo, o
2- ocultarlo todo, o
3- compilarlo (anotarlo) todo para el futuro, así como hizo Da Vinci

Desde joven me llamaban Da Vinci ya que a los 11 años ya estaba exponiendo y vendiendo mis propias obras de arte y esculturas y estaba diseñando naves espaciales y casas y edificios del futuro, móviles, sobre plataformas móviles para minimizar los daños causados por temblores y otras adversidades y ajustar el uso de la energía del sol de acuerdo a la posición y el clima, sistemas de transporte público propulsados por el agua y el aire para reducir el mantenimiento, y vehículos familiares livianos de proporciones variantes y móviles, etc.

La otra opción, aparte de las tres mencionadas más arriba, la cual contemplé muchísimas veces en mi vida a partir de los 14 años de edad, y que también intenté llevar a cabo en varias ocasiones --- pero sin éxito --- fue el suicidio.

¿Para qué iba a acumular todo este conocimiento y entendimiento del universo sin poder compartirlo?

Bueno, tal vez por eso escribo hoy, no lo sé, debe haber una razón.

De todas maneras, cuando decidí HACER de todo tenía 15 años de edad, pero antes de lanzarme al espacio vació de un mundo que todavía no conocía mucho --- aunque ya conocía entre otras cosas la pobreza, la cercanía a la muerte, el frió, la calle, el trabajo, el arte, las matemáticas, y la universidad ---, debía hacerme algunas reglas para poder HACER de todo de una manera intencional ya que si lo hacia todo, eso podría fácilmente incluir cualquier cosa que sea por ejemplo negativa, destructiva, y no productiva, y yo no quería que fuera así.

Me gusta HACER para crear, para construir, no para destruir.

Entonces, por esa razón me creé las siguientes reglas de vida, con las cuales sigo cumpliendo hasta hoy en día:

1- No poseer nada:

Si quería hacer de todo eso significaba que debía estar listo en cualquier momento para agarrar cualquier oportunidad en cualquier momento en cualquier lado.

Entonces para poder hacerlo, debía jamás estar atado o encadenado físicamente a nada, sea material o emocional o conceptual, ni a una casa, ni a ningún bien material, ni a una familia, ni a un empleador, ni a un trabajo o una carrera, ni a un diploma universitario, ni a una religión, ni a una costumbre, ni a un hogar, a nada.

Esto me liberó para poder hacer todo lo que he HECHO hasta hoy en mi vida.

He hecho muchísimas cosas en mi vida, lo suficiente --- hasta ahora --- para fácilmente llenar (creo) unas 30 vidas completas, y sigo haciéndolo, y lo haré hasta morir, creo, espero.

No poseo nada, o casi nada, no tengo nada excepto mis herramientas de trabajo, con las cuales puedo viajar o dejar, un poco de ropa que puedo dejar en cualquier momento, una cuenta de banco con casi nada, no tengo carro ni muebles comprados (los construyo) ni televisor ni sistema de sonido, y vivo en un pequeño taller que puedo dejar en cualquier momento para ir a vivir bajo una mata de coco en cualquier parte del mundo (pero prefiero estar aquí donde estoy en Venezuela, cerca de las matas de coco).

Esta liberación de los bienes materiales, de las posesiones, es decir, de básicamente no poseer nada, me ha permitido HACER mucho más de lo normal.

Ahora, entiendo que son muy pocas las personas que han tendido la suerte o la posibilidad de vivir como yo vivo, es decir, esencialmente libre de cadenas, pero sí es posible vivir así si uno lo quisiera.

Pero …

Hay que tener las bolas las suficientes grandes para lidiar con las eternas burlas, envidias, e ignorancias contra uno que decide de vivir la vida de un curioso bohemio creativo y aventurero en vez de utilizar sus talentos para hacerse multimillonario así como la gente supone (no muy profundamente) que debería ser su uno tiene el talento para hacerlo.

Desatarnos de las cadenas de las posesiones nos libera para poder HACER más, hay que simplemente tener las bolas para hacerlo, tomar una decisión, y hacerlo.

2- Nunca mentir:

Si quería HACER de todo, debía también decidir por qué lo iba a hacer, y hasta qué punto.

¿Cuáles serían esos límites? ¿Cómo sabría cuando parar? ¿Cómo controlar mis deseos, los vicios, los miedos?

¿Qué método o concepto utilizaría como base para medir donde estaba, donde me encontraba, y donde podría ir?

Bueno, decidí que no quería hacerle daño a nadie durante mis aventuras de vida, quería hacer mis cosas, pero sin destruir, más bien quería construir, ser productivo, ser efectivo, entonces …

… decidí de nunca robar, nunca esconderme, y nunca mentir.

O sea, decidí de vivir lo más posible bajo el régimen de la verdad, y de jamás escaparme de esa verdad, de jamás ocultarla, o de evadirla, porque al evadir la verdad uno disminuye la fuerza de sus propias convicciones, debilitándose a uno mismo (y dándole fuerza a otros), y así reduciendo su capacidad de HACER las cosas de manera efectiva, y yo no quería eso.

Decidí de tomar el camino del honor, versus el camino de la cobardía.

Hay excepciones, seguro, y siempre las habrán, sea que ocurren por miedo, incertidumbre, falta de confianza, o lo que sea, pero el camino es uno y no bifurca.

Bueno, este concepto de vida sobre la verdad --- o el no mentir --- me ha permitido poder acceder a partes de la vida, del mundo, del universo, y lugares, que muy pocas personas han conocido en carne propia.

Me ha permitido inventar muchas cosas, resolver problemas muy complejos, crear, componer música, dibujar cosas jamás vistas en la historia de la humanidad, escribir, y hacer matemática que solo se utilizará en un futuro lejano cuando el cerebro genético conjunto de la humanidad avance hasta su próximo nivel natural (si no nos destruimos antes).

La verdad es la base efectiva de la vida, del desarrollo, del avance, del hacer.

Desatarnos de las cadenas de la mentira nos libera para poder HACER las cosas efectivamente.

3- Hacer las cosas con intencionalidad:

A una muy joven edad me di cuenta que mucha gente hacía las cosas porque tenía que hacerlo, tenía que ir a trabajar, o tenía que ir a la escuela, tenía que hacerlo porque el jefe lo mandaba.

No hacían las cosas porque querían hacerlas.

No hacían las cosas ni con amor, ni con ganas, ni con entusiasmo, no, más bien lo hacían como si fueran esclavos de alguien o algo más, y por eso decidí de jamás hacer las cosas a menos de hacerlas con ganas, con intencionalidad, y con gusto.

(Lo que también me llevó a jamás ser un empleado de nadie excepto en muy pocas ocasiones.)

Decidí que si no iba a hacer las cosas con ganas e intencionalidad, bueno, entonces muy simplemente no las haría, pero eso también me llevó a poder aprender a gustarme hacer las cosas que hacia aunque en el comienzo pareciera que no me iban a gustar.

Este hecho en me abrió innumerables caminos del destino.

Yo siempre quise hacer las cosas bien, muy bien, y creo que las hago bien (con errores por supuesto, nada perfecto), entonces por eso:

a) si yo iba a dedicar mi vida a HACER todo lo que posiblemente pudiera hacer, y

b) que iba a aprovechar todo lo que la verdad me presentaba como oportunidad, bueno,

c) entonces lo mínimo que podía hacer era de hacer las cosas con intencionalidad, versus por ejemplo hacerlas con indiferencia, o descuido, o con la excusa del "si Dios quiere."

Desatarnos de las cadenas de la indiferencia nos libera para poder HACER las cosas bien hechas.

RESUMEN

Lo que dije arriba podría resumirse en lo siguiente:

Desatarnos de las cadenas de:

1- las posesiones
2- la mentira
3- la indiferencia

… es esencial para poder HACER, y hacerlas bien.

Para mí, hacer las cosas, y hacerlas bien significa hacerlas de manera real, con ganas, cosas concretas, honestas, funcionales, constructivas, y sobretodo, con resultados positivos para el conjunto del universo.

Si no, bueno, es pura habladerade paja … al estilo de Maduro y sus colaboradores (ver más abajo).

EL CHAVISMO DE HOY

Desde que empecé a publicar artículos de opinión en el 2002, mucha gente, particularmente los seguidores de la oposición (antichavista), ha pensado que yo siempre fui seguidor de Chávez, o sea, chavista.

Bueno, eso no es así.

Sin entrar en detalles, solo empecé a considerarme chavista a partir de agosto del 2004, y solo después de haberme asegurado de que Chávez realmente cumplía con mis criterios de vida del HACER --- o sea, de la no posesión, no mentir, e intencionalidad ---, y eso ocurrió solo después de haberlo observado, estudiado, y analizado durante casi 5 años.

Decidí que Chávez realmente representaba lo que había decidido a los 15 años de edad, entonces, a partir de ese momento me sentí orgulloso de llamarme chavista …

Pero ahora …

Bueno …

Después de alrededor de 5 años de estar observando, estudiando, y analizado a Maduro y sus colaboradores …

… he decidido renunciar al chavismo.

¿Por qué?

Bueno, porque Maduro y su chavismo hacen exactamente lo que va en contra de mis conceptos de vida, del HACER, y de Chávez.

Son idénticos a la inmensa mayoría de los políticos y politiqueros del mundo occidental, son unos mediocres, sin espinas dorsales, mezquinos, quienes permiten de todo al detrimento de los más débiles de nuestra sociedad.

Básicamente, el chavismo de hoy, o sea, el chavismo de Maduro, representa, en mi análisis:

1- la esclavitud a las posesiones (necesitar más dólares y oro para ser "prósperos")

2- la esclavitud a la mentira (decir una cosa y hacer otra, inventar excusas, evadir responsabilidades)

3- la esclavitud a la indiferencia (el descuido, la permisividad, actuar sin intencionalidad, hacerlo por hacerlo, sin planificación, propósito, o convicción a largo plazo)

La profundidad de la esclavitud del chavismo de hoy me fue confirmada al 100% cuando …

… después de que Aporrea me haya publicado en abril del 2017 --- ¡gracias a Aporrea! --- la información sobre los hechos reales de que Maduro y su gobierno realmente le entregaron un regalo real de $500.000 a Donald Trump …

… bueno, absolutamente ninguna persona del gobierno de Maduro, de su entorno, del PSUV, de los otros partidos aliados a Maduro y al PSUV, ninguna organización social chavista, ningún consejo comunal chavista, ningún ministro del gobierno, ningún director de ninguna institución supuestamente chavista, ningún cura chavista, nadie, absolutamente nadie se pronunció --- por lo menos públicamente a mi conocer --- sobre este terrible, bajo, y sucio ejemplo del engaño mediocre y común y corriente del que Chávez siempre hablaba y estaba en contra.

Nadie.

Ver: Que todos sepan la verdad sobre los $500.000 de Citgo a Donald Trump

He esperado casi un año para ver si en algún momento algún chavista de "importancia" se atreviera a mencionarlo, o a decir algo al respecto …

… ¿y saben qué?

… nada

… absolutamente todos los chavsitas de "alto rango" sin ninguna excepción excepto una (ver más abajo), y la enorme mayoría de los chavistas y de los escritores chavsitas, pro ejemplo aquí en Aporrea, han claramente e intencionalmente evadido la cuestión o la han simplemente negado.

Eso es totalmente antirrevolucionario, es anti Chávez, y es anti Oscar Heck.

(Bueno, no es que yo sea alguien tan importante, pero tengo mis convicciones, y no las vendo a ningún partido político ni a ningún líder u organización simplemente para formar parte de una tendencia, no señor.)

Ahora …

El ÚNICO chavista que ha tenido las bolas para mencionarlo ha sido Rafael Ramírez, pero irónicamente, ese es el mismo chavista que Maduro y el chavismo actual persiguen como sí él fuera el hijo propio del diablo.

Rafael Ramírez dijo textualmente:

"Luego, alguien pensó que aproximarse al entorno de Trump durante la campaña sería buena idea, hasta se hizo el mayor aporte como empresa, a través de CITGO, para el acto de proclamación del nuevo Presidente … para resolver problemas que no son del Estado … Nó, no funciona así, si nó pregunten a los libios, que estuvieron con un doble juego con las potencias occidentales que le ha costado muy caro a su pueblo."

Ver: https://www.aporrea.org/energia/a258857.html

CONCLUSIÓN

Saben, cuando estudiaba a Chávez había llegado a la conclusión de que Chávez era como Jesucristo, particularmente en el sentido de que Chávez, así como Jesucristo, había abierto las compuertas de las oportunidades y de las conciencias para las mayorías pobres del mundo, para que se liberen ellos mismos precisamente del esclavismo a la indiferencia, a la mentira, y a las posesiones como el materialismo y consumismo.

Muchas personas se burlaban de mí a raíz de esa observación, pero creo que hoy se dan cuenta de esa realidad.

Durante unos 7-8 años, digamos entre el 2005 y el 2012 cuando Chávez ya no podía más, se vio un cambio muy significativo en el comportamiento y en los ojos y corazones de la mayoría de los pobres de Venezuela (un 60% de la población) y también en otras partes del mundo a raíz de la existencia de Chávez.

Eso creo que nadie puede negarlo, aun los antichavistas más rancios, racistas, y xenofóbicos de la humanidad.

El pobre, habitualmente aplastado y vilipendiado por "el hombre blanco" y por las clases media del mundo, y quien a menudo ha tratando de imitar lo bueno y lo malo del "hombre blanco" como si fuera superior, y quien básicamente, como grupo social siempre se ha sentido subliminalmente disminuido, insignificante, y reducido frente a las clases medias y altas y las pieles más blancas, finalmente empezó a ser orgulloso de sus raíces, de su condición, de su historia, de su creatividad y de sus capacidades.

Finalmente, así como cuando Jesucristo existió, los pobres veían una luz al final del túnel.

Bueno, aunque hoy todavía se ve esa luz al final del túnel del chavismo y del cristianismo, el túnel parece ser más angosto, menos incluyente, es decir, a la entrada de este túnel ahora existe una alcabala (puesto de control) donde se decide quien puede entrar, o no.

Pero esa luz también parece haber cambiado.

Ya no es una luz siempre brillante y eterna, constante, no, ahora es una luz cambiante, casi arbitraria, cambia de intensidad y de color dependiendo de lo que decidan aquellos que se acapararon del túnel, el cual era de propiedad pública y social cuando Chávez vivía, pero que ahora se encuentra en manos de solamente los chavistas que siguen Maduro, quienes viven del otro lado de este túnel, allí, feliz y "prospero" con el resto de sus "escogidos."

Me desperté esta mañana con una visión clara de lo que está ocurriendo con el chavismo hoy.

Está ocurriendo exactamente lo que ocurrió con Jesucristo y la religión cristiana, donde después que la elite mundial matara a Jesucristo, los cercanos a Jesucristo empezaron a organizarse en base a la mediocridad que Jesucristo tanto hablaba en contra, es decir, empezaron a revertirse hacia la mezquindad, la protección, el individualismo, el amiguismo, los favores, el soborno, la politiquería, etc., hasta que un día nos encontramos como "cristianos" con papas manejando una inmensa organización corrupta y cómplice de la elite mundial, permisiva, inquisidora, y estafadora, vendiendo suciamente y bajamente la imagen de Jesucristo como si fuera una comodidad o un ticket de pasaje hacia la prosperidad, hacia la luz.

Eso es lo que veo, eso es lo que siento.

No soy el único.

Por eso hoy, frente a todos, y después de mucha reflexión, renuncio al chavismo.

Esta fue mi opinión.

N.B. No interpreten que ahora voy a apoyar a algún sector antichavista, no señor, jamás, dentro de mis conceptos de la vida, ellos son enormemente peores.

oscarheck111@yahoo.com

 

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 6938 veces.



Oscar Heck

De padre canadiense francés y madre indígena, llegó por primera vez a Venezuela en los años 1970, donde trabajó como misionero en algunos barrios de Caracas y Barlovento. Fue colaborador y corresponsal en inglés de Vheadline.com del 2002 al 2011, y ha sido colaborador regular de Aporrea desde el 2011. Se dedica principalmente a investigar y exponer verdades, o lo que sea lo más cercano posible a la verdad, cumpliendo así su deber Revolucionario ya que está convencido que toda Revolución humanista debe siempre basarse en verdades, y no en mentiras.

 oscarheck111@yahoo.com

Visite el perfil de Oscar Heck para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Oscar Heck

Oscar Heck

Más artículos de este autor



US mp N Y ab = '0' /actualidad/a259832.htmlCd0NV CAC = Y co = US