No decir la verdad jamás

Cuando Fidel nos habló de su concepto de Revolución, estaba compendiando toda su vida de revolucionario. Su acción y su pensamiento están contenidos en ese párrafo que, por supuesto, es de obligatorio estudio por los revolucionarios.

En ese concepto, cada oración es un libro de sabiduría que debe ser visto con mucha atención. Ocupa lugar central la frase, ya famosa: "No mentir jamás". En ella, Fidel resume la esencia del capitalismo: un fraude en la economía, que tiene como fundamento la apropiación del trabajo ajeno, el mercado regido por la competencia; realidad económica que se presenta en la espiritualidad, en la ética de la mentira, enfermedad propia del mundo capitalista. Podemos decir que el capitalismo es el reino de la mentira. No fue por capricho que Fidel nos habla de no mentir jamás, la Revolución, el Socialismo no miente jamás:

"Revolución es no mentir jamás ni violar principios éticos; es convicción profunda de que no existe fuerza en el mundo capaz de aplastar la fuerza de la verdad y las ideas".

Aquí, entre nosotros, luego de la desaparición del Comandante, el gobierno se deslizó hacia el capitalismo, de manera directa estableció alianzas con los empresarios capitalistas, cisneros y mendoza visitaron Miraflores en los primeros días del gobierno de maduro. La excusa fue que eran necesarios los burgueses para elevar las fuerzas productivas. Y junto a ese intento de estimular al capitalismo, también vino su ética, el egoísmo, la competencia, y por encima de todo, la mentira que cubre el engaño capitalista.

El gobierno, enredado en sus propias redes, al traicionar al Comandante, a su Socialismo, a su Plan de la Patria, y a pesar de la entrega no ser aceptado por los capitalistas que desprecian a los renegados a medias, sólo le queda mentir y lo hace al por mayor. Al punto de no decir jamás una verdad.

Miente al explicar la masacre del Junquito, lo hace con el diálogo todos los días, habla de reuniones que no se dieron, de pactos que no terminan de firmarse, acusa a diestra y siniestra de lo que se le ocurre, forma comisiones, comandos que son mentiras; con el imperio tiene un amor furtivo, en público disimula y en privado se entrega; hace pacto con las trasnacionales, las invita a explotar el petróleo y en público las ataca; el llamado plan 50 era embuste, los motores falsos, el dicom una fábula, acusa a diestra y siniestra y nunca muestra una prueba, todo lo que invente es parte del espejismo, no funciona.

Lo más grave de esta conducta es la falsa conciencia que se va instalando en la masa, una especie de esquizofrenia: entre la realidad y la mente se interpone un barrera de mentiras, la sociedad vive en un espejismo, en un mundo de sombras. La gente se deprime, se confunde, huye del país buscando sosiego, para calmar la angustia, y al escaparse sufre las penurias del rechazo, de la desacostumbre. El problema fundamental nuestro ya no es económico, padecemos un grave problema de patología del alma social. El remedio no puede ser unas elecciones, vender la patria por treinta "petro-denarios", o un pacto de ambiciones. Esta gente, gobierno y oposición, no pueden solucionar esta situación, ellos son parte de la misma peste, el estamento político se agotó.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1669 veces.



Toby Valderrama Antonio Aponte

elaradoyelmar.blogspot.com

 elaradoyelmar@gmail.com      @elaradoyelmar

Visite el perfil de Toby Valderrama Antonio Aponte para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Toby Valderrama Antonio Aponte

Toby Valderrama Antonio Aponte

Más artículos de este autor



US mp N Y ab = '0' /actualidad/a259100.htmlCd0NV CAC = Y co = US