Con el Qr se vive mejor ¿Quién lo duda?

Acción Democrática (AD) también tenía su carnet. En la tan denostada cuarta república tener o no tener el carnet del Partido hacia la diferencia. El carnet abría puertas y era un requisito para el ingreso a las nóminas del empleo público así como para resolver asuntos que la burocracia ordinaria tardaba años en resolver o no resolvía ordinariamente.

Pero habrá que recordar que el carnet del "partido del pueblo" tuvo especial uso para acceder a Gobernaciones, Ministerios y entes del gobierno (para entonces no existían las Alcaldías), en las un "compañero" era dirigente y atendía y "resolvía" los casos de los militantes del partido.

Es verdad que demográficamente Venezuela era otra. Pero lo cierto es que el "partido del pueblo" resolvió sus problemas carnetizando a sus militantes. Es verdad también que los problemas hoy en día sobrepasan los de aquella época y aunque al 2018 se han superado buena parte de las necesidades del pueblo de las décadas de los 60, 70 y 80, han surgido otras necesidades que van haciéndose prioritarias en la medida en que superamos las precedentes.

Para aquella época no existían los avances tecnológicos de nuestros días, el tan mentado "código Qr" de los carnetizados de hoy, ni siquiera podía caber como idea en la mente de los dirigentes del partido mayoritario.

Que un partido esté organizado y tenga un registro riguroso de sus militantes no debería suponer ningún inconveniente, en principio. Lo que si puede traer complicaciones es que se cree un registro y que partiendo de él se ejecuten "políticas sociales" en las que se excluyen a los que no aparecen registrados, especialmente considerando que los no registrados representan una proporción significativa numéricamente hablando.

La dirigencia de AD de su época simplemente aceptaba que tenían "derecho moral" a otorgarle cargos exclusivamente a los compañeros inscritos y debidamente registrados en su partido.

En nuestros días parece que el carnet se ha puesto de moda de nuevo. Vemos como mucha gente, independientemente de su militancia o de su ideología "scanea" su carnet para ver si recibe o no su premio. Todavía hay gente que acusa de "incultos" a los dirigentes del partido mayoritario de hoy que más que militantes tiene "patriotas" registrados.

AD fue verdaderamente un "partido del pueblo", a pesar de que sus máximos dirigentes realmente no llegaron a ser grandes lumbreras y más bien se destacaron hombres del partido como Andrés Eloy Blanco y Juan Pablo Pérez Alfonso en otras facetas distintas de la política, hay que reconocer que AD fue un partido del pueblo.

Decía un hombre sabio que hay que reestudiar la historia de Acción Democrática y analizar en detalle cómo evolucionó este gran partido. Quizás este análisis nos de luces para comprender algunas cosas que pasan en la revolución bolivariana de nuestros días.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 659 veces.



Juan González


Visite el perfil de Juan González para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Juan González

Juan González

Más artículos de este autor



US mp N Y ab = '0' /actualidad/a258771.htmlCd0NV CAC = Y co = US