Eleazar Díaz Rangel, la mujer que parió del viento y la gasolina

En el artículo que este 7-E nos ofreció Eleazar Díaz Rangel, hay una parte de ese trabajo que me llevó a recordarme de una canción que siempre se la oí a Cecilia Tod, cuando daba conciertos por la década de los setenta en el aula magna de la UCV. La canción describía la explicación que le daba una hija a su mamá sobre un embarazo que ella aseguraba era producto del viento.

La mamá no se creyó el cuento y se propuso saber por la apariencia de la criatura al nacer, si era de Juan, José, Isaías, Manuel. La criatura terminó pereciéndose a todos y la mamá optó por creer que su hija, efectivamente se había embarazado del viento.

¿A qué viene este cuento?

En este articulo que ya especifique, Díaz Rangel expresó en una de sus partes, que "hay que tener presente que al menos 100 mil barriles diarios [de gasolina] se van de contrabando a Colombia, a Aruba y a Curazao". "Se van de contrabando". Si la gasolina fuera viento en Venezuela, uno pudiera concluir que el viento de Venezuela unos días sopla hacia Colombia y producto de esto, llega gasolina de Venezuela a Colombia y la empresa de petróleo de ese país, la recoge y luego la comercializa. Parte de la gasolina que se "va a Colombia", se vende en estaciones de servicios del Estado colombiano. Esto es una invasión y un robo en complicidad con venezolanos y venezolanas, producto de esta invasión.

Otros días, los vientos de Venezuela soplan hacia a Aruba y Curazao y allá hacen casi la misma operación. Así tienen gasolina venezolana. Así puede entenderse esto que la gasolina se "va a Colombia, Aruba y Curazao"

No sé, pero de repente, la gasolina venezolana no la produce PDVSA o una empresa asociada con PDVSA. La produce una empresa privada que está en franca guerra económica con Venezuela y se la lleva para Colombia, Aruba y Curazao. Sacar 100 mil barriles diarios de gasolina que produce PDVSA y no un pelucón, es una guerra de IV y V generación bien simpática en la cual está implicado directamente funcionarios o funcionarias del gobierno.

Es exactamente como la muchacha que le dice a su mama que está embarazada del viento. Son 100 mil litros de gasolina, que según la propia versión de Eleazar Díaz Rangel, puede ser un poco más del 40% de la gasolina que se produce diariamente en Venezuela. Es un contrabando que no es de nadie, no es Juan, ni de Maduro, ni de PDVSA, ni las Fuerzas Armadas. Es del viento.

Es un producto esencial con un alto valor internacional y se "van a contrabando, Aruba y Curazao". Es un producto que sale de las operaciones de PDVSA y que no son tres litros diarios que alguien puede meterlos en tres botellitas y la pasa hacia Colombia, Aruba y Curazao. Eso es seguridad nacional y esto no puede ni explicarse ni escribirse así: "se van".

Cuando menos, uno calcula que detrás de ese "se van" hay todo un aparato compuesto por actores claves, posiblemente ubicados en los frentes políticos opuestos, pero que formaron una empresa mixta y están desangrando al país. Mientras estas "menudencias" se producen diariamente con 100 mil litros de gasolina, los discursos brabucones sobre la valentía de las fuerzas armadas se dejan oír ante una posible invasión de EEUU. Esta es la invasión que está funcionado con el concurso probablemente de militares socialistas y empresarios capitalistas asociados en una EPS o en una empresa mixta.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1734 veces.



Amaranta Rojas


Visite el perfil de Amaranta Rojas para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Amaranta Rojas

Amaranta Rojas

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a257605.htmlCd0NV CAC = Y co = US