Año Viejo en coma y Año Nuevo de cama

Se perdió la humildad, se perdió la vergüenza. El país clama por lo que siempre ha clamado: vivir en paz sin sueños opacos de amargura. Donde a la vista está que la triste realidad demuestra lo contrario en que vivimos buscando qué comer, y un gobierno ofreciendo y no cumple. Organizado de hiperinflación y embargado de valores y principios, en que lo cotidiano es quejarse de que vamos de mal en peor, ahogándonos en un mar de dificultades y bloqueados que tienen al venezolano -chavistas y marruñecos oposicionistas- por igual: cogiendo goteras de tiempo sin colador de coexistencia. Ensartados de dudas que no ven el camino que el gobierno tome que le solucione los problemas al grueso de la población, que sufre y padece de miserias: les ponen todos los artículos de primera necesidad, entre tantos otros, en un pedestal inalcanzable en esta República Bolivariana, que venía viento en popa persiguiendo y tratando de alcanzar una revolución bonita que, hasta se nos olvidó el lema: "tenemos Patria", y lo que tenemos ahora es el carné de la Patria, que ya por este año dejó de hacer milagros.

Y de la noche a la mañana llegó Maduro como chofer express con currículo apretado de servicios, que por órdenes de quien nos metió en este fuego cruzado que, no se descubre el enemigo dentro de la guerra económica con la que nos bañan de engaños todos los días desde, que Dios amanece sin picar la torta de la amistad que nos la ponen a todos de blablá, y los días pasan y se hacen cansónes, y nada que nos dé esperanza de por lo menos: "Préstame tu burra. ¿Te tumbó la burra? Vuélvete a parar". Y entonces, aunque corcovee, ni aunque te pateé. Palos con la burra, pero ni eso. No se levanta.

Meter preso a los revoltosos que faltaron a las leyes y que le escoñetaron la vida a otros, y que además se prestaron a sabotear y tratar de salir del gobierno nacional a encargo de otros gobiernos, y ahora sin ninguna justificación La Comisión de la Verdad de la ANC los mandó a soltar, sin tener acuerdo del diálogo emprendido como que tampoco es ejemplo de dignidad, sino más bien de terquedad de simpatismo envueltos en hojas de hayacas navideñas de olvídense sí se portan bien en lo adelante, y se tapan con amenazas lo que debe ser un acto de piedad democrática, y punto.

Hay un ambiente que parece como esperando órdenes que pueden ser de saqueos o, alteraciones por la no entrega de las bolsas clap. Aunque en Porlamar saquearon anoche un depósito de embutidos. ¿Será, que volveremos al pasado de agarrando a cómo sea? El ambiente está de a toque, porque de alegría y festejos, por allá jumea.

Lo más aconsejable es distraerse oyendo música que no deje resabios, por los menos: "Año Nuevo, vida nueva más alegres los días serán". Que entre quejas de maltratos, sin comida, ni ropa, ni hayacas, pero con mucha matraca, elecciones por montones con un pernil que subió y no bajó ni al pueblo llegó, que el horno sin gas se quedó, y hasta la cena del veinticuatro sin ron, ni ponche crema, ni vino pasita, ni café, ni papelón con lo caro que está todo el gobierno la botó de jonrón, y si acaso, un jugo de limón, pero Año Nuevo, aunque nos revire los ojos de tristeza, y los estrenos vendrán en enero cuando bajen de las nubes donde están, y menos mal que las mafias que devoran bebés -según, Javier Monagas- en EEUU, Israel y otras naciones del sionismo capitalista no han llegado a Venezuela.

Entonces con un Año Viejo en coma y un Año Nuevo de cama, las esperanzas de tocar el cielo con las manos son pocas que, aunque, truene o relampagueé, Maduro seguirá mandando y Diosdado Cabello con el mazo dando, y Cilia más entusiasmada por seguir siendo la primera combatiente y nosotros su ejército de voluntariosos servidores que para dónde nos tiren vamos que para atrás ni de vainas, que si Maduro quiere otra gallo cantará en el 2018 y, las uvas del tiempo a lo mejor nos las tragamos con gusto, aunque todavía están verdes, pero lo rojo rojito nos dará fuerza para seguir adelante aguantando que no hay mal eterno, que algún día será que seremos felices sin que Trump nos joda más.

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 798 veces.



Esteban Rojas


Visite el perfil de Esteban Rojas para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Esteban Rojas

Esteban Rojas

Más artículos de este autor



US mp N Y ab = '0' /actualidad/a256983.htmlCd0NV CAC = Y co = US