Barbosa desde la AN y; ¡la idea de vencida a la tercera!

Desarticulada en su función institucional, republicana y constitucional, la Asamblea Nacional venezolana, con mayoría parlamentaria opositora, entra en tercer año de funciones ordinarias, ¡tercer año en desacato constitucional al amparo y protección de fuerzas extrañas, externas, malignas! Para dicho periodo, sin explicación ni anestesia entre el laberinto opositor, se ha impuesto ─por llamada telefónica desde la embajada gringa en Caracas─ a Omar Barbosa; más que viejo dirigente acciondemocratista, es un antiguo y profundo conocedor de las políticas de exterminio cuarto republicanas y su propagación por el continente sudamericano.

Los showceros y comiquitas de Henry Ramos Allup y Julio Borges, a pesar de no haber acometido la tarea a satisfacción, si lograron un profundo daño a la estabilidad política, social y económica de la Nación. Henry en primera, colocó a la AN en desacato constitucional. Borges por su parte, a la segunda, mientras se daba la buena y exquisita vida por el mundo, logro el apoyo unánime de malignas y poderosas fuerzas externas contra toda la nación venezolana. ¡Contra chavistas, maduristas, ni nis y, quieran o no, contra los opositores! Hoy, cual objetos desechables, lucen sin voz ni mando, en un segundo plano, su trabajo está echo, le han servido el Estado-Nación venezolano en bandeja de plata a Omar Barbosa como representante plenipotenciario de quienes desde el exterior insisten e intentan por todos los medios darle visos de legalidad al asalto, toma y control del poder en Venezuela.

Barbosa ─cual pirata del Caribe al servicio colonial de los antiguos imperios europeos─, por imposición estadounidense, viene a conquistar el poder, sin misericordia ni contemplación. ¡La orden está dada! ¡La situación socioeconómica abonada hoy presenta el mejor y más fructífero momento! ¡Espacio-tiempo de una acción decidida, definitoria y definitiva!

¡Al carajo los Allup, Borges, Mendoza, Machado, Capriles…, chulos, vividores, de ingentes contribuciones del pueblo estadounidense por más de 19 años! ¡Al carajo todos los venezolanos opositores, comunes y corrientes que los acompañan! ¡Su tiempo, su cuarto de hora para derrocar a Nicolás Maduro, a la Constitución Bolivariana, al Estado-Nación venezolano, se acabó!

¡Barbosa es el hombre! Él, Omar Barbosa ─plenipotenciario representante estadounidense ante el mundo─, desde la AN, en desacato constitucional, trae la encomienda, ¡la solución final! En sus manos está redactada, desde la oficina oval, la proclama, decisión, solicitud y autorización al "mundo libre y democrático" para que malignas fuerzas expedicionarias extranjeras intervengan a la brevedad y urgencia en Venezuela bajo pretensión de "Ayuda Humanitaria" que nunca más en 100, 200, 500… años dejará nuestro continente.

¡Piensan que es el momento, tiempo y lugar histórico! Una victoria más de la Venezuela Bolivariana sería catastrófica para las fuerzas neocolonizadoras a lo largo y ancho del continente. Ellas, las fuerzas ni tan ocultas, terribles, perniciosas, requieren con esfuerzo redoblado y decidido impedir nuestra irrupción como Nación Libre, Soberana e Independiente.

A la vuelta de la esquina, en el alba del Primero de Enero de 2021 está el Bicentenario de la Batalla de Carabobo ─Doscientos años de historia libertaria, antiimperialista, independentista, soñadora…─ ¡La vuelta a Carabobo; nuestra irrupción en el nuevo orden social, político y económico mundial como país soberano, libre e independiente!

¡Como país potencia, Estado-Nación de Ocho Estrellas!

Para el continente y el resto del mundo que sueña, anhela, vivir en libertad seria un mal, muy mal ejemplo, desde la visión de dominio y sumisión neocolonial de enemigos internos y externos al ideal de Patria Bolivariana, de Patria Grande.

─¡Nicolás, Nicolás; no comamos cuentos Nicolás!

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 699 veces.



Felipe Marcano


Visite el perfil de Felipe Marcano para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: