¿Un acuerdo de convivencia entre quiénes?

Estados Unidos nos piensa aplastar a todos, gobierno incluido, por nada. Maduro les entrega el país en especies y en pedazos, pacta con ellos, y a pesar de eso el imperialismo avanza. Mientras más súplica más humillación. Es un cuadro de postración total del gobierno. La única manera de detenerlo es resistiendo como sociedad a los embates del capitalismo, que es el mismo imperio; Trump=capitalismo (guerra comercial, guerra, explotación, colonialismo y todo lo demás). Si vamos a ser humillados como sociedad y país al menos luchemos contra el enemigo, no sigamos pactando con él y financiando la pobreza.

Estoy convencido que si vencemos a los capitalistas parásitos aquí dentro, si comenzamos a expropiar a los expropiadores, habrá una reacción social positiva y esperanzadora frente a los capitalistas colonizadores. Pero si le damos dólares y billones de bolívares a los primeros y concesiones mineras y petróleo a los otros, harán lo que sea por tenerlo todo, el control de PDVSA, el Arco Minero, el Banco Central, el gobierno, lo harán sin piedad, sin perdón, exigiendo una rendición incondicional de todos gobierno y chavistas, no habrá títere con cabeza.

En un panorama político como este ¿qué sentido tiene un pacto de convivencia?; ¿la convivencia entre quiénes? Mientras Estados Unidos, en el medio de tensiones mundiales por los mercados, presiona al país de "las mayores reservas de petróleo en el mundo", no está pensando en el destino de los venezolanos sino en el petróleo, en el coltán, oro, diamantes, carbón, hierro, níquel. Mucho menos les interesa la convivencia del gobierno con la derecha irresponsable y mamarracha.

Sin embargo el gobierno se empeña en firmar un "pacto de convivencia" con los oportunistas ¿Qué sentido tiene? Los pobres pendejos que no tenemos dólares, suficientes bolívares, o criptomonedas, seguimos sin "convivir" con los mercaderes bachaqueros de todos los niveles, con los bancos y con el gobierno, que nos llena de promesas, mentiras y bonos de hambre (el bono juvenil de 700.000 bolívares no alcanza para comprarse el viernes por la tarde una botella de anís cartujo, limón y dos sodas: no creo que alguno pretenda comprar unos zapatos o libros con eso… El mismo estudio vale para el "cotillón" a las embarazadas y similares: demagogia populista pura)

La verdadera "crisis de convivencia" no ha estallado todavía, pero estallará. Y cuando esto pase el gobierno se pondrá duro con los alzados, paranoico, aflorará fascista, mucho más intolerante que ahora. …Un pacto de convivencia entre un gobierno que no sabe convivir con la misma gente que lo sostiene en el poder, matándola de hambre, y una fauna de políticos carroñeros que no conviven entre ellos ni siquiera para repartirse la carroña. Definitivamente se trata de una gran comedia.

El "pacto de convivencia" es otra táctica distractora ¿Qué pueden "pactar" estas dos partes que puedan respetar? Nada. Se trata de una puesta en escena para ganar tiempo, para llegar hasta el día de las elecciones sin competidores (unos) y para recibir dólares y ordenes (los otros).

Los analistas más aviesos piensan que Estados Unidos, más el grupo de países que trabajan para ellos son capaces de intervenir en Venezuela, pero olvidan o dejan de lado todas las tonterías entreguistas del gobierno de Maduro ¿Será que piensan que Maduro se puede mostrar manso con los capitalistas sin que intenten patearlo por el culo para que se vaya?

Si no reaccionamos en la dirección correcta, enfrentamos al enemigo actual de la sociedad, al verdadero, el cual está asociado a la especulación, a la explotación, el hambre y a los privilegios, ese que vemos y sentimos todos los días; si no embestimos en contra del capitalista mercachifle, parásito, aprovechador, dudo que nuestro país pueda contener los embates imperiales y trasnacionales.

Nuestra sociedad está ahora fraccionada y confundida pero la única forma de unirla de nuevo es decirle con claridad dónde está el enemigo y actuar coherentemente, denunciándolo aquí y allá, adentro y afuera, combatiendo al bachaquerismo en todas sus categorías, desde el peso mosca, pasando por los colectivos de Catia y sus padrinos, hasta el peso pesado de Mendoza y Cisneros, las sanguijuelas de Fedecámaras y Consecomercio, los más mentirosos de todos.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 340 veces.



Marcos Luna


Visite el perfil de Marcos Luna para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Marcos Luna

Marcos Luna

Más artículos de este autor



US Y ab = '0' /actualidad/a259231.htmlCd0NV CAC = Y co = US