Aventis

Pérez jugó con la cibernética, hermenéutica y territoriedad

La tecnología digital, es el mundo de todos los días, no es la ficción en la realidad, irrumpe en la experiencia cotidiana con severidad y lo que creemos un chiste o payasada, se constituye en un efecto natural de la gracia y, lo reconocemos como verdadero entre el humor político y el mito de que son las tiranías más autoritarias y, de esta manera la población, reconstruye sus propios chistes, modelando criterios en las redes sociales que nos lleva a un principio de presentación del hecho, de esta manera el poder político e ideológico controla la ironía, lo absurdo, la crueldad, el estrés y la depresión en cada uno de nosotros, porque somos parte del acervo cultural de la civilización occidental

Las ideas, siempre estarán codificadas en claves legalistas y humoristas y, funcionan en cualquier punto conectado a un cerebro artificial, más allá de las barreras impuestas por el idioma. El hombre es participe de toda esa realidad militar o social que lo envuelve, después vendrá una viralización de esa realidad,

Lo importante, es reconocer las barreras impuestas por idiomas, razas, religiones, edades y géneros. Las referencias funcionan en cualquier punto de la red. Basta conocer el acervo cultural de la región.

La gente, a pesar de las críticas, ve a Los Simpson que funcionan en la web ya no, como tira de la Tv., sino como una tira plástica útil para vincular sus referencias cómicas con todo hecho público

Twitter todos los días se impone como la forma privilegiada del humor en Internet precisamente porque tienen la capacidad de hacer partícipe de su gracia a cualquiera capaz de reconocer elementos culturales básicos, que van desde imágenes de celebridades hasta animales, pasando por sitcoms, películas, monumentos y, por supuesto, líderes políticos. En su punto más alto Los Simpson son la prueba más tangible de que la realidad sigue imitando a la ficción: en un capítulo emitido en el año 2000, y que hoy resucita como meme, Homero viajó al futuro para encontrar a Trump como presidente.

Pero la fase superior de esta nueva gramática incluye instantes de creatividad más radical; es decir, momentos en los que Internet es capaz de crear sus propios bienes culturales. Y ahí es donde se ubican los memes y los chistes que no remiten a otro universo que no sea el de la propia red.

Oscar Pérez, fue utilizado como una tira cómica por los medios, ya quela gente lo que hace es criticar, chismear y quejarse, pero le compra al Bachaquero, al comerciante inescrupuloso, la oposición como movimiento y la MUD lo permitieron y se ejecutó de esa manera.

Al lado de cada robot inteligente ser encuentran un psicólogo, un relacionista empresarial, diseñador gráfico, tres técnicos en informática, un ingeniero en sonido, un DJ, un profesor o catedrático en filosofía y metalenguaje, ya lo último el equipo civil, militar o paramilitar que cumpliría la acción de ataque, un verdadero equipo de sumisión y neocolonialismo cultural.

Prácticamente toda la tecnología hogareña creada durante el siglo XX provino del laboratorio de la guerra. Desde el microondas que fue un descubrimiento del ingeniero Perci Spencer mientras experimentaba con un magnetrón -tubo al vacío- para la confección de un radar más poderoso hasta la televisión y su transmisión de ondas por tubos catódicos, todo provino de la búsqueda de eficientizar algún determinado aspecto del ejercicio de la guerra. Tal es el caso del matemático británico Alan Mathison Turing que es quién desarrolló los primeros prototipos informáticos durante la ardua tarea de descifrar el algoritmo del código con el que trabajaba la máquina Enigma con la que el nazismo realizaba todos sus intercambios de información durante la segunda Guerra mundial.

Espero, vayan entendiendo, este es el segundo artículo sobre el tema y, en el fusilamiento del grupo de Oscar se utilizaron ciertos recursos del nazismo alemán de la II guerra mundial.

Turing creo la primera computadora capaz de realizar cálculos que, a un hombre con un papel, un lápiz o en una pizarra le llevaría años, en segundos. Con su máquina Bombe que fue una reversión del concepto de Máquina de turing creado por él en 1936, Turing, no solo inició la carrera informática, sino que también les permitió a los aliados, y específicamente al gobierno británico ganar la Segunda guerra mundial.

Explicar el funcionamiento de la máquina Bombe o de la más primitiva Máquina de Turing es entrar en un terreno donde el lenguaje se vuelve muy específico. Pero para dar una idea general del funcionamiento podríamos hacer una analogía con el I Ching, el libro de las mutaciones. El I Ching es un oráculo que pareciera contener todas las posibilidades de respuesta para una determinada pregunta. La máquina de Turgin funciona casi con esa lógica. Sólo que en vez de tener las respuestas las va generando de acuerdo a un mecanismo de prueba error que va descartando las que dan algún tipo de error y van quedando las que tienen sentido hasta que sólo queda una que es la final. El I Ching es un texto alegórico basado en la filosofía oriental y atado a las subjetividades de los interpretadores. La máquina de Turing, en cambio, es la respuesta matemática a una pregunta matemática y a su vez, desde el punto de vista de la enunciación teórica, la Máquina de Turing es una herramienta que permite entender los límites del cálculo mecánico.

Hay dos textos claves para entender el origen de la informática y los dos fueron escritos por Alan Mathison Turing: Los números computables, con una aplicación al Entscheidungsproblem publicado en 1936 y Maquinaria computacional e inteligencia publicado en 1950. En el primero aparece el concepto, el desarrollo teórico de la Máquina de turing como el primer esquema de la estructura computacional y en el segundo Turing da una idea precisa y clara de las diferentes partes que componen a una computadora como las conócenos en la actualidad con hardawe, software, una unidad CPU, una pantalla o un parlante para percibir el devenir de lo que se programa, un teclado para introducir los comandos. Y a su vez describe las relaciones logarítmicas entre cada una de estas partes. Pero, aún sin que las computadoras hayan llegado a las casas de los ciudadanos (en ese momento las pocas computadoras que había ocupaban departamentos completos), Turing plantea el problema quizás más importante de la relación entre el hombre y la máquina.

Así, tenemos que Oscar Pérez cayó en eufemismos y en la ilusión de que era una especie de Rambo, sin ofenderlo, en un actor- protagonista desconociendo que sus amigos cercanos eran los primeros delatores para tejer una unidad de conocimiento y anclarla en el mundo cibernético, a la vez, se familiarizó con la región, cuando nunca debió permanecer por tiempo allí. Lo demás lo hizo la cibernética.

Con la guerra fría como contexto en un mundo que descubrió la potencia de la energía nuclear luego de Iroshima y Nagasaki, y con el desarrollo de la carrera espacial entre la URSS y USA en una instancia de competencia desaforada, la ciencia ficción hierve en ese caldo de cultivo generando posibles hipótesis sobre el desarrollo de este nuevo casamiento de la civilización entre el hombre y la máquina.

Si el hombre decide que la respuesta es humana, pero en realidad fue formulada por una máquina, entonces, eso quiere decir que las máquinas sí pueden pensar. Y así es como funciona el Test de Turing. Entonces Turing, no solo que inventa el nuevo sistema binario digital en el que se empezaría a basar todo tipo de producción y cálculo; sino que también ya establece las pautas teóricas, éticas y morales para pensar los límites de este nuevo sistema en cuanto a su relación con el hombre y con la civilización.

Esto, no es película, mis hermanos, es una realidad. La inteligencia artificial esta presente y busca controlarnos, Algunas veces, mi computadora nodriza busca manejarme a su antojo, cuando manejo textos literarios. Hay principios y matices temporales que enuncian proclamas apocalípticas, los registros tecnológicos conllevan a un campo de la ingeniería, la informática, seguridad y hasta la alimentación, toda una logística. Ahora, el debate, porque se utilizo tanta mala fe en un hombre que se dedico hacer el bien y no mato a nadie. Hay interrogantes que Vladimir Putin y Nicolás Maduro deben informar, las razones sobran, no es necesario repetirlas.

Los robots con inteligencia artificial, se vienen utilizando en la medicina, comunicaciones, industrias y en el registro de imágenes, así que los dueños de androides con los smartphones, Instagram y Twitter- Facebook están controlados desde sus conciencias hasta sus finanzas, están neocolizados.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 885 veces.



Emiro Vera Suárez


Visite el perfil de Emiro Vera Suárez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Emiro Vera Suárez

Emiro Vera Suárez

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a258148.htmlCd0NV CAC = Y co = US