A propósito de ser ciego

A clases con hambre

Por el hecho de vivir, el ser vivo se quema en una permanente combustión y es el alimento la sustancia que sostiene esa maquinaria en continuo funcionamiento. Cuando el organismo no puede obtener del medio las sustancias alimenticias necesarias para reparar el desgaste, está expuesto a la muerte (…) Al analizar las familias de niños desnutridos se encontró que las causas eran: salario muy bajo, mala distribución de ingreso, abandono precoz de la lactancia materna o ausencia de la misma, preparación deficiente de fórmulas lácteas y porcentaje alto de analfabetismo (…) se deduce que la desnutrición es un problema fundamentalmente social; depende de “la calidad de vida” que resulta afectada por los factores descritos: Pobreza y desnutrición marchan juntas.

 

Luis Beltrán Prieto Figueroa – El maestro como líder. Principios generales de la educación -

 

***

Que Héctor Rodríguez (abogado) y Elías Jaua (sociólogo) hayan pasado como ministros de educación, el primero entre 2014 y 2015, y el segundo como actual responsable de tan importante despacho ministerial,  sus designaciones revelan la ignorancia de colocar individuos para usurpar la función docente, es decir, es lo mismo de aquella máxima que se escuchaba en tiempos de la llamada cuarta república de otorgar “un carguito”,  aunque fuera de “maestro”, sólo que en este caso se hace desde lo más alto del poder, lo cual equivale a decir, que quien designa a sujetos ajenos al perfil educativo en ese ministerio, poco le importa el futuro de nuestro país.

Por ello, no es casual cuando Héctor Rodríguez, ahora gobernador del estado Miranda, dijo desempeñando las funciones de ministro de educación: "no es que vamos a sacar a la gente de la pobreza para llevarlas a la clase media y que pretendan ser escuálidos"¹, y más recientemente, lo propio ha hecho Elías Jaua cuando señaló: “Salarios de educadores se incrementó en un 900% en el 2017”². Y es que en ambas construcciones semánticas y sintácticas, sí algo dejan claro tanto Rodríguez como Jaua es que jamás han leído a Luis Beltrán Prieto Figueroa, el “Maestro de América”, y menos cuando éste se refería con lo fundamental que tenía que ser la alimentación para el proceso educativo, y por supuesto, para el desarrollo de nuestros niños, niñas y adolescentes, sin obviar que el educador no podía estar excluido de una adecuada ingesta calórica y proteínica.

En el caso de Rodríguez, su afirmación no pudo ser más infeliz, porque dejó en evidencia que siendo ministro de educación su rol estaba centrado en mantener al pueblo sumiso, es decir, aquel alto nivel de analfabetismo que indicaba Prieto Figueroa, y que necesariamente no se refería al no saber leer ni escribir, sino al no tener raciocinio, ni pensamiento crítico. Tales palabras establecieron la voluntad del contexto social que un gobierno a través de un operador político quería para su población. En ese entonces, Rodríguez siendo ministro de educación sólo le faltó decir que había que mantener al pueblo en niveles de pobreza, porque ello significaba citando el pensamiento de Bolívar: “Un pueblo ignorante es un instrumento ciego de su propia destrucción”; razón por la cual para el madurismo, la ignorancia del pueblo implica que ellos puedan eternizarse en el poder.

Por su parte, sobre Jaua, pudiéramos construir una novela sobre sus barbarismos públicos y privados en materia educativa. No sólo es un individuo que pluraliza el verbo haber³, lo cual ya demuestra la condición que tiene como analfabeta funcional (por ello le recomiendo la lectura de nuestro artículo)⁴, sino que al decir que los docentes recibimos incrementos salariales del 900% durante 2017, no sólo intenta denigrar sobre la condición mental de los docentes, al querer engañar al magisterio con una mentira del tamaño del universo, sino que además se burla de la difícil condición económica y social que viven los educadores, al punto que tuvieron que adelantar el pago de la primera quincena de enero 2018, ante el inminente ausentismo laboral que estaba pronosticado para el reinicio de clases, o sea, maestros y maestras que simplemente están viviendo como sus estudiantes en una nefasta “calidad de vida”, parafraseando a Prieto Figueroa, entre la desnutrición y la pobreza.

Este 8-1-2018, cuando se reinicie el año escolar habrá una gran parafernalia en cadena nacional mostrando con seguridad tres o cuatro planteles para ser  “inaugurados” y con un mal llamado Sistema de Alimentación Escolar (SAE) dizque funcionando, empleando a unos inocentes niños por una comida que sólo tendrá corte propagandístico, cuando la verdad está referida cuando aquella adolescente emplazó a Maduro al decirle que sus compañeros se estaban desmayando del hambre⁵,  y unos cuando “docentes” panegíricos,  quienes “agradecerán” hasta el “bono” de 500 mil bolívares para “uniformes” que otorgó el ministerio por la firma de “contrato colectivo”, cuando en la praxis con ese dinero no es posible comprarse ni siquiera un pantalón.

En los medios maduristas no veremos que muchos padres y representantes no enviarán a sus hijos por no tener qué comer, o falta de dinero, o porque las escuelas y liceos además que están destruidas en su infraestructura física ven como el programa de alimentación se convirtió en entelequia, o porque simplemente el transporte público ya no pasa por su barrio o pueblo. En el caso de los educadores, la mayoría de ellos lo hará por vocación y convicción de sus funciones, pero evaluando la posibilidad de emigrar en el corto plazo, o retirarse de tales labores para ejercer otras cosas, porque es sencillo, lo que hoy gana un docente, apenas le alcanza para comprar un kilo de carne, un pollo, o para un cartón de huevos. Esa es la dramática realidad que vivimos los educadores, los responsables de formar ciudadanos para el país.

A clases con hambre será la consigna este 2018. Tanto estudiantes, como docentes y trabajadores adscritos al ministerio de educación, saben que el hecho fundamental de nuestra sociedad está al borde de la muerte social y sólo hay un culpable: Maduro y su gobierno. A propósito de ser ciego. Quien tenga ojos que vea.  

***

¹ http://www.eluniversal.com/nacional-y-politica/140225/rodriguez-no-vamos-a-sacarlos-de-la-pobreza-para-que-se-vuelvan-escual

² http://reporteconfidencial.info/noticia/3307864/jaua-salarios-de-educadores-se-incremento-en-un-900-en-el-2017/

³ http://globovision.com/article/comision-constituyente-arribo-a-la-conferencia-episcopal-para-conversar-con-directiva-catolica

https://www.aporrea.org/ideologia/a246053.html

http://www.elmundo.es/internacional/2017/02/06/589891dce2704e5f4e8b45c3.html



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2531 veces.



Javier Antonio Vivas Santana

Lic. en Educación en las menciones de Ciencias Sociales y Lengua (UNA) Maestría en Educación mención Enseñanza del Castellano (UDO) Dr. en Educación (UPEL) Profesor de la Misión Sucre (2003 -2012)

 jvivassantana@gmail.com      @jvivassantana

Visite el perfil de Javier Antonio Vivas Santana para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Javier Antonio Vivas Santana

Javier Antonio Vivas Santana

Más artículos de este autor


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Actualidad


Revise artículos similares en la sección:
Economía



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a257513.htmlCd0NV CAC = Y co = US