Ramón Guevara: opositor con patria

A riesgo de que algún fanático o "foca" de los que nunca faltan en todas partes, nos tilde de complacientes o salta talanqueras, nos referiremos en esta oportunidad a la intervención de Ramón Guevara, gobernador de Mérida, durante una entrevista en la mañana de este viernes 19/01/2018, en el marco del noticiero matutino de un canal de televisión abierta, en cuya conversación dejó constancia que se puede ser opositor, con responsabilidad, con firmeza y con sentido de pertenencia hacía la patria que es de todos y para todos por igual, sin importar la visión de país que tengamos desde nuestra posición ideológica.

A lo largo de la conversación no encontramos en el vocero del ejecutivo andino y militante de Acción Democrática, una sola expresión de irrespeto o descalificación hacia el gobierno central o rechazo a la posibilidad de poder trabajar de la mano del ejecutivo nacional; por el contrario se centró en su responsabilidad como gobernante, ofreciendo la perspectiva, la visión y proyectos que frente a sus electores tiene para contribuir al crecimiento de la región y a la contribución para salir de la crisis que sacude al país y en cuya solución, Mérida es un baluarte fundamental dados los recursos naturales y la cultura del trabajo y la producción de su población, pero que requiere desde la diversidad articular esfuerzos para aprovechar ese potencial en beneficio de la patria.

Ramón Guevara en su intervención envió un mensaje de responsabilidad y de confianza a quienes le apoyaron con su voto para llagar a la primera magistratura del paradisíaco estado de los andes venezolanos. Es claro y diáfano al afirmar que como responsables del gobierno regional, no pueden estar pensando en potenciar las confrontaciones y lo obstaculización de la gestión de gobierno, sino que sin importar la visión de país que se tenga encontrarse en la diversidad y trabajar por rescatar y relanzar los espacios de producción que han sido perjudicados y han mermado su ritmo por diversos motivos, que requieren ser vistos con mucho cuidado y responsabilidad por parte de los gobiernos nacional y regional para de manera conjunta buscar correctivos y brindar el apoyo que requieren para recuperar sus condiciones de contribuyentes al fortalecimiento de la economía nacional.

Cuando oímos un discursos así, no podemos menos que sentirnos optimistas y concluir que no todos los opositores son irresponsables que engañan a sus seguidores solicitándoles el voto, para una vez electos, convertirse en pro cónsules de los enemigos de la patria o en cancilleres de la ignominia que utilizando los recursos del estado van por el mundo lamiendo botas y haciendo lobby, para que se cerque económicamente a Venezuela y se invada militarmente, con la peregrina esperanza de recuperar los privilegios perdidos producto del rechazo de los electores, como los casos emblemáticos de Julio Borges, Luis Florido, Capriles Randonsky y otros tantos, que por accidente nacieron en esta tierra, pero que jamás la han amado y asumido como su patria, sino como una mercancía para subastarla a las potencias imperiales y enriquecerse a su costa.

Guevara lejos de perder el valioso espacio en esa planta televisora, se empleo a fondo en promocionar el inmenso potencial que tiene su estado y en hablar de los proyectos que junto a los alcaldes sin importarle el color político, está liderando para catapultar la producción agrícola, ganadera, cultural y turística, iniciativa que está abierta a la discusión para su mejoramiento y optimización con los diferentes órganos del gobierno nacional para que independientemente de la visión de país que tenga cada uno apostar al desarrollo integral de la región para beneficio de la nación venezolana y del país nacional.

El momento histórico que vive el país necesita de un gobierno y oposición, serios, tolerantes, con discurso claro, de esperanza y de contenido solidario que permita encender la conciencia de todos los venezolanos, para deslastrados del germen del odio, de la ignorancia y del abuso mediático contra el imaginario colectivo, poder unirnos por el bienestar, la soberanía, la integridad territorial y la genuina identidad de nuestra patria, que está siendo devorada por la anarquía y la pérdida de valores, producto de la prostitución del ejercicio de la política, por parte de quienes la han asumido como bastión no para el ejercicio del gobierno, sino del autocraitismo, el nepotismo, la opulencia, el enriquecimiento fácil, escalar posición social y ahondar la brecha entre ricos y pobres, que históricamente ya es lo suficientemente profunda. Por eso pensamos que ya es hora de bajar la confrontación para el entendimiento de gobierno y oposición en busca de una solución a la crisis que nos está sepultando como sociedad, como colectivo humano, donde el individualismo salvaje nos está conduciendo a luchar por salvar "la piel".

La actitud de este recién electo gobernador no lo hace complaciente, ni colaboracionista, ni menos opositor, ni menos adeco que los demás, por el contrario lo proyecta como un político consecuente con su electorado, con su estado, con su condición de venezolano y sobre todo abierto a trabajar por la grandeza de la patria sin importar las visiones que de ella tengan los actores, en síntesis: Ramón Guevara: opositor con patria.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 927 veces.



Cástor Díaz

Periodista CNP 2414

 cd2620@gmail.com

Visite el perfil de Cástor Díaz para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: