A las derechas imposible comprenderlas

….cuando nos estamos refiriendo a negociaciones de paz, acuerdos que beneficien a toda la sociedad de un país determinado, que permitan impulsar el proceso político-económico nacional y así poder alcanzar acuerdos de buena vecindad e, incluso, de cohabitación. ¿Por qué nos, estamos expresando esta idea? La Historia, moderna y contemporánea, nos precisa como las derechas se comportan cuando no están en el Poder, cuando están en el abismo de perder el Poder y cuando conocen, no solo que perciben, que van a perder sus prebendas socio-económicas de clase sino que dudan que volverán a regresar al Poder; es decir, en última instancia, ello es, sencillamente, lo que significa el concepto político de la "lucha de clases".

Es decir, sí un proceso revolucionario "se duerme en los laureles" caminará hacia históricos escenarios como cuando ocurriría en la Alemania pre-Hitler en la consecución del nazismo de controlar el Poder; en Chile y Nicaragua; en la España Republicana; y, en más recientes sucesos políticos, todo aquel proceso político que se expresó, por decir lo menos, en los escenarios de la Europa Oriental. Pero no olvidemos el porqué después de la "Segunda Guerra Mundial" en la Región de Asia-Pacífico se originaron dos importantes escenarios como fueron, inclusive, en el día de hoy, escenarios de "alta tensión", como fueron los sucesos que se desarrollaron en la península de Corea pero, sobretodo, poder y deber conocer el porqué se dieron aquellos escenarios de pre-guerra en la península mencionada y cuál fue el rol ejercido por la novel Naciones Unidas y cómo votó Venezuela; el otro escenario de altas consecuencias dramáticas, a corto y largo plazo, ambos momentos históricos, sería el desbanque (golpe de palacio) del gobierno socialista japonés impuesto, post-finalizada y firmada el fin de la conflagración mundial en el Pacífico, por cierto, el nuevo gobierno socialista impuesto por "lo militar estadounidense", para ser sustituido, aquel gobierno socialista de izquierda, por un nuevo gobierno de derechas tradicionales del Japón Imperial sobre las justificaciones de las bases político-ideológicas y de geo-estrategia político-militar regionales para el Asia-Pacífico que comenzaban a ser obligantes en el marco de los comienzos de la "Guerra Fría" mundial; aquella decisión de Estado fue decidida en Washington por el Gobierno de Harry Truman cuando, en el marco de políticas expansivas imperiales, Truman consideró que era imperativo la imposición en lo gubernamental japonés de aquellos factores del Poder tradicional japonés que llevaron a dicho Imperio japonés a aquellos dramáticos escenarios bélicos, a la mencionada confrontación y muy sangrienta guerra mundial en la Región de Asia-Pacífico, como, a título de muestra anti-natura, la denominada como "Masacre de Nanking".

Tenemos múltiples ejemplos históricos que nos demuestran la "claridad política" de las derechas, independiente, de los países en análisis histórico cuyas realidades históricas nacionales nos enseñan, con brutal objetividad, como se comportan esas derechas cuando siente el peligro de clase. Ello, ese comportamiento, tiene y contiene diferentes escenarios en correlación de las realidades por las cuales esté atravesando "el imperio de turno". A título de ejemplo, uno de los factores que podrían haber influido en el triunfo y control del Estado de Alemania por Adolf Hitler y sus seguidores sería la inefable e indetenible decadencia del Imperio británico.

En las actuales realidades en considerando las aparente debilidades del Imperio estadounidense y las contradicciones en acto con sus pares europeos y las asimetrías presente en la Región de Asia-Pacífico junto con las decisiones del Presidente Donald Trumpo cuales afectaron directamente a sus "asociados" (sic) latinoamericanos cuyos gobiernos se montaron en aquella tesis en decadencia del Acuerdo del Pacífico, nos presentan posibles circunstancias que podrían tener impactos negativos en los procesos político-sociales que se vienen expresando en América Latina independiente de sus respectivos gobiernos aunque es de considerar las profundas diferencias entre gobiernos social-socialistas y gobiernos de derechas y aquellos que caminan hacia ese sector político-ideológico de derechas como se está observando con el Gobierno del Ecuador.

Es, en ese orden, que me voy a permitir (permítaseme hablar en primera persona) transcribir una parte del texto introductorio sobre Arnobio de Sicca desarrollado por la Biblioteca de Autores Cristianos, BAC, y escrita por Clara Castroviejo Bolíbar (con "B" mayúscula) referido al libro de Arnobio titulado: "Adversus nationes. En pugna con los gentiles". (BAC. Madrid, 2003, 379). Durante la transcripción, entre corchetes, me permitiré comentar, sobre el texto original, para referirme a los actuales escenario en curso con respecto al Imperio estadounidense y sus efectos sobre nuestras realidades políticas, sociales, económicas e ideológicas, sí se prestara a ello, según sea lo oportuno del texto introductorio.

"…la figura de Arnobio es importante para comprender dos cambios que acontecen en la mentalidad religiosa del Imperio romano a finales del siglo III y comienzos del IV [preguntamos: ¿no es verídico que se podría transpolar esa aseveración a las realidades por las cuales transitan los Estados Unidos de América desde finales del siglo XX y estos comienzos del presente siglo XXI?]…sobre todo en el norte de África [es decir, al sur de los EEUU de América]...dos sonados conflictos acontecieron al cristianismo: una seria persecución propiciada por la decadencia del poder imperial [mutatis mutandi: Venezuela]…"; y, el otro referido a "la impresionante confrontación entre el culto a Saturno y las creencias cristianas" [es decir, la actual confrontación sin reparos entre el capitalismo norteamericano apoyado por el capitalismo europeo-comunitario en contra la democracia socialista y social venezolana]…" (Idem, pág. 9).

Arnobio, evidentemente, de origen africano, de provincia romana en el norte de África, ejercía como profesor de retórica. Es de apuntar cuando años después, en esa misma área geográfica, controlada por el Imperio Romano, nace un futuro teólogo, también de origen africano, quien es considerado como uno de los Padres de la Iglesia cristiana, de su época, con sólida influencia de lo teologal y de referencia obligante, incluso sobre teoría militar, claro, desde el análisis teologal, por supuesto, cuyo nombre es San Agustín de Hipona.

Llama la atención que en provincias no europeas sino africanas se expresaran, también, las confrontaciones entre dos maneras de vivir la vida del "ser creado" en sus funciones sociales. Pero mucho más curioso fue que ambos quienes no eran cristianos en sus caminares hasta sus conversiones al cristianismo como expresión religiosa de aquello tiempos históricos en el Imperio Romano, siendo el primero, Arnobio, pagano, mientras que Agustín, hombre de mundo, casado por años y con un hijo. Pero lo importante es el contexto histórico en el cual ambos personajes vivieron.

Es evidente que la inteligencia norteamericana lleva años preocupada por la decadencia del Imperio estadounidense. Para nos, es probable, que esa decadencia no comenzara con la "Guerra de Corea" en sus impactos sociales sino que comenzara con la "Guerra de Vietnam" impactando con las protestas de los movimientos sociales no solo en contra los escenarios bélicos en el sur de Asia sino en sus impactos no solamente en lo sociales como en el campo de la ideología; es decir, en última instancia, con el efecto en el derrumbe de la base fundamental ideológica contenida en el significado del "american way of life".

Es demostrable que el Imperio estadounidense tiene fuerzas internas para su recuperación en su proceso de decadencia pero en los actuales escenarios tanto sociales como ideológicos, las circunstancias sobre las que gira la actual crisis institucional norteamericana, han llegado al propio seno del Poder como es la Casa Blanca aún y cuando, como emperador romano en la decadencia del Imperio Romano, Donald Trump está no solo ejerciendo el Poder, en todo su significado, sino haciendo burla de sus opositores, ejerciendo decisiones como su política de "cerrar fronteras" con lo que trata de alcanzar y, en consecuencia, buscar consolidar el Poder estadounidense para poder así recuperar la economía norteamericana en el marco de la nueva geopolítica mundial, con lo que con ello trata, quizás, aspirando, buscar un ansiado equilibrio global obligante y necesario para el Imperio estadounidense con las potencias de Rusia y China, dentro de la objetividad absoluta sobre la que se sustenta la actual geopolítica mundial en la referencia obligada de la "Nueva Guerra Fría".

Hay que darle crédito a las políticas de Donald Trump independiente de nuestros propios pensares.

Nos consideramos, con todo respeto, que las izquierdas dentro de la Revolución Bolivariana junto con la Revolución Chavista se regodean, en líneas generales, pero no toda las izquierdas, en sus propios mundos oníricos (aspirados paraísos) sin sopesar los reales impactos que se están produciendo, desarrollándose, implementándose y se ejercen tanto desde Washington como desde otras latitudes, incluidos aquellos países en franca contradicción con los actuales avatares del sistema capitalista en su reingeniería no solo política-financiera como en lo ideológico-social.

Objetivemos cuando miramos nuestro propio patio latinoamericano en sus actuales desarrollos político-ideológicos cuales nos están mostrando como es y se expresa en su desarrollo como Política de Estado, el neo-Estado capitalista que desean alcanzar y poder así consolidar nuestras derechas continentales, porque son nuestras, así nos den urticaria, sumisas al Centro (Washington en unos casos, Madrid en otros) en sus aspiraciones de poder consolidar la obligante Dependencia socio-económica e ideológica contenida en el sistema capitalista (alienación de clase).

Conocemos como la denominada "madre patria" busca imponer, a través de sus inversiones, paradigmas alienantes sobre las clases altas de países latinoamericanos, como, por ejemplo, Argentina, Chile, Perú, Colombia, Brasil y, en curso, Ecuador sin dejar atrás a los países Centroamericanos y países miembros de la Commonwealth caribeños.

Es cierto que se denuncia, via twitter, situaciones explosivas en las diferentes sociedades de esos países arriba en mención pero no se profundizan las razones ni se proponen políticas cuales, comparativamente, sirvan de magisterio para nuestra propia sociedad en su actual crisis socio-económica. Es decir, la intelectualidad revolucionaria, que existe y es profunda, no logra alcanzar las promociones de sus ideas independientes de las polémicas que ellas pudieran ocasionar pero, digámoslo, una revolución sin ideas, es una revolución muerta.

Vayamos a ciertos ejemplos como simples muestras. Estamos en un discurso con un contenido anti-norteamericano, anti-estadounidense, anti-gringo y anti-yanqui. Lo normal y es conveniente pero, en nuestros pareceres, es de obligación marcar diferencias objetivas sustentadas en estudio y análisis actual de la realidad sobre la cual transita la sociedad estadounidense, ahora, en permanente crisis sico-social, cual, incluso, el propio Presidente Donald Trump la ha reconocido públicamente.

Por ahora, no nos encontramos en el Castillo de Kafka.

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 446 veces.



Miguel Ángel Del Pozo


Visite el perfil de Miguel Ángel Del Pozo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Miguel Ángel Del Pozo

Miguel Ángel Del Pozo

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a257606.htmlCd0NV CAC = Y co = US