A propósito de ser ciego

Maduro será derrotado

¿Por qué si el madurismo como dice, tiene más de 8 millones de votos a su favor, recurre de un día para a otro, a través de la ilegítima e ilegal "constituyente" al adelanto desesperado de una elección presidencial cuyo período concluye en 2018, máxime cuando de antemano conocen que semejante decisión sólo termina por condenarlos aún más ante el contexto geopolítico internacional como un gobierno neototalitario?

¿Acaso no sería más conveniente fijar una fecha electoral conforme se han realizado las elecciones presidenciales de 1998, 2006 y 2012, en las cuales de igual manera ganó Chávez con una ventaja importante sobre sus diferentes adversarios, lo que daría al proceso de votación una legitimidad incuestionable en caso de que el candidato oficialista (hasta la presente, Nicolás Maduro) ganara tal elección?

¡Pero no! El madurismo conoce muy bien que la crisis económica ha desplomado por completo el nivel de vida de los venezolanos y la dinámica social de la nación que podría llevarlo a su desaparición en menos de 10 días¹, al punto que ya no sólo tenemos escasez de alimentos y medicinas, sino que hasta los lubricantes para vehículos y sus componentes de motor (aceites y filtros) también han desaparecido del escenario comercial, lo cual coloca a toda la cadena de transporte terrestre, marítimo y aéreo en una complicada situación de mantenimiento que ya estaba muy afectada por el déficit de baterías, cauchos y autopartes. Tampoco podemos obviar que la escasez de productos derivados de la petroquímica de la misma manera impactan los funcionamientos de indispensables servicios públicos como la distribución de agua, electricidad y gas, o sea, el corazón para la marcha normal de todas las actividades domésticas y las pocas productivas que todavía sobreviven en el país.

Y con tal escenario económico, es previsible que el desbordamiento de conducta con euforia de descontrol colectivo llegue de un momento a otro, es decir, una explosión social sin precedentes, sobre la cual no dudo será superior tanto en intensidad como en hechos de combinación entre legítimas protestas y actos vandálicos, lo que significa, y es lo más peligroso de un hecho con tales características, es que haya una pérdida considerable de vidas humanas, porque en el medio de un contexto de vida, donde el salario nada vale, donde poder alimentarse se convirtió en una extrema necesidad sin posibilidades de lograrlo, pero además con un gobierno cuya prosopagnosia política no sólo lo tiene apartado de la realidad, sino que sus miembros muestran una total insensibilidad ante el dolor humano, es lógico que la respuesta madurista sea el continuar avanzando hasta la construcción de la cúspide por someter a los venezolanos por intermedio de su gobierno, aunque esas acciones impliquen la violación de la Constitución y toda ley o norma jurídica.

Ahora bien, pareciera que el madurismo se encuentra en un nivel de confusión política, cuya parosmia los lleva a disfrutar la bazofia política que han generado como si fuera una miel social que invade toda la nación. En ellos no es posible encontrar respuesta sobre los grandes males que confronta Venezuela. Ninguno habla del cómo vencer la (hiper)inflación, encontrar los alimentos y medicinas, poder evitar la permanente devaluación de nuestro signo monetario, presentar al país un plan ordenado y creíble para el aumento de producción de la alicaída industria petrolera, generar un plan de inversiones de obras públicas, en especial en educación, salud y vías de comunicación, luchar contra la delincuencia y la corrupción. ¡No! Ellos viven una paramnesia. Maduro sólo atina a decir en sus múltiples cadenas presidenciales, "he aprobado" tales o cuales "recursos" que son originados de la nada productiva, o mejor dicho del dinero inorgánico, y que irremediablemente terminan multiplicando el aumento acelerado y desmedido de los precios de los pocos bienes y servicios.

Es tal el nivel de bradifrenia de este gobierno que inventaron tasar en "yuanes" el valor de nuestra cesta petrolera, lo cual ha sido nulo en las finanzas públicas, y de paso inventan dizque una criptomoneda, llamada "Petro" que además de carecer de solvencia financiera, deja a sus "creadores" como unos grandes ignorantes en materia económica cuando Venezuela se encuentra bajo fuerte sanciones económicas, comerciales y de capital en el plano internacional.

Este es un gobierno que lo único que busca con sus acciones es sumir a los venezolanos en una permanente letargia, sobre la cual ha quedado inoculada una oposición que además perdió la brújula política y, hoy se debate en qué hacer ante los zascandiles maduristas. Esa cúpula opositora no sabe si participar en esa "elección", abstenerse, pedir la invasión extranjera, o hasta volver a la calles con guarimbas, mientras el pueblo pareciera que está en una silenciosa huelga de hambre que ha sido matizada por un gobierno que les entrega una limosna, bien sea en una caja con pocos alimentos que alcanzan para comer dos o tres días, o recibir un "bono" cuyo valor monetario apenas permite comprar un cartón de huevos, un kilo de carne o una bolsa de leche en polvo.

Entonces ¿qué hacer? Pues se hace necesario una consulta inmediata al pueblo con tres o cuatro preguntas cuya orientación política, por ejemplo pudiera ser:

En función del llamado a elección presidencial adelantada que ha hecho el madurismo como un gobierno que ha sometido al hambre y calamidades al pueblo de Venezuela, su posición ante esa barbarie política en el medio de esta profunda crisis económica y social sería:

1) Insistir en el diálogo como forma de llegar a un entendimiento

2) Abstenerse en tal elección, es decir, no participar

3) Participar en esa elección presidencial ¿Cuál sería el nombre que usted propondría? (se colocaría una terna de posibles precandidatos tanto de la oposición como del chavismo disidente, y otros aunque no hayan manifestado su intención de participar) sin que los resultados de esta respuesta impliquen una elección primaria

4) Otra. Escriba:____________________________________________________________

Por cierto, realizar una consulta de este tipo, no sólo daría un carácter importante de ver hasta qué punto la población está dispuesta a expresar su punto de vista en el medio de esta arremetida madurista, sino que permitiría aproximar el número de posibles votantes que habría o no en un eventual proceso eleccionario, y daría un carácter de legítima orientación en la toma de decisiones, colocando al sector mayoritario de la población en una posición de ofensiva política ante el madurismo.

El país requiere la consulta de todos los sectores posibles, a partir de tantos abusos del gobierno, con la finalidad de tomar la decisión más acertada. Por allí alguien siempre citaba la voz latina Vox populi, vox Dei, en relación con el plano de la praxis política contemporánea de Venezuela. Entonces ¿por qué no hacerlo en este difícil momento de nuestra historia?

En consecuencia, en el medio de tantas contradicciones y complejidades, busquemos en la voz del pueblo la voz de Dios, y con toda seguridad tendremos como resultado que Maduro será ampliamente derrotado, sea cual sea la decisión final que decida Venezuela consultada de manera colectiva y como un gran bloque político de rechazo ante esta neodictadura. A propósito de ser ciego. Quien tenga ojos que vea.

***

¹ https://www.aporrea.org/actualidad/a257807.html



Esta nota ha sido leída aproximadamente 6079 veces.



Javier Antonio Vivas Santana

Lic. en Educación en las menciones de Ciencias Sociales y Lengua (UNA) Maestría en Educación mención Enseñanza del Castellano (UDO) Dr. en Educación (UPEL) Profesor de la Misión Sucre (2003 -2012)

 jvivassantana@gmail.com      @jvivassantana

Visite el perfil de Javier Antonio Vivas Santana para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Javier Antonio Vivas Santana

Javier Antonio Vivas Santana

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a258449.htmlCd0NV CAC = Y co = US